Reformar una habitación completa o una parte de tu vivienda como la cocina puede implicar cambiar la instalación de componentes eléctricos, realizar el montaje de muebles y electrodomésticos… En una habitación o sala de estudio, las prioridades suelen ser el suelo y las paredes. A pesar de todo el trabajo que implica, ¡es posible reformar un espacio sin grandes complicaciones!

Reformar una habitación: lista de prioridades

El primer paso es establecer una lista de prioridades. ¿Cuál es el cambio más necesario? ¿Cuál es el presupuesto del que dispones? ¿Cuál es tu margen de maniobra? Es importante tener en cuenta que si contratas a una empresa, durante la obra pueden surgir imprevistos y, aunque tengas un presupuesto cerrado, el mismo puede sufrir modificaciones en función de cómo se desarrolle el trabajo.

Reformar una habitación

Imovirtual

Si los cambios que quieres realizar en alguna de las estancias de tu hogar no son de gran envergadura, puedes animarte y tratar de realizarlos personalmente, con la colaboración de alguna persona de tu entorno para no estar con la obra a vueltas demasiado tiempo. Por ejemplo, si quieres simplemente reparar las paredes de una habitación y pintarlas, puedes comprar directamente los materiales, dejándote asesorar por el personal del comercio donde los adquieras, y recurrir a tu entorno para tratar de realizar el arreglo durante un fin de semana.

Realizar estos arreglos por tu cuenta tiene un coste más bajo que si recurres a la contratación de una empresa. El coste de los materiales tiene un gran peso en el valor total. Es importante pensar a medio y largo plazo, escogiendo materiales de buena calidad para no tener que realizar de nuevo la obra solamente un par de años después de haberla finalizado. Otro aspecto a tener en cuenta es que los materiales tengan un mantenimiento fácil y asequible.

Reformar una habitación

Imovirtual

Reformar una habitación completa 

Si vas a contratar una empresa porque tienes que reformar varias estancias al mismo tiempo, es posible que puedan ofrecerte un presupuesto más ajustado, ya que normalmente se aprovechan los materiales de una habitación a otra y al comprar más cantidad es posible abaratar costes. Otra ventaja es que al realizar todos los cambios al mismo momento, el resultado final será más coherente, lo que hará que tengas un hogar más equilibrado.

Si decides contratar a una empresa de reformas, podrá realizar contigo un plan de acción y definir prioridades, lo que te ayudará a economizar los costes. Será más económico contratar a una empresa que dispone de la posibilidad de realizar diferentes servicios (pintura, electricidad, fontanería… ) que contratar a estos profesionales por separado.

Reformar una habitación

Imovirtual

Por último, si deseas dar un aire nuevo a tu vivienda sin realizar grandes cambios en la estructura de la misma, hay opciones que no implican grandes obras: pintar los muebles de la cocina, cambiar los grifos del baño y los tiradores de los muebles, redefinir el estilo de la decoración de las habitaciones… En estos casos, el asesoramiento de un decorador o decoradora de interiores, podrá ser el factor clave que defina el éxito de los cambios realizados.