Guía para comenzar un negocio

Voy a abrir un negocio, ¿por dónde empiezo?

El perfil empresarial del país siempre se ha caracterizado por la convivencia de un elevado número de pequeñas y medianas empresas, a las que se suman los y las profesionales freelancers, es decir, quienes comúnmente se han conocido como autónomos y autónomas. Las tendencias, tanto a nivel nacional como internacional, apuntan a un crecimiento exponencial de emprendedores y emprendedoras, quienes se embarcarán en el obstinado proyecto de abrir un negocio.

Esto puede implicar a priori las desventajas de haber una mayor competencia dentro de cada sector y la necesidad de invertir en la calidad del proyecto. Pero también supone ventajas en lo que se refiere a la multiplicación de soluciones en las diferentes áreas que orbitan el funcionamiento empresarial, adaptadas además a PYMES y personas autónomas.

Habrá quien piense que esto de ser empresario o empresaria está reservado a personas con perfiles o estudios determinados, pero lo cierto es que lo único que se necesita para comenzar es tener una buena idea de negocio o un servicio/producto de calidad que ofrecer al mercado. Otra cosa diferente es encontrar la forma de materializarlo, es decir, crear la estructura necesaria para poner el negocio a funcionar. Y son tantas las áreas y disciplinas que se entrecruzan en esta labor, que resulta prácticamente imposible que una única persona se encargue de todos y cada uno de los aspectos que envuelve tener un negocio.

Desmitificada esta popular idea, el primer paso para abrir un negocio es reconocer nuestras capacidades, conocimientos y competencias, es decir, identificar cuáles son las responsabilidades y el papel que conseguimos regentar dentro de nuestro negocio. De esta forma, y habiendo desarrollado un Plan de Empresa, seremos capaces de determinar qué otras tareas se deben garantizar para el correcto funcionamiento del mismo, qué competencias tendrán que ser cubiertas por otros perfiles profesionales o empresas, y/o qué tipo de estructura empresarial será más rentable, factible y productiva.

La creación o estimulación de un negocio no es un trayecto lineal, sino un proceso lleno de cambios, adaptaciones, aprendizajes y experiencias, que requieren no obstante una planificación tan rigurosa como flexible. Es decir, solo teniendo claro una visión a corto, medio y largo plazo, será posible sortear las dificultades y tomar medidas que permitan adaptarse a las circunstancias o imprevistos de la mejor forma posible, sin por ello perder el foco. En términos prácticos, esto puede significar, por ejemplo, analizar y definir las diferentes fases de inversión, cada una de las cuales puede enfocarse en diferentes aspectos del negocio, como puede ser el acondicionamiento de un espacio para su desarrollo, la creación de una marca o la apuesta en el marketing digital.

En Zaask hemos pensado que podía serte útil conocer más en profundidad los servicios relacionados con la abertura, el desarrollo o el impulso de un negocio. En esta guía podrás saber más sobre las competencias de las distintas áreas profesionales, los precios medios de sus servicios, algunos consejos a considerar en la contratación o ejemplos que pueden inspirarte en tu nuevo proyecto empresarial.

menu
Ver todos los capítulos
keyboard_arrow_up
CAPÍTULO 26

La administración

Las tareas de administración y gestión son fundamentales, o sea, las que hay que garantizar en primer lugar. Desde asegurar que todos los documentos y cuentas están al día, hasta comprobar que cumplen con la legislación, plazos o requisitos establecidos, profesionales con competencias en administración, contabilidad o legislación, te evitarán errores que acaban por salir caros, te ahorrarán mucho tiempo de trabajo y te asesorarán de forma personalizada para que el negocio funcione en este sentido. Algunos servicios, como la consultoría o la asesoría legal, pueden ser meramente puntuales, así como otros como la contabilidad pueden requerir de una continuidad. No obstante, sus contrataciones pueden adaptarse y realizarse conforme a las necesidades de la empresa en cuestión.

Contabilidad

La contabilidad hace referencia a todos los aspectos relacionados con la gestión de la actividad financiera y patrimonial, es decir, es el área responsable de las operaciones económicas de cualquier negocio. Se encarga por tanto de definir e implementar sistemas de control sobre los flujos de capital y de recursos, de forma que se garantice la funcionalidad, legalidad y rentabilidad de la empresa. Algunos aspectos interesantes a conocer son:

Tipos

Pueden distinguirse varios tipos de contabilidad según el abordaje y finalidad, como son: la administrativa (no es obligatoria ni está reglada, siendo su objetivo es generar informes internos que sirvan para evaluar el desarrollo de la entidad y tomar decisiones), la financiera (recopila, registra, clasifica e informa sobre las operaciones monetarias, facilitando información de la situación patrimonial y permitiendo su comunicación a terceros, como inversores o entidades públicas), la fiscal (está regulada por normativas estatales, por lo que los informes han de ser preparados y presentados en consonancia a estos criterios fiscales establecidos), la de costes (se centra en controlar, analizar y optimizar los costes asociados al desarrollo de la actividad económica en cuestión de la compañía) y la gerencial (se encarga de recopilar información sobre la economía de la empresa con mayor profundidad, considerando tanto el histórico financiero como la situación actual o el contexto mercantil, sirviendo como herramienta de control y predicción para la planificación estratégica).

Responsabilidades

Las responsabilidades de los y las profesionales de la contabilidad pueden variar según el tipo de contabilidad pretendida y el nivel de gestión exigida. No obstante, pueden identificarse cinco responsabilidades esenciales de la contabilidad que cualquier empresa necesita garantizar: diseñar el Plan General de Contabilidad (PGC, una guía definida a nivel estatal) o el Plan General de Contabilidad para PYMES (no siendo obligatorio en este segundo caso), controlar los libros contables, preparar el cierre del ejercicio, tratar de las obligaciones registrales y preparar los impuestos.

Criterios

Existen en esta área los llamados principios contables, unas normas básicas obligatorias que deben considerarse en la realización de la contabilidad para que esta exprese la imagen fiel del patrimonio, de la situación financiera y de los resultados de la entidad. Se recogen en el mencionado Plan General de Contabilidad (PGC) y son: empresa en funcionamiento, devengo, uniformidad, prudencia, no compensación e importancia relativa.

Precio medio para contabilidad

50€ - 350
50
350


Por lo general, contratar un servicio de contabilidad a título unipersonal o para empresas puede costar entre 50 €/mes y 350 €/mes, calculándose el precio medio en 95 €/mes, aproximadamente. Los parámetros considerados para tarifar la contratación son los siguientes:

1. Tipo de tarifa

Según el tipo de contabilidad pretendida, las tareas que se requiere cubrir o la frecuencia del servicio, las tarifas de los y las contables pueden establecerse en tarifas horarias o mensuales, siendo también posible fijar un precio por proyecto cuando se trata de pedidos puntuales. Conviene definir las necesidades previamente para poder evaluar la mejor propuesta económica, así como solicitar información sobre formas de cobrar posibles imprevistos o de ampliar las funciones cuando sea necesario.

