Cuánto cuesta un servicio de amueblar la cocina en Zaask 1200€ - 8750€

Precios basados en la media nacional
Chart
1200350070008750

¿Cuánto cuesta amueblar la cocina?

Cuando se está construyendo una casa o se está pensando en reformar una vieja cocina, seguramente surge la pregunta de cuánto cuesta amueblar la cocina. Lo cierto es que se puede gastar mucho o muy poco según los intereses, las necesidades y el presupuesto del que se dispongas, ya que hay muebles de cocina para todos los gustos y bolsillos.

El coste promedio de amueblar la cocina es de 5300 €, pero este valor puede oscilar entre los 1200 € y los 8750 € según factores como el tamaño de la cocina, los materiales utilizados o el diseño. A continuación, se analiza aquí la incidencia que tienen estos y otros aspectos en el coste final de los muebles de cocina.

1. Dimensión

Evidentemente, las dimensiones de la cocina provocarán variaciones en el precio final de los muebles. No es lo mismo amueblar una cocina para un apartamento pequeño en el que apenas caben los electrodomésticos que amueblar una cocina espaciosa, con gran cantidad de armarios y cajones. No obstante, el tamaño de la cocina y la cantidad de muebles no es lo único a tener en cuenta, sino que para calcular el coste total serán decisivos los materiales utilizados. 

2. Materiales incluidos

Generalmente, cuando se pide presupuesto para una cocina nueva, los electrodomésticos, los muebles, la encimera e incluso el montaje, están incluidos. En ocasiones, resulta más económico comprar los electrodomésticos y la encimera a otros profesionales independientes aunque esto puede traer problemas a la hora de la instalación de la cocina. 

  • Muebles

Los muebles de cocina pueden ser de distintos materiales: madera maciza, de pvc, lacados o laminados, entre otros. El valor del mobiliario dependerá del tipo de material escogido, así como de las características propias de la cocina (metros cuadrados, rincones o muebles especiales, número de módulos de armarios…). Cada cocina es única y requiere de un diseño casi exclusivo. 

  • Encimera

El precio de la encimera de la cocina variará en función del material escogido, la calidad y del diseño. Conviene que sea una encimera resistente y duradera, ya que servirá como superficie de trabajo y que a su vez, combine con el mobiliario de la cocina. En los últimos años, el auge está en las encimeras de cuarzo compacto dada su resistencia y relación calidad precio. 

Se pueden encontrar encimeras de distintos materiales y su precio se calcula en metros lineales:

    • Gres porcelánico: Imita a la piedra natural y es muy resistente a los golpes, al calor y a los roces. Se trata de una pieza cerámica de gres porcelánico de gran tamaño. Suelen ser las más caras. 
    • Cuarzo compacto: Cuenta con una amplia gama de colores, es resistente, atractivo y moderno porque admite curvas e incluso, la posibilidad de fregaderos integrados. Su composición es una mezcla de resinas con polvo de cuarzo, por lo que debe ser instalado por profesionales con experiencia. Resistente al agua y los arañazos siempre teniendo especial cuidado con el calor. Su precio es un poco más elevado que las encimeras de piedra natural. 
    • Piedra natural: Pueden ser de mármol o granitos variados, son únicos por su naturaleza. Hay que tener cuidado con los golpes y sobre todo, con las manchas. Sin embargo, son muy resistentes al calor y al agua. Cuentan con la ventaja de volver a pulirse si se deterioran con el tiempo. Su precio varía en función del tipo de piedra escogida.  
    • Estratificada: Se trata de tableros aglomerados de melamina o PVC. Son las encimeras de cocina más económicas, aunque no soportan el calor directo. Existen muchos modelos, colores y formas diferentes para elegir. Se suelen instalar en cocinas pequeñas y con poco uso. Su precio suele partir de 200€.
  • Electrodomésticos

Elegir los electrodomésticos de la cocina no es una tarea sencilla. Además, dependiendo del modelo, la marca, la calidad y las características técnicas de cada uno de ellos, el precio puede variar considerablemente. Por ejemplo, los electrodomésticos integrados en los muebles de cocina o los de acero inoxidable, suelen ser más caros que los electrodomésticos blancos. 

