Los salones son unas de las piezas fundamentales en las viviendas, ya que, además de por su tamaño, suelen concentrar gran parte de la vida y actividades del hogar. Por este motivo, la decoración de los salones es algo que suele centrar nuestras preocupaciones a la hora de elegir el estilo de los muebles y demás elementos en esta parte de la casa. Si quieres estar a la última en lo que a decoración de salones se refiere, y darle un toque actual a tu salón, sigue leyendo, porque a continuación te daremos los mejores consejos y te contaremos las últimas tendencias de decoración de salones de este 2016.

decoración de salones

Cómo decorar tu salón a la última

No se puede decir que este año haya traído novedades radicales con respecto a la decoración de salones de las temporadas anteriores. De todas maneras, las modas siguen avanzando, aunque sea lentamente, y podemos dar unas breves notas sobre lo que tienes que hacer para que la decoración de tu salón esté a la última.

Para empezar, los elementos más importantes del salón, como pueden ser los muebles principales y las paredes, han de presentar colores neutros. Como es natural de este modo, se favorece la sensación de amplitud y luminosidad, además de proponer un estilo elegante, y también nos aseguramos de no faltar a lo que se supone serán las tendencias de las próximas temporadas.

Sobre colores concretos, dependerá un poco de la luz natural y del tamaño del que disponga el salón. Las propuestas más mayoritarias en decoración de salones suelen incidir en los colores grises, siendo tonalidades más claras si la luz es menor, y pudiendo permitir algún color más oscuro si hay más luminosidad. Otros colores como los blancos, los marrones o, incluso, azules y verdes pueden ser ideales para completar y dar un poco más de vitalidad al salón. Y, en cuanto a otros elementos como los cojines o las alfombras, los estampados que mejor quedarán son aquellos que jueguen con formas geométricas, sin profundizar demasiado en la elaboración, ni en diseños complicados.

En cuanto al estilo de decoración, sí que puede haber alguna diferencia más con respecto a los años pasados. Sin diferenciarse tanto en los colores y tonos, la moda ahora se inclina más a estilos naturales, dejando de lado ese aspecto industrial y restaurado de años anteriores. Esto no quiere decir que haya que dejar de lado lo vintage, pero sí cambiar el estilo de éste, y seguir combinándolo con elementos modernos que favorezcan el contraste.

Por este cambio en el estilo, tal vez nos interese adentrarnos más en esos tonos marrones que comentábamos antes y, del mismo modo, jugar con la luz a la hora de elegir el color concreto. Tampoco iremos desencaminados si tendemos hacia lo nórdico, más centrado en las maderas y los colores claros naturales, siempre respetando el estilo que ya tengamos si solo lo queremos modificar y actualizar. Lo que no cambia es la predominancia de las líneas puras y rectas, ya que son mucho más fáciles de conjugar para conseguir ese sentido de amplitud y de espacios diáfanos, además de proporcionar una imagen de orden y elegancia que, con otros elementos más orgánicos, es más complicada de alcanzar.

En cuanto a los materiales y a los pequeños detalles, sigue creciendo la tendencia de lo natural y eco-friendly, por lo que lo recomendable es optar por telas naturales como el algodón, la seda o el lino, y también jugar con algún toque metálico o dorado en los elementos secundarios.

Con estos pequeños apuntes sobre decoración de salones, que seguro que puedes aplicar fácilmente a tu estancia favorita, conseguirás estar a la última en términos de estilo y mobiliario, y encandilar a tus visitas mientras consigues un habitáculo cómodo y práctico.

Si quieres renovar tu salón o tu sala de estar, no dudes en solicitar la ayuda de los mejores decoradores de interiores en Zaask.