2. Asientos contables

Los asientos contables son registros de los movimientos económicos de la entidad, como serían los cobros o compras, las transacciones y otros intercambios que modifican el patrimonio. Estas anotaciones incluyen información relevante como: descriptivo, fecha, importe o intervinientes; y no se cobran por tipo sino por cantidad. A modo orientativo, las empresas que requieran menos de 50 asientos mensuales pueden pagar 100 € y las que requieren más de 200 asientos mensuales llegar a los 250 €. Para autónomos y autónomas, suelen practicarse precios más bajos: menos de 50 asientos al mes puede costar entre 50 y 60 €/mes, hasta 100 entre 80 y 90 €/mes, hasta 150 entre 100 y 120 €/mes, y de 150 a 200 asientos cuesta entre 120 y 150 €/mes.

3. Cuentas anuales

Este servicio suele contratarse y cobrarse de manera puntual, ya que se realiza cada 12 meses. Prácticamente solo quedan exentos de esta responsabilidad los empresarios y empresarias individuales, siendo obligatorio seguir los modelos establecidos y los plazos estipulados (3 meses a partir del cierre del ejercicio). Será necesario presentar en el Registro Mercantil las cuentas anuales, el informe de gestión y la propuesta de aplicación del resultado, firmados por las personas administradoras de la entidad. Según la dimensión de la empresa, el precio de este servicio suele oscilar entre 150 y 250 €, sin contar con los costes registrales, que se calculan en aproximadamente 75 €.

4. Constitución de sociedades

Es posible contratar profesionales contables para realizar el proceso de constitución de empresas, un servicio cuyo valor puede rondar los 150 €, sin incluir los gastos registrales y/o notariales. No obstante, también es posible encontrar profesionales y empresas de contabilidad que se encargan de este proceso gratuitamente si se contratan sus servicios durante un periodo determinado.

5. Contratos laborales

Debido al trabajo asociado a la gestión de las contrataciones, los servicios relacionados con este fin suelen cobrarse de forma unitaria y según lo pretendido. De esta forma, puede calcularse un precio de entre 10 y 19 € por nómina, 10 € por modificación o entre 30 y 50 € por hacer un finiquito.

6. Declaración de renta

Anualmente también se realiza la declaración de la renta, una tarea cuyo valor habitualmente puede oscilar entre 30 y 100 €. La variación del presupuesto suele depender del nivel de complejidad: un servicio básico comprende revisar y confirmar el borrador, uno intermedio puede incluir casos con deducciones por vivienda y depósitos, y uno complejo implica contabilizar inversiones de capital, venta de inmuebles, rendimientos de alquiler o deducciones fuera de lo común.

7. Formación y experiencia

Existe formación en contabilidad de diferentes niveles, que van desde cursos de formación profesional a estudios universitarios. Esto puede suponer una diferencia a nivel de presupuesto, ya que tanto las competencias como el nivel de conocimientos o de responsabilidad suelen ser diferentes. En cualquier caso, la experiencia también es un factor crítico a evaluar, ya que tener conocimientos prácticos en esta área amplia enormemente las capacidades y competencias profesionales.

8. Urgencia

Como ocurre en muchas otras áreas profesionales, la urgencia con que se solicita el servicio puede tener algún impacto en su tarifación. Este parámetro suele ser más recurrente cuando se necesitan servicios en épocas de alta demanda del mismo o en alturas críticas, como puede ser la declaración de la renta o la preparación de las cuentas anuales a última hora.

A continuación, te presentamos una lista de servicios asociados a esta área y los intervalos orientativos de precios de cada uno de ellos:
Hasta 50 asientos contables
50 €/mes - 120 €/mes
Entre 51 y 100 asientos contables
80 €/mes - 140 €/mes
Entre 101 y 150 asientos contables
100 €/mes - 165 €/mes
Entre 151 y 200 asientos contables
120 €/mes - 210 €/mes
Alta de autónomo/a
50 € - 80 €
Constitución de sociedades express
150 €
Costes registrales y notariales
75 € - 300 €
Presentación de libros y cuentas anuales
150 € - 250 €
Declaración de la renta
30 € - 100 €
Gestión de nóminas
10 €/ud. - 19 €/ud.
Cambio o consulta adicional
10 €/ud.
Nómina paga extra
10 €/ud.
Finiquito
30 €/ud. - 50 €/ud.
Hora administrativa
30 €/h - 45 €/h
Hora de estudio
50 €/h - 60 €/h
Si quieres conocer algunos y algunas profesionales de esta área y comparar el precio de sus servicios, puedes hacer un pedido en Zaask y recibir hasta 5 propuesta sin compromiso. Es totalmente gratis y sin compromiso:
Hacer pedido
CAPÍTULO 27

La identidad

Debido a que la oferta se ha ampliado enormemente en todos los sentidos, la competencia en el mercado aumenta y el valor diferenciador cada vez se concentra más en los aspectos intangibles del producto o servicio. Como consecuencia, aspectos como el posicionamiento y los valores de la empresa o actividad en cuestión, su identidad visual, la experiencia de usabilidad o de compra asociada, o el atendimiento ofrecido antes, durante y después del proceso de compra, se convierten en los principales aspectos de diferenciación de la marca.

Diseño gráfico

El diseño gráfico es, incuestionablemente, un servicio en auge y de especial importancia en la creación y el desarrollo de una marca. La imagen, además de ser un recurso esencial para generar conexión a nivel emocional y potenciar el recuerdo o reconocimiento de la marca, es un recurso ineludible a día de hoy. Esto se debe a la cantidad de dispositivos visuales que tenemos a nuestra disposición constantemente y de canales de comunicación que usamos a través de los mismos. Algunos aspectos a considerar sobre este servicio son:

Especialización

El diseño gráfico es aplicado en sentidos muy diferentes y puede servir no solo para fines publicitarios, sino también decorativos, editoriales o puramente creativos, por poner algunos ejemplos. Es muy importante que a la hora de contratar profesionales de esta área tengas claras las características del pedido a nivel de necesidades, ya que no todos los diseñadores y diseñadoras gráficas tienen los mismos conocimientos o capacidades profesionales. Por ejemplo, no es lo mismo diseñar un folleto para promover un descuento que crear una mascota tridimensional para representar tu marca. Obtener los resultados deseados depende en muchas ocasiones de contratar al perfil cierto para cada proyecto.

