¿Qué es el coaching?

El coaching es un proceso que se centra en solucionar problemas específicos o alcanzar objetivos concretos de una forma rápida y cuantificable. El o la coach será quien oriente y guíe al cliente o clienta desde su estado actual y punto de partida hasta el estado deseado y la meta definida.

Esta relación tiene que basarse en la confidencialidad, la honestidad y la responsabilidad. El principal propósito será superar desafíos, potenciar capacidades y mejorar la autoconfianza, a lo largo de un proceso estimulante y creativo, que inspira y maximiza el potencial profesional o personal de quien requiere este tipo de servicio.

Existen varios tipos de coaching y vamos a explicarte tres de ellos: el coaching personal, el coaching familiar y el coaching empresarial.

Coaching personal

Tal y como su nombre indica, esta rama del coaching tiene como objetivo una transformación a nivel personal. Este cambio puede ser tanto a nivel de estilo de vida y hábitos alimentícios, como a nivel de ansiedad, relaciones amorosas, estrés, gestión financiera o rendimiento deportivo, entre otras cosas. Son muchos los campos en que el coaching personal puede actuar.

Coaching personal

Lo esencial es definir las metas que se pretenden conseguir y alcanzarlas a lo largo del proceso. El papel del o de la coach es el de potenciar las capacidades de cada persona, ayudándole a encontrar en sí misma todas las respuestas y a introducir mejoras en su vida.

Adquirir y reforzar la autoconfianza, superar bloqueos, miedos y creencias, mejorar la comunicación y la asertividad, establecer metas y desarrollar la autoconciencia son algunas de las finalidades de un proceso de coaching personal.

Coaching familiar

A veces no es fácil mantener una dinámica familiar armoniosa. Hay alturas en las que es necesario enfrentar algunos conflictos y en que los diferentes miembros que constituyen la familia no están en sintonía, habiendo disputas o interpretaciones erróneas entre hermanos, padres, madres e hijos.

coaching familiar

A través del coaching familiar, el o la coach define junto a la familia los objetivos y el plano de acción para todos los miembros, con el fin de potenciar una serie de competencias de comunicación positiva, de valorización de las características de cada uno, de respeto y de cooperación.

En este tipo de sesiones, el plan de acción y las herramientas necesarias para la resolución del problema son descubiertas por los propios miembros de la familia. O sea, el o la profesional dirige la sesión a través de preguntas significativas (o de dinámicas más activas, como pequeños juegos o desafíos), en las que cada cual tendrás que pensar y reflexionar. Al encontrar cada uno sus propias soluciones, la implementación de las mismas será más fácil y, probablemente, más eficaz.

Coaching empresarial

Los servicios de coaching no se limitan al ámbito de la vida privada. Otra modalidad de coaching está directamente relacionada con el ecosistema laboral. Los medios empresariales y los mercados más exigentes están en constante cambio, y los diferentes miembros de una organización o empresa deben enfrentarse a altos niveles de presión.

A esto ha de sumarse que no es fácil gestionar las relaciones y garantizar una comunicación eficiente dentro de la propia entidad, visto que cada persona tiene sus propias necesidades, características, habilidades y debilidades.

coaching empresarial

El coaching empresarial pretende promover el éxito de la organización a todos los niveles. El o la coach dirige las sesiones a través de procesos que promueven y establecen cambios en los pensamientos, actitudes y comportamientos, alineándolos para alcanzar el éxito pretendido. Normalmente, para conseguirlo, el o la profesional no solo dinamiza las sesiones a través del discurso, sino que también recurre a preguntas y ejercicios prácticos de brainstorming, mapas mentales e interpretación de imágenes.

A partir de aquí, el foco estará en encontrar soluciones y establecer estrategias adaptadas a las necesidades de cada persona, con el objetivo de mejorar las competencias que estas no tienen tan desarrolladas y de potenciar todo aquello que, de forma natural, pueden ofrecer.

Un servicio de coaching puede ser una excelente orientación para las más diversas áreas. La finalidad será siempre implementar cambios, potenciar las capacidades individuales y/o colectivas y destruir las barreras que puedan existir, a través de herramientas que la propia persona define a lo largo de las sesiones. Un buen o una buena coach puede ser clave para que conozcas la mejor versión de ti mismo.