La convivencia con otras personas no es fácil, ni siquiera cuando es con los miembros de tu propia familia. Las diferentes edades, intereses, gustos, hábitos, horarios o formas de ser dificultan el equilibrio y la calma, por lo que siempre se pueden generar momentos en los que será necesario saber manejar los posibles conflictos y garantizar que los diferentes individuos que conforman la familia restablezcan las buenas relaciones o tengan objetivos comunes. 

Construir y mantener una buena dinámica familiar lleva tiempo y requiere paciencia y práctica. El coaching familiar intenta comprender las relaciones establecidas entre las diferentes partes, trata de ayudar con las dificultades que surgen a lo largo de las diferentes fases de la crianza y de crear empatía por parte de los progenitores en relación a las necesidades de los hijos e hijas, especialmente en la etapa de la adolescencia.

coaching familiar

¿En qué se diferencia el coaching familiar?

El coaching familiar comparte los mismos conceptos básicos que otros tipos de coaching: guiar a una persona desde el punto en que se encuentra hasta donde quiere realmente estar, pero en este caso en vez de dirigir a una única persona, se guía a toda una familia. Al igual que el coaching empresarial, que trabaja para reestructurar un equipo o asesorar al gestor o gestora del mismo sobre formas efectivas de comunicación, el coaching familiar aplica este enfoque en la esfera familiar. El objetivo es ayudar a descubrir cuáles son los problemas que existen en el ámbito familiar y qué cambios se pueden hacer para alcanzar una situación positiva y armoniosa para todos.

¿Cuándo podemos recurrir al coaching familiar como solución?

El coaching familiar trata de dar apoyo a padres y madres en la búsqueda de la mejor forma de educar y relacionarse con sus hijos e hijas, además de promover una comunicación más eficaz y honesta cuya base sea la confianza entre cada miembro del núcleo familiar. 

Un proceso de separación es uno de las situaciones habituales en que las parejas optan cada vez más en contar con este servicio, con el objetivo de, por un lado, minimizar los posibles daños y consecuencias para los hijos e hijas, y para, por otro, garantizar que exista una mayor comprensión y claridad a lo largo del proceso y en ambas direcciones.

Otras ocasiones en que se recomienda contar con la ayuda de este perfil profesional son aquellas que suponen afrontar nuevos desafíos parentales: la llegada de un nuevo miembro a la familia, un accidente o enfermedad en el seno familiar, el embarazo o la paternidad durante la adolescencia, el manejo de situaciones de estrés, el fracaso escolar, los procesos de comunicación ineficaces o la falta de disciplina, son algunos de los asuntos que se abordan en las sesiones de esta modalidad de coaching.

coaching familiar

¿De qué manera funciona una sesión de coaching familiar?

En las sesiones de coaching familiar, el o la coach define con cada familia los objetivos y el plan de acción que podrán seguir todos los miembros para alcanzarlos. Entre las principales metas a abordar desde un principio estarán: potenciar una serie de competencias de comunicación positiva, de valorización de las características de cada miembro, de respeto y de cooperación.

El plan de acción y las herramientas necesarias para resolver los problemas son descubiertas por los propios miembros de la familia, por lo que estas sesiones permiten crear un plan personalizado para cada caso. Para ello, el o la profesional dirige cada sesión a través de preguntas clave o de dinámicas más activas, como pequeños juegos o desafíos, en las que cada cual tendrá que pensar y reflexionar. Al cada cual encontrar sus propias soluciones, implementarlas será más fácil y, probablemente, más eficaz.

coaching familiar

En definitiva, el objetivo de las sesiones de coaching familiar es brindar a las familias las técnicas y herramientas precisas para resolver conflictos, llegar a compromisos y transformar las dinámicas familiares menos positivas en situaciones confortables para todas las personas implicadas.