Estilo gráfico

Aunque, por lo general, este perfil profesional se adapta en gran medida a los requerimientos y pautas del cliente o clienta, lo cierto es que a nivel de imagen resulta fácil tener cierta predilección por unos estilos y líneas gráficas en particular, como podrían ser: minimalismo, maximalismo, vintage o naif, entre otros. También es habitual que surjan diferentes tendencias gráficas y que las marcas las asuman. Es importante tener conciencia de ello a la hora de elegir con quien trabajar, pues si tu gusto coincide con la línea gráfica del diseñador o diseñadora, será mucho más fácil que haya un buen entendimiento profesional y que los resultados respondan a tus expectativas.

Competencias

Según las características del proyecto en cuestión, este perfil profesional será suficiente para llevarlo a cabo o tendrá que colaborar con otras personas con competencias complementarias. Por ejemplo, en la creación de una identidad de marca, definir el nombre puede ser tan importante como conceptualizar la imagen que servirá de identificativo; es importante saber si la persona contratada tiene las competencias necesaria para dar respuesta a ambas necesidades o si sería necesario contar con alguien especializado en nombres de marca (naming) para concretar el proyecto.

Precio medio para diseño gráfico

20€ - 65
20
65


Por lo general, contratar un diseñador o diseñadora gráfica puede costar entre 20 €/h y 65 €/h, situándose el precio medio a nivel nacional en, aproximadamente, 45 €/h. No obstante, este precio oscila en mayor medida cuando se tarifa por proyecto completo, pudiendo ser en la mayoría de los casos más rentable para ambas partes esta última modalidad. Algunos de los aspectos a considerar para tarifar el servicio son:

1. Tipo de tarifa

En esta área de servicios se pueden aplicar diferentes modelos de tarificación, que el o la profesional suele definir según su forma de trabajar o considerando en cada caso las características del proyecto. Por ejemplo, para diseñar una identidad de marca de raíz, el presupuesto suele ser por proyecto, definiéndose si dicha propuesta económica incluye una o varias propuestas creativas, opciones de alteración, etc. No obstante, si lo que se pretende es una colaboración más frecuente, por ejemplo con el objetivo de crear contenido para las redes sociales, es más probable que la tarifa sea mensual. De cualquier forma, el valor siempre será definido con base en el tiempo total que supondrán realizar el trabajo, hacer alteraciones o correcciones y entregarlo en los formatos requeridos.

2. Experiencia y reputación

En este sector es habitual que a medida que se adquiere experiencia y competencias a nivel de diseño gráfico, se aumente progresivamente el valor del o de la profesional. Mientras que un perfil junior suele cobrar un máximo de 30 €/h, un perfil senior puede cobrar aproximadamente 50 €/h. Por otro lado, la reputación también puede influir, ya que los nombres de estos y estas profesionales llegan a adquirir valor artístico o a ser distinguidos y reconocidos por sus creaciones, aportando tanto garantías de éxito como valor añadido al trabajo.

3. Perfiles complementarios

En algunas ocasiones, el diseñador o diseñadora gráfica puede considerar oportuno contar con la colaboración de otros perfiles profesionales complementarios al suyo para realizar el proyecto, como podrían ser personas que trabajan en las áreas de redacción creativa, asistencia a la producción, edición audiovisual, automodelado o ilustración, entre otras. Según el tipo de colaboración, el valor total del trabajo podrá verse influenciado en mayor o menor medida.

4. Acompañamiento de producción

Cuando se trata de trabajos que deben ser producidos, ya sea a nivel audiovisual o en formato impreso, existe la opción de contar con la ayuda del diseñador o diseñadora para hacer un seguimiento del proceso y garantizar que todo se realiza conforme a lo previsto. Esto puede ser de gran utilidad cuando, por ejemplo, se requiere realizar un prueba de color, se quiere imprimir usando técnicas de impresión más complicadas o en grandes formatos, o cuando es necesario aplicar los grafismos diseñados en un vídeo.

5. Material incluído

El precio también puede variar según los formatos en que se solicite la entrega. Normalmente se preveem y consideran incluídos los formatos más habituales, pero conviene definir desde un principio todos aquellos que se pretenden, incluído los editables de ciertos programas de edición de imagen o no editables con características específicas en términos de código de color, tamaño, fondo o extensión (JPEG, PNG, SVG, PDF…). Por otro lado, existen formatos que influyen en mayor medida en el precio, como sería la entrega de artes finales, es decir, archivos preparados y optimizados para su impresión.

A continuación, te presentamos una lista de servicios asociados a esta área y los intervalos orientativos de precios de cada uno de ellos:
Diseñador/a gráfico/a por hora
20 €/h - 65 €/h
Logotipo
350 € - 2200 €
Flyer/folleto
60 € - 250 €
Tarjeta de visita
16 € - 360 €
Estudio cromático
A partir de 130 €
Papeleria corporativa
250 € - 750 €
Cartel
150 € - 550 €
Portada y contraportada de catálogo
280 € aprox.
Página de catálogo
45 €/pág. aprox.
Vinilo para escaparate
100 € - 400 €
Cartel informativo
100 € - 250 €
Señalización
10 €/ud.- 50 €/ud
Branding PYMES pequeñas
6000 € - 15000 €
Branding PYMES medianas
20000 € - 40000 €
Brand book
350 € - 1500 €
Packaging
550 € - 1000 €

El diseño gráfico puede ayudarte en muchos sentidos, pero especialmente en lo que se refiere a crear una identidad fuerte para tu negocio y a hacer que tu marca crezca. Una imagen única, diferenciadora, actual, coherente y bien construída podrá ayudarte a dar una buena impresión a tus potenciales clientes y clientas, transmitirles confianza, despertar su curiosidad, potenciar el recuerdo de tu producto o servicio,aumentar la autoidentificación con tu negocio y, consecuentemente, propiciar la fidelidad y el compromiso con el mismo. Invertir en diseño gráfico es hoy día esencial y un puede tener un retorno muy evidente:

Para conocer a algunos y algunas profesionales de esta área y comparar el precio de sus servicios, puedes hacer un pedido en Zaask de manera gratuita y recibir hasta 5 propuesta sin compromiso:
Hacer pedido

Diseño web

El diseño web es la rama del diseño especializada en la planificación, el diseño, la manutención y la creación de sitios web. En este sentido, son varios los aspectos que se entrecruzan para garantizar que el diseño de las páginas web responden a las necesidades y objetivos definidos en su sentido más amplio. Por ello, algunos aspectos a considerar y saber a la hora de contratar este servicio son:

Tipo de sitio web

Para la creación de cualquier sitio web, contar con profesionales de diseño web es fundamental, ya que a día de hoy los usuarios y usuarias son muy exigentes en lo que se refiere al aspecto de las páginas. Es decir, asocian al diseño de la web aspectos como la confianza que le transmite la empresa, la calidad del servicio y/o producto que ofrece, o la identificación y conexión que sienten con la marca.

