Las paredes de una casa pierden el sentido si no se decoran con cuadros, espejos, cabezas de animales, matrículas de coches o aquello que te guste y quieras colocar en la pared. El asunto es que las paredes de una casa no pueden quedar desnudas, pues lo único que denotarán es vacío, e incluso tú mismo acabarás por sentirte extraño en una casa que no está repleta de cosas que te gusten.

Son muchas las opciones para las paredes de tu casa, aunque sin duda los cuadros son la elección más habitual, además de que la variedad es muy amplia y cambia dependiendo de la persona y sus gustos. Por otra parte, elegir cuadros modernos para tu salón no tiene por qué ser excesivamente caro, sino que en muchas ocasiones son muy baratos, o incluso tú mismo puedes fabricar tus propios cuadros con algunos materiales baratos y sencillos.

 

Entonces, ¿quieres conocer algunas formas de conseguir cuadros baratos para tu casa? Desde Zaask te vamos a dar algunas directrices para que cuelgues en tus paredes cuadros baratos:

  • Un marco y pinzas de la ropa para tus fotos: lo único que deberás hacer es hacerte con un gran marco y colgarle pequeñas cuerdas en las que colgar fotografías con pinzas de la ropa. Por supuesto, optar por pinzas de madera y por una cuerda estilo soga puede darle un toque vintage muy interesante.
  • Transforma un cajón en un cuadro: una estupenda idea para tener cuadros baratos es optar por colocar en la pared un cajón que previamente hayas pintado y en el que hayas dibujado algo que te guste.

decorar8

  • Siluetas: la idea es recortar la silueta de un animal, de ti mismo o de tus hijos (para ello necesitarás un programa de retoque fotográfico con el que conseguir tal silueta) y pegarla sobre un fondo llamativo para después colocarlo en un marco cualquiera que compres.
  • Vinilos decorativos: en esa ocasión no necesitamos cuadros como tal, sino que se trata de comprar vinilos y pegarlos a la pared. Sin embargo, puedes ir más allá y hacerles un marco con cinta aislante para dar la sensación de que son realmente cuadros.
  • Pasta para tus cuadros: una forma original de contar con cuadros baratos es, sobre todo si eres un amante de la cocina, elegir diferentes tipos de pasta, pegarlos sobre un cuadro cualquiera que compras (al que deberás quitarle el cristal) y escribir el nombre de una manera elegante bajo ellos. Unos cuadros baratos y originales, ¿verdad?
  • Imprime tus mejores fotos: un cuadro no tiene por qué ser exclusivamente pintado, sino que pueden ser ilustraciones, fotos, láminas, etc. En definitiva, una manera de conseguir cuadros baratos es imprimir (eso sí, asegúrate de que la calidad sea la máxima, sino quedarán deslucidos) tus mejores fotos o ilustraciones (hechas por ti mismo o compradas a algún artista), ponerles un marco y colgarlas en la pared.

decorar

  • ¡Pinta tus cuadros!: pues no hay mejor solución para conseguir cuadros baratos que pintarlos tú mismo. Saca el artista que hay en ti y luce tu arte en la pared. Además, tan solo tendrás que comprar los materiales; es decir, el lienzo en blanco y las pinturas (aunque si ya lo haces habitualmente seguro los tendrás por casa).

Como ves, tener cuadros baratos en tu casa no es una tarea difícil, pues en muchas ocasiones no es necesario gastarse una gran cantidad de dinero en un cuadro, además de que construirlo puede llegar a ser una tarea divertida y creativa y seguro te sentirás orgulloso de que tus creaciones luzcan en las paredes de tu casa.

¿Quieres saber más sobre cómo conseguir cuadros baratos para tu hogar? ¿Quieres consultar a un experto que te asesore sobre decoración? Entonces no dudes en solicitar la ayuda de los mejores profesionales en decoración en Zaask.