Las alfombras aportan calor y mejoran el aspecto de nuestro hogar. Ahora que se acerca el invierno, una alfombra te da la posibilidad de caminar descalzo/a encima de ella sin sentir el frío del suelo.

¿Tienes una alfombra en casa a la que tienes mucho cariño y no quieres cambiarla pero está empezando a estropearse? En este artículo te damos una serie de consejos y te explicamos cómo decidir si restauras tu vieja y querido tapete o si le dices adiós definitivamente y compras una nueva.

Cuándo restaurar: una alfombra que vale la pena salvar

Si estás pensando en llamar a un profesional de reparación de alfombras porque alguna de sus esquinas ya se empieza a doblar, aún puedes estar a tiempo de recuperar tu tapete. Si el material y el dibujo de la alfombra lo permite el profesional incluso puede sustituir directamente la parte dañada de lo tapete por una que sea adecuada a la misma.

alfombra

Si las zonas de más paso en la alfombra aún están en buen estado, no tienen manchas o olores, es recomendable reparar lo tapete. Dependiendo de lo que sea necesario realizar, el precio del profesional suele ser por hora e incluye el desplazamiento hasta la localización de la alfombra.

Ha llegado el momento de reemplazar lo tapete

Cualquier tipo de reparación o servicio que supere los 400€ es una cantidad significativa de dinero para realizar una reparación. Por esa cantidad de dinero es probable que puedas adquirir una alfombra similar a la que ya tienes, o incluso mejor si encuentras una buena oferta.

Si la alfombra está muy gastada en las áreas de mayor movimiento, no vale la pena intentar repararla, es necesario cambiarla por una nueva. Ni siquiera una limpieza profesional puede ayudar a reparar el desgaste realizado por el uso.

alfombra

El precio para sustituir lo tapete depende de tus necesidades, puede variar mucho dependiendo del material usado, marca y calidad. Existe la posibilidad de encargar una alfombra por metro cuadrado, hecha a medida del espacio en el cual la vas a utilizar.

Cómo prevenir que tu alfombra se estropee

Si tu tapete está doblado por los extremos, puede ser debido al calor extremo o a que en algún momento ha absorbido mucha agua. Normalmente  los animales domésticos son los principales enemigos de las alfombras. Además de causar olores permanentes, los animales domésticos pueden arañar tu tapete, rasgándolo y haciendo que se deshilache, perdiendo calidad, consistencia y empeorando su aspecto.

Aspira habitualmente lo tapete y una vez al año llévala a limpiar a una tintorería para que mantenga siempre su buen aspecto y no acumule polvo.

¿Quieres cambiar tu alfombra y dar un aire nuevo a tu hogar? Contacta con uno de nuestros diseñadores de interiores y te ayudará.

Follow my blog with Bloglovin