Como en casi todo proyecto, es esencial comenzar por definir cuál será el propósito y función del sitio web, ya que no es lo mismo crear una página de perfil que montar una tienda digital o ofrecer una nueva funcionalidad. Esto significa que, según la complejidad pretendida, podrá ser suficiente contar con un o una profesional del diseño web o será necesario colaborar con otros perfiles profesionales de las áreas de programación o ingeniería informática, por ejemplo.

Experiencia de usuario (UX) e interfaz de usuario (UI)

A la hora de diseñar un sitio web es esencial tener en cuenta dos aspectos fundamentales a nivel de diseño: la experiencia que va a tener la persona usuaria y la interfaz, o sea, el medio através del cual va a interactuar con el sistema. De esto se encargan los perfiles de UX design (User Experience Design) y UI design (User Interface Design), respectivamente. Ambos aspectos son cruciales a la hora de diseñar la web, pero cada uno atiende a una parte diferente del proceso y a disciplinas de diseño distintas.

Quien diseña la experiencia de usuario tiene como objetivo hacer que la web sea funcional, accesible, interactiva y fácil de usar, lo que requiere de mayor trabajo analítico y técnico, y atender a aspectos como el diseño visual, la arquitectura de la información, el diseño de la interacción, la usabilidad, la investigación de usuario y la estrategia de contenido.

Para quien se encarga de diseñar la interfaz, su propósito es que el aspecto del sitio web haga que la interacción sea cómoda y agradable, que sea coherente con la imagen de la marca y que transmita confianza, por lo que hacer la interfaz se asemeja más al trabajo de diseño gráfico.

Responsabilidades

Según el resultado pretendido y las competencias del o de la profesional, podrá ser suficiente con contratar a alguien de esta área para obtener un buen resultado en lo que se refiere a la interfaz de usuario, es decir, en relación al aspecto del sitio web. El diseñador o diseñadora web se encargará de diseñar elementos como listas, campos de texto, sliders, botones, iconos, imágenes o gráficos. A día de hoy existen numerosas plataformas para la creación de sitios webs, como Wordpress o WIX, que simplifican enormemente todo lo relativo a la programación y estructura técnica de las páginas, permitiendo que perfiles como los diseñadores UI y UX se ocupen de todo.

Precio medio para diseño web €/h

30€ - 100
30
100


Por lo general, contratar un diseñador o diseñadora web puede costar entre 30 €/h y 100 €/h, situándose el precio medio a nivel nacional en, aproximadamente, 50 €/h. No obstante, existen diferentes modelos de tarifación que pueden resultar más convenientes según el caso. Algunos parámetros que influyen a la hora de presupuestar un trabajo de diseño web son:

1. Tipo de tarifa

El tipo de tarifación, en algunos casos, es definido previamente por la propia empresa o profesional, aunque en otras ocasiones se adapta conforme las especificidades de cada caso. Una de las tarifas más aplicadas para trabajos más pequeños o de mayor continuidad es el presupuesto por hora, que suele oscilar entre 30 €/h y 100 €/h. Una variante similar es el precio por día, que va de un rango de entre 120 y 400 €/día, lo que en ciertos casos puede suponer un mayor ahorro en el coste por hora.

No obstante, por lo general el modelo de tarifa más conveniente suele ser el precio por proyecto cerrado. El precio medio se sitúa, aproximadamente, en 750 € y suele partir de los 350 € para pedidos básicos.

Por otro lado, también es posible tarifar el servicio por página creada, pudiéndose encontrar precios que van de los 15 €/pág. a los 99 €/pág. Esta variación depende de si el sitio web ya existente ha sido creado por esa misma empresa o profesional, del tipo de plataforma de creación web se está usando o de la complejidad que requiere la nueva página en cuestión.

2. Experiencia y reputación

En este tipo de trabajos, la experiencia es un grado a valorar, y por tanto a cobrar. Dentro de las áreas digitales y creativas, suele distinguirse entre profesionales de perfil junior o senior según el grado de experiencia profesional, y este parámetro acaba por verse reflejado en el precio del servicio. Aunque la profesionalidad no está reñida con la experiencia y hay principiantes que ofrecen grandes resultados, dicha diferencia queda justificada considerando que ciertos conocimientos y competencias solo se adquieren con la práctica, la prueba/error, el análisis y la evaluación de los trabajos realizados a lo largo del tiempo.

Por otro lado, cuando los y las profesionales de este sector ganan reputación, significa que contar con su colaboración es un aval de éxito o/y garantía de calidad, lo que también tiene su precio.

3. Complejidad

Sin duda, la complejidad del proyecto es el factor crucial para presupuestar el trabajo. Dicha dificultad se mide no sólo por el número de páginas que ha de tener el sitio web o por su estructura, sino también por el formato de los contenidos o por la originalidad, unicidad y grado de personalización pretendido para los diseños. De forma proporcional, cuanto más complejo sea el sitio web pretendido, más tiempo requerirá por parte de los y las profesionales y mayor será el presupuesto a invertir.

4. Servicios complementarios

En torno al sitio web existen otro tipo de cuestiones de vital importancia asociadas a los resultados de visibilidad y posicionamiento web en motores de búsqueda, así como de optimización y adaptación para diferentes dispositivos y sistemas operativos. A día de hoy es común que profesionales y empresas de perfil más polivalente ofrezcan un servicio más amplio, que comprenda tanto el diseño y creación de la web, como su optimización para SEO, su posicionamiento en Google, la elección de palabras clave o la inclusión en Google Analytics por un valor extra.

Otros servicios complementarios pueden ser la gestión del dominio y del alojamiento, adicionar idiomas o importar bases de datos web.

5. Mantenimiento

Por muy básico que sea el sitio web, lo más habitual es que sea necesario ir actualizando o solucionando ciertos aspectos del mismo, ya sea a nivel técnico, de contenido −textual o visual−, de estructura o de funcionalidades. Según la empresa o profesional y la frecuencia o cantidad trabajo, es posible contratar diversas modalidades de servicios de mantenimiento, como puede ser un montante mensual o pack que cubra cierto tipo de intervenciones predefinidas, lo que en caso de usar Wordpress puede costar entre 18 €/mes y 90 €/mes.

