decoración de Halloween

No se puede negar que Halloween ya forma parte de nuestras fiestas y celebraciones cuando se adentra el otoño. Los niños se disfrazan, van a la caza de caramelos y golosinas y, en la tele, las películas de miedo son las protagonistas. En tal ambiente, ¿quién no quiere organizar una fiesta con una buena decoración de Halloween?

Y es que durante esos días, es más habitual recibir visitas, y acoger a los amigos y familiares para disfrutar de unos momentos en compañía. Así que, si estás pensando en ambientar tu salón acorde a estas fechas, sigue leyendo, porque te vamos a dar los consejos y trucos clave para tener la mejor decoración de Halloween de todos tus amigos.

Da una bienvenida de Halloween a tus invitados

Si quieres tener una decoración digna de Halloween, lo mejor de todo es ir aclimatando a tus invitados, y eso se hace con una bienvenida terrorífica. Así que ponte a decorar la puerta de tu casa e, incluso, el felpudo. Puedes colocar algún adorno o elemento en la puerta con motivos de Halloween.

Ya sabes, brujas, calabazas, fantasmas, calaveras… Y esto lo puedes hacer muy fácilmente con un poco de maña, imaginación y, también con muy poco dinero. Unas cartulinas, unas tijeras y unos rotuladores pueden ser la base de tus materiales para ir ambientando la entrada de tu casa.

decoración de Halloween

Elementos de decoración de Halloween en el interior de tu casa

En la entrada de tu casa, y en los espacios donde quieras decorar al estilo más tenebroso de Halloween, las posibilidades aumentan. Por supuesto, hay un montón de opciones en tiendas y comercios que, con muy poco dinero, te ayudan. Pero también puedes currártelo un poco más y exprimir tu creatividad para fabricar tus propios adornos y elementos de decoración.

Un básico en este sentido son los globos. Además de los que venden ya dedicados a esta temática, también puedes utilizar unos globos normales y, con la ayuda de un rotulador gordo, dibujar motivos y rostros tétricos en ellos. Además, los globos son muy fáciles de colocar en cualquier sitio y, con un poco de maña, serás capaz de hacer que floten por el salón y el pasillo como si fueran fantasmas de verdad.

Hay otros elementos más caseros que también te pueden servir para ambientar las estancias. Con unas cartulinas, vendas, papel higiénico y con bolsas de basura puedes lograr auténticos espeluznos, como murciélagos, arañas con sus telarañas o momias.

 Iluminación y colores, las claves de la decoración de Halloween

Al igual que las Navidades tienen como protagonista el color rojo y los tonos brillantes, en Halloween hay unas tonalidades características. En este caso, sobre todo, son el naranja y el negro. Una buena combinación de estos dos colores te servirá como buena base para tu decoración de Halloween. También puedes complementar con otros elementos de color verde y blanco, siempre identificándolos con cosas tétricas, como brujas, momias, telarañas, fantasmas, etc. Cualquier excusa de éstas para dar miedo funcionará de manera estupenda.

Y, en lo que se refiere a la iluminación, no podía ser de otra manera. En Halloween gustan más los ambientes tenebrosos y oscuros, así que lo ideal para iluminar es utilizar velas y prescindir de las luces más potentes y claras de la casa. Las velas son un recurso barato y muy habitual, y resultan perfectas.

Pero si unas simples velas te parecen insuficientes para crear ese clima, puedes ayudarte de unos pequeños vasos de plástico, mejor si son de los colores clásicos de Halloween, y dibujar en ellos los motivos y rostros más tétricos que se te ocurran. Eso sí, recuerda siempre hacer algún agujero pequeño para que las velas no se apaguen pronto.

Con estas pequeñas ideas y trucos, conseguirás una decoración de Halloween tétrica y tenebrosa, que hará las delicias de tus invitados y que, además de resultar económica, también supondrá un bonito divertimento para ti y los tuyos durante la preparación.

Si quieres renovar tu salón o tu sala de estar, no dudes en solicitar la ayuda de los mejores decoradores de interiores en Zaask.