constructora
Consejos,  Hogar

Cómo escoger una constructora o empresa de reformas

En el momento de escoger una constructora o una empresa de reformas, sea cual sea, existen varios factores que deben ser considerados. Normalmente no se trata de una decisión fácil, pero si se planifica todo con el debido cuidado, se evitarán los percances. Estas son nuestras sugerencias para que todo vaya conforme lo planeado. 

1. Comienza por definir tu presupuesto máximo

A la hora de contratar este tipo de servicios más complejos, es esencial que definas tu techo económico o presupuesto máximo. Ten en cuenta que se podrán dar en varias ocasiones complicaciones que atrasen la obra (lo que puede aumentar las horas de trabajo y, por tanto, los costes asociados) e incremente su valor.

Cuenta también con que puede haber material que tenga que ser cambiado porque no se adecue a las necesidades o no se ajuste a tus expectativas, o que puede ser necesario material extra. Por tanto, define el presupuesto teniendo en cuenta dichos imprevistos, porque ¡ciertamente van a surgir!

2. Documentos, certificados y seguros de la constructora

No decidas en el primer contacto. Analiza bien los perfiles y la experiencia de las empresas de construcción. Verifica también la documentación, si tiene todos los seguros en orden y las licencias de construcción necesarias. Certifica que los trabajadores y trabajadoras tienen un seguro de accidentes de trabajo.

Estos son puntos importantes para realizar el trabajo con todas las garantías.

3. Época del año

No es casualidad que la mayor parte de las obras y construcciones sean realizadas en los meses en las que las temperaturas son más templadas. Hacer las obras en invierno es más complicado. Por un lado, las condiciones exteriores para los trabajadores y trabajadoras son peores, y, por otro, todo lo que implique el secado de los materiales es imposible ser realizado en periodos de lluvia, ya que puede comprometer los resultados.

Por ello, ten en cuenta este factor y, según cuáles sean los requisitos de tu obra, espera a realizarla en el periodo primaveral. De cualquier modo, considerando que es una época de mayor demanda, garantiza con antecedencia la disponibilidad de la empresa para realizar el trabajo. 

empresas construcción

4. Precio de la obra

A la hora de escoger constructora, lo más probable es que tu factor de referencia sea el precio. No obstante, acuérdate que lo económico puede no ser sinónimo de calidad. Claro que existen siempre excepciones a la regla, pero lo más probable es que implique tener que hacer reparaciones y mejoras antes de lo normal. 

De cualquier forma, hay que ser realista y aceptar que hay una serie de gastos mínimos necesarios y que este tipo de proyectos parten de un presupuesto medio alto.

5. Ubicación de la constructora

Otro factor a tener en consideración cuando escojas una empresa de construcción debe ser su ubicación, ya que si la distancia de desplazamiento fuera mayor, los costes y la disponibilidad se pueden ver afectados. 

6. Disponibilidad de la empresa de construcción

Tener que esperar a que la empresa esté disponible puede retrasar demasiado la realización de la obra y, a su vez, eso significar gastos extras. Para evitar que esto ocurra, opta por dar prioridad a empresas de construcción que estén disponibles para trabajar en tu proyecto o que puedan comprometerse con una fecha concreta. 

empresa construcción

Como se puede verificar, elegir constructoras o empresas de reformas, ya sea para una reforma o para una nueva obra, exige considerar ciertos parámetros. Por ello, antes de tomar una decisión, infórmate bien sobre varias alternativas del mercado para evitar futuros inconvenientes. En plataformas como Zaask puedes recibir varias propuestas de presupuestos de diferentes profesionales, ver sus porfolios y consultar los comentarios de clientes y clientas que ya hayan contado con sus servicios. De esta forma, podrás comparar opciones e identificar cuál es la opción más adecuada para dar inicio a tu proyecto de construcción.

Para ello, comienza por realizar un pedido de forma gratuita, en el que facilitas la información principal sobre tu proyecto. A seguir, serás contactado por las empresas que estén disponibles en tu zona para darte presupuestos personalizados. ¡Manos a la obra!