A continuación, te presentamos una lista de servicios asociados a esta área y los intervalos orientativos de precios de cada uno de ellos:
Diseñador/a web por hora
30 €/h - 100 €/h
Diseñador/a web por día
120 €/h - 400 €/h
Diseño sitio web
A partir de 350 €
Diseño web por página
15 €/pág. - 99 €/pág.
Mantenimiento (Wordpress)
18 €/mes - 90 €/mes
Alojamiento web
4 €/mes - 30 €/mes
Alojamiento web VPS
30 €/mes - 60 €/mes
Alojamiento web dedicado
40 €/mes - 300 €/mes
Fotografías banco de imágenes
A partir de 150 €
Diseño banner estático
12 € - 75 €
Animación banner GIF
8 €/fotograma - 30 €/fotograma

El diseño web es la pieza esencial entre tu sitio web y tu público, es la primera impresión que van a tener de tu negocio, la principal herramienta para transmitirles confianza y para hacer que recuerden tu marca. Aunque es recurrente pensar que una web la diseña cualquiera, lo cierto es que no solo se trata de conseguir que quede presentable, sino de garantizar que consigue su objetivo comunicativo o funcional, que cumple con los requisitos básicos para proporcionar una buena experiencia digital, o que resulta útil, agradable y fácil de usar para quien la visita. Las posibilidades son inmensas, aún más si cuentas con profesionales de nivel, así que ¡comienza por inspirarte con estas referencias!

Para comenzar a comparar perfiles profesionales de esta área y sus precios, puedes hacer un pedido en nuestra plataforma de manera gratuita. Los diseñadores y diseñadoras web que tengan disponibilidad para realizar tu proyecto no tardarán en contactarte para enviarte sus propuestas:
Hacer pedido

Desarrollo web

El desarrollo o programación web es la área profesional encargada de la creación de softwares, aplicaciones y sitios web para internet o para la intranet. Dentro de esta existen varios perfiles profesionales, cada uno con funciones y competencias diferentes según parámetros como la parte del proceso en la que intervienen, el lenguaje de codificación que utilizan o su especialización en ciertos aspectos de la programación web.

Tipos de programación

En este sector pueden distinguirse 3 tipos de profesionales del desarrollo web: de backend, de frontend y fullstack.

El programador o programadora de backend trabaja en el lado del servidor, suele saber diferentes lenguajes y frameworks (ASP.NET, PHP, Python, Ruby, Node.js, Java), necesita tener conocimiento sobre bases de datos (SQL Server, MySQL, Oracle, PostgreSQL, MongoDB) y es responsable de la experiencia de navegación del usuario. Su trabajo sostiene la labor realizada en frontend y es esencial para el correcto funcionamiento de la aplicación, sitio web o funcionalidad en cuestión.

Por su parte, la programación de frontend se encarga del lado del cliente, de desarrollar los componentes externos que conforman la parte visible de navegación, o sea, traducen las funcionalidades y el diseño a la interfaz de usuario. Los lenguajes que manejan son HTML, CSS y JavaScript, y entre sus responsabilidades se encuentra mejorar el tiempo de carga, escribir códigos mantenibles o adaptarlos a soportes y dispositivos de navegación múltiples.

Por último, el perfil fullstack es aquel que además de controlar sobre backend y frontend, sabe sobre arquitectura de servidores y sistemas. Es un perfil profesional versátil y polivalente, con conocimientos y competencias suficientes en cada área (pues conocer ambas en profundidad es prácticamente imposible, dadas sus amplitudes) para ser responsable del desarrollo de un proyecto completo, desde el montaje de los servidores hasta el diseño de la interfaz.

Lenguajes

Los lenguajes de programación son los lenguajes formales con los que se crean las secuencias de órdenes, algoritmos y procesos lógicos que nos permiten controlar el comportamiento del ordenador o sistema informático. Pueden clasificarse atendiendo a diferentes criterios, como la generación a la que pertenecen, el nivel de abstracción, el paradigma o el propósito. Para cada objetivo (generar la interfaz, construir el software del lado del servidor, etc.), se pueden usar diferentes lenguajes, por lo que será necesario considerar las características específicas del proyecto para evaluar las ventajas y desventajas asociadas a la elección de un lenguaje u otro.

Criterios de contratación

Un problema habitual a la hora de contratar estos servicios puede ser el desconocimiento en profundidad de esta área y la falta de criterios a la hora de definir qué tipo de desarrollador o desarrolladora web se debe contratar. Según la dimensión del proyecto, puede ser necesario contar con la colaboración de un perfil especializado, de uno más polivalente o de varios con competencias diferentes. En este sentido, para proyectos más complejos puede ser conveniente contar con profesionales del sector a modo de consultoría, que puedan ayudarte a definir las necesidades del mismo a nivel tecnológico, lo que te permitirá posteriormente contratar a los perfiles de programación web que mejor se adecuen a sus requerimientos.

Precio medio para desarrollo web

20€ - 45
20
45


Por lo general, el precio por hora de un ser servicio de desarrollo web freelancer puede variar entre 20 €/h y 45 €/h, situándose el precio medio a nivel nacional en, aproximadamente, 30 €/h. Los salarios a nivel anual para perfiles junior se sitúan entre los 15 000 € y los 22 000 € al año, mientras que para perfiles seniors puede oscilar entre 25 000 € y los 30 000 €. Según las características del proyecto, pueden aplicarse diferentes modelos de tarifación, que pueden resultar más convenientes para ambas partes según el caso. Algunos de los aspectos que son considerados a la hora de calcular el presupuesto de este servicio son:

1. Función y jerarquía

El coste de un servicio de programación depende en gran medida de la función que desempeña la persona en el proyecto a nivel de responsabilidad y de jerarquía. Según la complejidad del proyecto, para su desarrollo pueden ser necesarios perfiles como maquetadores web, testers o gestores de proyecto, así como personal dedicado al frontend o al backend. Contratar al o a la responsable técnica de desarrollo y funcionamiento (CTO) y al personal de backend será, por lo general, lo más caro dentro de esta área.

2. Lenguaje informático

En consonancia con el punto anterior, los desarrolladores y desarrolladoras que trabajan en backend, con lenguajes como ASP.NET, PHP, Java o Python, suelen tener un precio por servicio más elevado que el de quien trabaja en frontend con lenguajes como CSS o HTML. No obstante, dentro de cada uno de estos tipos de programación pueden encontrarse precios más o menos elevados según trabajen con lenguajes más populares y/o sencillos, o con otros más complejos y con baja oferta profesional.

3. Experiencia

La experiencia es una considerable más valía en esta área, dado que la práctica permite adquirir una serie de competencias y habilidades que difícilmente ofrece la teoría. Por lo general, los perfiles juniors cobran precios más bajos que los programadores y programadoras seniors, quienes suelen contar con varios años de experiencia en otras empresas o por cuenta propia.

4. Zona geográfica

Dado que este trabajo puede realizarse a distancia, es habitual que aquellos y aquellas profesionales que se encuentran en zonas geográficas con rentas más bajas, ofrezcan sus servicios a precios más competitivos que quienes afrontan costes en ciudades como Barcelona o Madrid. No obstante, se recomienda evaluar de forma pormenorizada los perfiles profesionales antes de avanzar con la contratación, especialmente si son de otras áreas geográficas, para garantizar que habrá una buena comunicación entre ambas partes y que el currículum o experiencia se adecuan a los estándares requeridos.

