El batch cooking es un método muy útil que consiste en preparar las comidas de la semana con antelación. Esta práctica suele realizarse durante el fin de semana o durante el tiempo libre que se tenga disponible en los días laborables. Durante una sesión de batch cooking se cocinan las comidas necesarias para los próximas días y se refrigeran o congelan en tuppers para garantizar su conservación. De esta forma, están listas para ser consumidas al momento. 

El batch cooking es un hábito que ofrece muchas ventajas:

– Seguir una dieta sana y equilibrada: gracias a la previa planificación del menú semanal.

– Ahorrar tiempo: cocinar en una sesión todas las comidas puede ahorrarte muchas horas semanales en la cocina.

– Ahorrar dinero: un menú preparado con antelación ayuda a comprar solo lo que necesitas y reduce las comidas en restaurantes.

– Minimizar el desperdicio de alimentos: comprando y consumiendo de forma organizada evitarás que se pongan malos.

batch cooking

Batch cooking: empieza preparando una comida al día

Los hábitos nuevos pueden ser difíciles de implementar, especialmente si parecen muy ambiciosos. Por ello es mejor empezar poco a poco. Escoge una comida del día que sea conveniente preparar con antelación. ¿Quizás llegas tarde para cenar? ¿Te traes la comida a la oficina? ¿No tienes tiempo por las mañanas? Podrías comenzar por preparar los desayunos para tu semana.

Es importante empezar por una comida para la que verdaderamente no tienes tiempo. Ver enseguida lo útil que es tenerla ya preparada te motivará a continuar con este hábito y no desistir antes de tiempo.

Utensilios de calidad para cocinar

Para que cocinar sea un placer no necesitas ser un chef. Pero sí necesitas equipamiento que funcione correctamente, para que tus sesiones de batch cooking sean eficientes. Los utensilios deficientes o en malas condiciones van a entorpecer y alargar tus sesiones de cocina, generando frustración y haciéndote perder el tiempo que ibas a ahorrar con esta práctica.

No es necesario sustituir todo tu equipo con productos de la más alta gama, pero si renuevas aquellos utensilios que llevan tiempo fallándote, la cocina pasará a ser una práctica más agradable, rápida y eficiente.

batch cooking

Recipientes de calidad para guardar tus comidas

Los recipientes en los que guardas tus comidas son un punto importante a tener en cuenta. Mira qué tuppers tienes en tu despensa (si tienes) y evalúa en qué estado están. Quizás necesites comprar más unidades, ya que vas a preparar más comidas de las que usualmente preparas.

Un consejo: busca un tupper de calidad y compra varias unidades del mismo modelo. Esto te ahorrará tiempo juntando tapaderas con recipientes. Procura comprar tuppers de cristal, especialmente si vas a calentar la comida dentro del propio recipiente (por ejemplo, en el microondas de tu oficina).

Planea tu menú con antelación

Para facilitar tu sesión de batch cooking es importante que diseñes tu menú semanal. De esta forma tendrás más o menos controladas qué recetas debes cocinar y qué ingredientes necesitas comprar.

Un menú semanal entero puede ser un objetivo ambicioso para los y las principiantes. Puedes empezar planificando un par de desayunos o cenas, que puedes cocinar para comer en días alternos. Cocinando dos recetas de desayunos o cenas diferentes te dará un poco de variedad sin el agobio de preparar un menú completo. Una buena idea puede ser consultar a un o una nutricionista que te ayude a planificar estos menús semanales, de acuerdo con tus gustos y necesidades. Es mucho más importante que estas comidas tengan los nutrientes esenciales y que sean variadas para mantener una dieta saludable.

Cuando domines el batch cooking para una comida del día (por ejemplo, los desayunos), puedes aumentar tu menú semanal incorporando los almuerzos que necesites preparar con antelación. Aumenta el número de tuppers a tu ritmo.

batch cooking

Tus bases de batch cooking se verán sosas

Cocinar para muchos días implica que deberás cocinar en gran cantidad ciertas bases de cereales, como el arroz integral. Puede que te parezca poco apetecible ver esas cantidades de comida sin adornar, aliñar ni emplatar. La verdad es que las bases se ven feas sin decorar, ¡pero que eso no te desmotive!

Recuerda que esos alimentos tienen que mezclarse con el resto de ingredientes de tus recetas, salsas, aliños y demás técnicas culinarias, que convertirán tus tuppers en verdaderos manjares. Cuando abras la nevera recuerda que solo son las bases para tus recetas… ¡puedes hacerlas tan elaboradas y sabrosas como quieras!

batch cooking

Aprende con tus recetas favoritas

Por último, pero no menos importante, aprende a cocinar lo que te gusta. ¿De qué sirve saber cocinar si no disfrutas lo que te preparas?

Aprende a cocinar tus recetas favoritas, prueba ingredientes nuevos o exóticos (cúrcuma, jengibre, setas shiitake…) para darle nuevos sabores a tus recetas. Prueba combinaciones de ingredientes que no has probado aún. ¡La cocina no se hizo solo para preparar comida, sino para disfrutarla!

Al final, la intención del batch cooking es ayudarte a organizar tus comidas para que ahorres tiempo entre semana y puedas comer de forma saludable sin tener que darle muchas vueltas al asunto. No necesitas ser chef ni saberlo todo sobre tuppers. Si solo cocinas almuerzos con batch cooking, ¡pues que así sea! Lo más importante es poder utilizar este método tan útil de forma que se ajuste a tus necesidades y te haga la vida más fácil.

batch cooking