tuberías
Hogar

¿Qué tipo de tuberías se recomienda instalar?

Las tuberías son una parte esencial de cualquier tipo de construcción y, por lo tanto, una pieza fundamental a la hora de planificar la construcción o reforma de tu vivienda o local comercial. Estas cumplen diferentes funciones y transportan varios tipos de elementos a diferentes temperaturas, por lo que es primordial dar en la tecla a la hora de elegir el material adecuado según el objetivo o las circunstancias. 

En primer lugar, es vital que tengas en cuenta las siguientes sugerencias: 

  • Realiza una consulta profesional: en proyectos de fontanería es de suma importancia conocer la opinión de un experto o una experta en la materia, ya que una persona idónea sabrá indicarte de qué manera debes abordar el proyecto. 
  • Define qué tipo de instalación prefieres: ten en cuenta que la instalación de tuberías puede ser interna o aérea. La instalación interna es el tipo de instalación tradicional con las tuberías empotradas en la pared. En cambio, la instalación aérea las deja a la vista y es una excelente solución en caso de que no desees romper la pared. Además, las tuberías aéreas permiten detectar fallas o pérdidas en el sistema sin mayores dificultades.
  • Material: existen tuberías de metal y tuberías de plástico, que a su vez se comercializan de diversos modos. El material escogido dependerá del presupuesto y de las necesidades que deban satisfacerse.

Tuberías de metal 

  • Cobre: las tuberías de cobre son las más utilizadas, tanto por su coste como por su flexibilidad y durabilidad. Además, resisten altas temperaturas sin deformarse, por lo que son la opción perfecta para el transporte de agua potable y de gas. El cobre también es un material sumamente resistente a la contaminación, al fuego y a los rayos ultravioleta, lo cual implica que es un material muy seguro. 
  • Acero inoxidable: son adecuadas para instalaciones cerca de la playa ya que este material no se corroe al tener contacto con la sal marina. Por otra parte, las tuberías de acero inoxidable son ideales para transportar agua, de fácil instalación y muy higiénicas. 
  • Galvanizadas: las tuberías galvanizadas impiden que el metal se oxide o se corrompa rápidamente. Además, son fáciles de mantener.

Tuberías de plástico

Estas son livianas, de fácil instalación y larga duración. Suelen utilizarse para transportar fluidos, aunque sus usos son múltiples. Existen diferentes tipos de plásticos:

  • PVC a presión:se utilizan para transportar agua a alta presión. El PVC soporta temperaturas de hasta 60°. Debido a sus cualidades de maleabilidad, puede ser el material adecuado para instalar en los sistemas de filtración de tu piscina. 
  • Polietileno reticulado: este material es capaz de soportar elevadas temperaturas, por lo que se utiliza para calderas y sistemas de calefacción. También son muy resistentes a la corrosión generada por productos químicos. 
  • Polietileno de alta densidad: las tuberías construidas a partir de este material son utilizadas para transportar agua a gran cantidad de presión y generalmente se emplean en edificios.

Independientemente de qué tipo elijas, ten en cuenta que es importante recolectar información de diversos proveedores para poder comparar presupuestos. Además, es recomendable que los y las profesionales del sector visiten las instalaciones para asesorarte con exactitud sobre el tipo de tuberías que deberías instalar en tu proyecto. En plataformas como Zaask, puedes hacer un pedido de servicio gratuito y recibir el contacto de hasta 5 empresas o profesionales del sector, que estén disponibles en tu zona. Tras evaluar el pedido, podrán darte precios personalizados y así elegir al más adecuado.