5. Plazo

El tiempo del que se dispone para el desarrollo del proyecto también es una variable crucial en la definición del presupuesto, ya que para cumplir con los plazos establecidos puede ser necesario redefinir los resultados pretendidos, optar por un lenguaje de programación distinto o aumentar la plantilla para desarrollar a tiempo el código necesario.

6. Modelo de tarifación

Según las características del proyecto o las preferencias del o de la profesional, la tarifa podrá ser definida por horas, por paquete de horas, por día de trabajo o por proyecto. Según las necesidades específicas y circunstancias, es posible que tras realizar el proyecto en cuestión se ofrezca la contratación de un número mínimo de horas de trabajo mensuales para el mantenimiento o la actualización del sitio web.

A continuación, te presentamos una lista de servicios asociados a esta área y los intervalos orientativos de precios de cada uno de ellos:
Programador/a web por hora
20 €/h - 45 €/h
Salario mensual programador/a junior
1250 €/mes - 1850 €/mes
Salario mensual programador/a senior
2100 €/mes - 2500 €/mes
Desarrollo de sitio web
250 € - 12000 €
Creación de base de datos
20 €/h - 90 €/h
Alojamiento web
4 €/mes - 30 €/mes
Alojamiento web VPS
30 €/mes - 60 €/mes
Alojamiento web dedicado
40 €/mes - 300 €/mes
Programador/a tester
A partir de 25 000 €
Crear aplicación básica
700 € - 3000 €
Crear aplicación con base de datos
A partir de 5000 €
Crear aplicación de juego
A partir de 7000 €
Dominio
A partir de 10 €/año
A través de Zaask puedes recibir hasta 5 presupuestos de profesionales con interés y disponibilidad para desarrollar tu proyecto. Solicita las propuestas de forma gratuita rellenando un breve formulario y compara los perfiles profesionales para contratar la mejor opción:
Hacer pedido
CAPÍTULO 28

La comunicación

La comunicación de un negocio ha de ser siempre entendida como una inversión y no como un gasto. Tener el mejor producto u ofrecer el mejor servicio no sirve de mucho si la gente no lo sabe. Hay diferentes aspectos que se pueden trabajar, canales en los que apostar y servicios que se pueden contratar considerando las características del negocio en cuestión. Para comenzar, conviene conocer los diferentes perfiles profesionales que trabajan en esta área que pueden ayudar a comunicarte con tu público objetivo de la mejor forma posible.

Fotografía corporativa

La fotografía corporativa es de las áreas fotográficas más exigentes a nivel profesional, ya que los resultados deben ser de alta calidad no solo en un sentido técnico sino comunicativo. Es decir, cada fotografía debe conseguir transmitir siempre y ayudar a crear una buena imagen de la persona o el negocio, pero con diferentes matices según los objetivos pretendidos: seriedad, compromiso, foco, ambición, perseverancia, confianza, seguridad, carisma, originalidad, creatividad o responsabilidad, entre otras posibles características. Algunas consideraciones sobre esta área son:

Protagonismo

Por fotografía corporativa se entiende aquella que sirve para mostrar el perfil de una empresa, organización, equipo o profesional; es decir, que dentro de este contexto puede retratarse desde a un equipo humano hasta la instalaciones de la corporación. En este sentido, algunas decisiones estratégicas pueden influir en el mensaje que se pretende pasar. Por ejemplo, una empresa que solo utilice fotografías grupales estará reforzando el espíritu de equipo que la caracteriza, mientras que otra que se preocupe en mostrar su maquinaría, podrá estar poniendo el foco en la tecnología.

Polivalencia

Los y las profesionales de esta especialidad han de dominar varias áreas de la fotografía, tales como el retrato, la fotografía de exteriores, la arquitectónica, la editorial o la de grupo.

Se trata además de un servicio requerido por personas y entidades que trabajan en los sectores y ramas más diversos, o con dimensiones que van desde freelancers a PYMES o grandes empresas, por lo que sin duda alguna requiere de bastante polivalencia y capacidad de adaptación.

Finalidad

Las fotografías corporativas pueden ser usadas con diferentes fines, lo que probablemente influirá en las características del servicio requerido, en los formatos solicitados o en la cantidad de imágenes necesaria. Actualmente, el uso más común que se dá a este tipo de fotografía es de carácter digital: para perfiles en redes sociales, en páginas web y otros contenidos corporativos online. Sin embargo, también pueden servir para acompañar contenidos editoriales, notas de prensa y otras publicaciones impresas.

Precio medio para fotografía corporativa

150€ - 3500
150
3500


Generalmente, la contratación de un servicio de fotografía corporativa cuesta entre 150 € y 3500 €, siendo el precio medio a nivel nacional de 475 €, aproximadamente, para trabajos en los que se requiere de un solo fotógrafo o fotógrafa, con equipamiento técnico básico, una única localización (estudio o exterior) y un número de fotografías no superior a 50. No obstante, este precio varía en función de una serie de parámetros, que se desglosan a continuación, y que pueden afectar al precio en mayor o menor medida según el caso:

1. Tipos de tarifa

Según las características y la envergadura del proyecto, las tarifas pueden establecerse por hora, jornada o proyecto. En cualquiera de estas modalidades, el precio incluye una serie de aspectos básicos, como el tiempo de trabajo presencial, el trabajo de retoque posterior, el material técnico o los costes de desplazamiento. Cualquier pedido extra será añadido al precio base y vendrá desglosado aparte.

Por otro lado, algunas empresas y profesionales tienen definidos una serie de paquetes de precios cerrados, que suelen resultar más económicos y que conviene considerar siempre que se ajusten a lo pretendido.

Para servicios más simples, puede ser que exista una tarifa mínima a pagar. Si, por ejemplo, se requiere de pocas fotografías y el servicio se realiza de forma rápida, es probable que aún así se cobre un precio mínimo para cubrir gastos asociados a aspectos como el desplazamiento o la reserva del estudio, según el caso.

2. Número de personas

El número de personas que sea necesario fotografiar suele impactar en el presupuesto del servicio. Ya sea porque se van a realizar fotografías de muchas personas individualmente o algunas fotografías de todo un grupo, el tiempo que se habrá de dedicar al proyecto será mayor. Por un lado será necesario dedicar más tiempo a la tarea de organizar a las personas y de realizar la sesión fotográfica; por otro, también demandará más dedicación retocar la imágenes, ya sea por la cantidad de las mismas o por el mayor número de detalles a trabajar.

3. Escenarios

Otro factor que impacta en el presupuesto es el número de localizaciones en que será necesario realizar las fotografías. En primer lugar, porque pueden suponer un mayor número de desplazamientos y de costes asociados; en segundo, porque podrá ser necesario montar el material técnico y ajustar aspectos como la iluminación en varios de los escenarios, lo que demandará más tiempo de trabajo; además, y según el caso, hay lugares que necesitan de cámaras y otros soportes más específicos o de mayor calidad, por lo que puede ser necesario aumentar el valor total del servicio.

Por otro lado, hay casos en que se solicita crear un escenario a medida para realizar la sesión fotográfica corporativa, lo que normalmente va a tener asociado otros gastos de producción e incluso la involucración de otros perfiles profesionales.

4. Tipo de fotografía

Los costes profesionales asociados a un retrato de estudio no son los mismos que los que supone una fotografía aérea de grupo. Cabe por tanto esperar que la tarifa se eleve a medida que los requerimientos a nivel técnico, de experiencia profesional o de dedicación al proyecto aumenten.

5. Ubicación y horarios

Por lo general, la ubicación donde se realiza la contratación afecta al presupuesto, ya que un mismo servicio con las mismas condiciones resulta más caro en ciudades con rentas más altas, como Madrid o Barcelona, que en ciudades más pequeñas o periféricas.

Por otro lado, los horarios también se han de tener en cuenta para calcular el precio, ya que los servicios realizados en horarios nocturnos o en fines de semana y festivos podrán tener un valor más alto.

6. Cantidad de imágenes

La cantidad de fotografías que se necesite también será un factor relevante, ya que influye directamente en el tiempo de trabajo que el o la profesional deberá invertir en el proyecto, especialmente si la mayoría de ellas ha de ser editada y retocada.

7. Retoque y posproducción

Por lo general, los fotógrafos y fotógrafas profesionales calculan sus tarifas considerando que las fotografías serán retocadas. Aunque las fotografías se realicen con las mejores condiciones técnicas o de iluminación, el retoque siempre permitirá realzar algunos aspectos para que el resultado sea aún mejor.

El grado de intervención en este sentido también es un factor importante, ya que no es lo mismo retocar una fotografía en relación a los niveles, el encuadre o el tono de color, que posproducirla mediante técnicas de fotomontaje o edición artística.

8. Servicios complementarios

Según el caso, a las sesiones de fotografía corporativa se pueden sumar otros servicios complementarios que marcarán la diferencia, como puede ser el maquillaje profesional o la asesoría de imagen. En muchos casos, los propios fotógrafos o fotógrafas podrán incluir este servicio en su precio, ya que es habitual que colaboren con profesionales de estas áreas.

A continuación, te presentamos una lista de servicios asociados a esta área y los intervalos orientativos de precios de cada uno de ellos:
Sesión individual
150 €/sesión - 300 €/sesión
Sesión de grupo
190 €/sesión - 400 €/sesión
Fotografía aérea
120 €/sesión - 600 €/sesión
Maquillaje profesional
35 €/sesión - 450 €/sesión
Asesoría de imagen
25 €/h - 150 €/h
Sesión en estudio
A partir de 50 €/sesión
Sesión en exterior
A partir de 120 €/sesión

La fotografía corporativa es el servicio adecuado para conseguir tanto crear como reflejar y transmitir con imágenes tu identidad profesional y/o empresarial. Estando habituados a ver fotografías de gran calidad, los estándares que tenemos cada vez son más elevados, de ahí la importancia de garantizar que tus imágenes también consiguen transmitir esa confianza y credibilidad a sus receptores y receptoras. Si ya tienes claro lo que quieres transmitir, échale un vistazo a nuestra galería para inspirarte y encontrar el estilo visual con el que más te identificas:

Para obtener varios presupuestos personalizados entre los que comparar, puedes hacer un pedido en Zaask de forma gratuita. Te podrán contactar hasta 5 profesionales y tendrás acceso a sus perfiles para ver la calidad de sus trabajos:
Hacer pedido

Fotografía de producto

La fotografía de producto es aquella especializada en fotografiar todo tipo de productos para su promoción. Desde el sector de la moda al de la repostería, los fotógrafos y fotógrafas de productos se encargan de sacarle todo el partido visual a productos como joyas, alimentos, muebles, artículos decorativos, ropa, utensilios, coches o juguetes. En algunos casos, hay incluso profesionales especializados en un único sector, o en varios afines, para llegar a conseguir que los productos se vean reflejados de la manera más real y tangible posible en las imágenes. Estas son algunos aspectos a conocer sobre este servicio:

Materiales

A la hora de fotografiar un producto, uno de los aspectos que más influye en la dificultad de su captación o en el resultado visual, es el material del que está hecho. En general, siempre será mucho más complicado fotografiar materiales líquidos que sólidos, así como habrá que tener especial atención a aquellos que sean reflectantes. En muchos casos, solo se consigue buenos resultados visuales tras aplicar algunos retoques que permitan potenciar o mejorar el aspecto de los materiales del producto en cuestión; pero lo más importante es conseguir apelar a los sentidos y que la foto de un postre de chocolate te haga imaginar el sabor, la de unas flores te hagan recordar el olor o la de una camisa de seda de haga recordar su tacto.

Finalidad

No es lo mismo fotografiar un producto para realizar un catálogo de descuentos que para protagonizar un editorial. Tampoco es lo mismo compartir una foto en redes sociales que imprimirla en la portada de una revista. Por ello, a la hora de fotografiar los productos es muy importante tener en consideración la finalidad que tendrá la fotografía, ya que de ello va a depender aspectos como la creatividad, el estilo o el nivel de profesionalidad que es necesario garantizar.

Mensaje

El principal poder de las imágenes reside en su capacidad para reproducir la realidad e, incluso, idealizarla, así como para transmitir significados y mensajes. No es lo mismo fotografiar un cartón de leche cerrado que captar cómo la leche cae en el vaso, o fotografiar una chaleco estirado que vestido por alguien a quien le favorezca. En una realidad cada vez más digitalizada, en la que prácticamente podemos comparar y adquirir todo tipo de productos sin salir de casa, las decisiones de compra pueden depender de la capacidad de las fotografías del producto para transmitir la calidad, la textura, la consistencia, el color o la funcionalidad.

Precio medio para fotografía producto €/ud

5€ - 50
5
50


Resulta complicado establecer un rango de precios exacto para la fotografía de productos, ya que dependiendo del sector y del resultado pretendido una única fotografía puede llegar a costar más de 1000 €, considerados gastos asociados como: modelos, maquillaje, peluquería, iluminación o escenografía. No obstante, si nos restringimos a la fotografía básica en estudio de productos como alimentos, packagins y otros objetos para su uso a modo de muestra en catálogos, tiendas online y otros canales digitales, encontramos que el los precios pueden oscilar, por lo general, entre 5 €/ud. y 50 €/ud., situándose el precio medio en 20 €/ud.

1. Tarifa por cantidad

Cuanto el proyecto que se ha de realizar implica un número considerable de productos y no se requiere de gran producción, los y las profesionales pueden optar por tarifar sus servicios mediante un precio por unidad. En estos casos, suele haber siempre una tarifa mínima establecida que les permita garantizar la cobertura de los gastos asociados al servicio.

2. Tarifa por hora

Cuando el proyecto requiere un trabajo más exhaustivo por parte del fotógrafo o fotógrafo, o cuando prima la calidad por encima de la cantidad, suele calcularse el valor del servicio a través de una tarifa horaria. Según el caso, esta podrá incluir otros costes asociados al servicio, como el retoque de las imágenes, o únicamente referirse al trabajo de realizar las fotografías. En este último caso, podrás adicionar otros servicios complementarios según la necesidad.

3. Paquetes

Algunos y algunas profesionales pueden ofrecer paquetes con precios predefinidos que podrán serte de gran utilidad para controlar la inversión. En tales casos, suele establecerse de antemano el número total de fotos retocadas que serán entregadas, así como los formatos.

4. Tipo de producto

El tipo de producto que se pretenda fotografiar puede impactar de cierta forma en el precio del servicio. En algunos casos, esto puede deberse a que implican una mayor dedicación a su preparación en términos de posición, iluminación o encuadre; en otros a que necesitan ser fotografiados en condiciones más específicas o desde varias perspectivas para conseguir mostrar todo su valor. Por ejemplo, puede ser más complicado fotografiar pescado fresco que un paquete de cereales, así como mostrar un coche implica fotografiar un mayor número de detalles que si lo que se fotografía es un anillo.

5. Localización

La localización afecta en el precio desde dos perspectivas. Por un lado, el lugar en que será realizada la sesión fotográfica, ya que suele ser más económico el trabajo de estudio, sobre fondo neutro, que el trabajo en exteriores o en interiores con otras características. Esto se debe a que el resultado fotográfico dependerá de una serie de condiciones técnicas, como la iluminación o el tipo de objetivo usado, más difíciles de controlar en ambientes fuera del estudio.

Por otro lado, y por lo general, un mismo servicio suele resultar más caro en ciudades con rentas más altas que en otras localizaciones más periféricas y con rentas más bajas, donde los costes asociados al servicio son menores.

6. Retoque y posproducción

Según la finalidad de las fotografías, puede ser prescindible el retoque posterior de las mismas. No obstante, en muchos casos es necesario garantizar aspectos como la eliminación de los fondos o la buena iluminación del material. Dependiendo del caso, este trabajo puede estar incluído en el precio o ser añadido posteriormente.

Por otro lado, no se debe confundir el retoque con la posproducción, ya que tanto el nivel de trabajo como de conocimientos que implica una y otra intervención es diferente. En cuanto el retoque puede ser suficiente para corregir imperfecciones o resaltar ciertos aspectos de la fotografía, la posproducción puede llegar a implicar técnicas de fotomontaje, iluminación artística o efectos especiales.

7. Equipo y gastos de producción

Algunos de los equipamientos técnicos utilizados en este tipo de sesiones fotográficas son especialmente caros, ya que permiten fotografiar objetos muy pequeños o muy grandes, con efectos específicos o desde perspectivas poco habituales. Tanto la adquisición como el mantenimiento implican una serie de costes para los y las profesionales que suelen reflejarse en sus presupuestos. Además, el uso de ciertas herramientas, como drones o grúas, pueden conllevar gastos de licencia y permisos según el caso.

8. Modelos

Ciertos productos, como complementos, ropas, zapatos o maquillaje, suelen obtener mejores resultados cuando la fotografía de producto los muestra “en acción”. Esto implica tener que contar con modelos, cuyos gastos de contratación y de derechos de imagen han de ser sumados al presupuesto final.

9. Reputación y experiencia

Suele ser habitual que los fotógrafos y fotógrafos con mayor trayectoria presenten presupuestos algo más elevados que aquellas personas que están comenzando su carrera. Aunque esta diferencia de valor no tiene porqué suponer una gran diferencia en los resultados obtenidos, lo cierto es que suele haber cierta correlación, ya que el grado de experiencia ayuda en muchas ocasiones a saber cómo sacar el máximo potencial a cada objeto fotografiado.

Hay además cierta tendencia a la especialización por sectores, siendo habitual encontrar profesionales cuyo porfolio se centre en mayor medida en la fotografía gastronómica, en la de moda o en la joyas, por citar algunos ejemplos. Esto puede ayudar a la hora de comparar opciones y de optar por un u otra profesional.

10. Servicios complementarios

En relación a algunos de los puntos anteriores, podría ser necesario agregar otros servicios complementarios a la sesión fotográfica de productos, como maquillaje y peluquería si va a contar con modelos; o profesionales de la edición de vídeo si se quiere aprovechar la sesión fotográfica para generar más contenido audiovisual y crear, por ejemplo, un vídeo sobre cómo se ha realizado la sesión de fotos, también conocido como making of.

A continuación, te presentamos una lista de servicios asociados a esta área y los intervalos orientativos de precios de cada uno de ellos:
Fotografía de hasta 20 productos
15 €/ud. - 50 €/ud.
Fotografía más de 100 productos
6 €/ud. - 15 €/ud.
Retoque
A partir de 5 €/ud.
Maquetación catálogo productos
A partir de 20 €/página
Diseño portada catálogo
A partir de 70 €
Maquillaje
35 €/sesión - 450 €/sesión
Peluquería
35 €/sesión - 350 €/sesión
Asesoría de imagen
25 €/h - 150 €/h
Decoración de escenario
250 € - 750 €
Vídeo making of
A partir de 150 €

Cada vez más, las fotografías de productos se convierten en un recurso indispensable dentro de las estrategias de marketing y comunicación de todo tipo de empresas. Esta inversión puede ser rápidamente rentabilizada mediante el uso de las imágenes para todo tipo de soportes y comunicaciones: catálogos en línea o impresos, tiendas online, publicidad en redes sociales, banners publicitarios o flyers impresos, editoriales, vídeos o promociones especiales. Si necesitas inspirarte o consultar referencias, consulta nuestra galería para ver los resultados que puedes llegar a obtener si cuentas con profesionales:

Si quieres conocer a profesionales de la fotografía de producto que trabajen en tu zona, haz un pedido en Zaask para recibir varios contactos y presupuestos entre los que comparar. Es totalmente gratuito y solo te llevará unos minutos:
Hacer pedido
Para proporcionarte la mejor y más rápida experiencia posible, este sitio web guarda las cookiesAceptar