El coste medio de los electrodomésticos básicos de una cocina (frigorífico, campana extractora, vitrocerámica, horno, microondas y lavavajillas) suele ser de entre 2.000 € y 4.000 €. En estos valores, generalmente, está incluido el traslado, el montaje y la instalación de los electrodomésticos en la cocina. 

  • Fregadero y grifo

En cuanto al fregadero, también existen distintos modelos y materiales para escoger. Los hay de acero inoxidable, de cuarzo compacto, acrílicos o de cerámica. También de piedra, como pueden ser los de mármol. Si se tiene espacio suficiente, lo mejor es colocar un fregadero de doble seno y escurridor incluido, con bastante profundidad para facilitar el lavado. 

Los fregaderos de acero inoxidable son los más económicos (100 €) seguidos de los de cerámica (230 €), piedra natural (300 €), cuarzo y acrílicos. Estos últimos se pueden encontrar de varios colores, formas y modelos disponibles que se adaptan al estilo de los muebles de la cocina y de la encimera. 

El grifo es indispensable en un fregadero. Igualmente, exiten muchos modelos, tamaños, diseños y materiales disponibles en función de las necesidades y prestaciones que se necesiten. Su precio va desde los 60 € en un grifo estándar básico, hasta los Ios de piedra de cuarzo por 350 €. 

  • Tiradores y herrajes

Los pomos y tiradores de las puertas de las cocinas suelen estar incluidos en el presupuesto. Si bien es cierto que la elección de uno u otros suele modificar el valor. No es lo mismo un tirador de porcelana pintado a mano para una cocina más rústica, que uno de acero inoxidable de 20cm para una cocina moderna. Los precios de los tiradores rondan entre los 200 € y 400 €, dependiendo del modelo, el tamaño y la cantidad necesaria. 

Una forma de ahorro sería excluir el uso de tiradores mediante puertas con tiradores integrados o sin tiradores, con sistemas de apertura especiales. El tipo de bisagras interiores seleccionadas, los sistemas de cierre y apertura de los muebles o los complementos interiores, como el torno giratorio de un mueble rincón, por ejemplo, suelen suponer un plus en el presupuesto que muchas veces pasa desapercibido. 

3. Diseño

En el diseño de una cocina se tienen que tener en cuenta muchos detalles: el espacio disponible, el estilo decorativo de la vivienda, la cantidad de muebles que se quieren, la capacidad de almacenaje que se necesita… En función del diseño del mobiliario de cocina, así será el valor. Existen cocinas con forma de U, en L, lineales o americanas con barra, es decir, las posibilidades son infinitas pero el espacio es esencial. 

Actualmente, los profesionales del mundo de las cocinas cuentan con programas de diseño en 3D donde se puede visualizar como será la cocina real, jugando con modelos de puertas, encimeras, distribución y electrodomésticos. Normalmente, el presupuesto del mobiliario está acompañado de uno o varios diseños de cocina y este proyecto suele tener un coste de 60 €, ya que conlleva la visita para tomar las medidas y el trabajo de diseño.

4. Desinstalación

En ocasiones, cuando se monta una cocina nueva, es necesario desmontar la anterior y retirar los muebles antiguos o los electrodomésticos. Muchos y muchas profesionales de las cocinas, incluyen esta tarea en el presupuesto como un extra. Además, también será necesario una limpieza de la zona en cuestión, servicio que puede facilitar la empresa de muebles o contratar a un profesional externo. 

Otro servicio que suele ser habitual cuando se retiran los muebles viejos es depositarlos en el punto limpio de la ciudad para su posterior reciclaje. Este tipo de trabajo también supone un suplemento en el presupuesto final.

5. Instalación

La instalación de los muebles de cocina no es una tarea sencilla y requiere de conocimientos específicos. Por ello, muchas de las empresas o profesionales que diseñan estos muebles incluyen el trabajo de colocación en el presupuesto final, lo cual también suele ser conveniente económicamente.  

Si no ofrecen un servicio de instalación con la compra de los muebles, lo recomendable es que se contrate a profesionales para hacer este trabajo. Es una forma de garantizar una instalación rápida y un buen producto final, ya que los muebles pueden quedar marcados si no se manipulan de forma apropiada o estropearse en poco tiempo por estar mal montados. 

Generalmente, surgen algunos extras en la instalación o en el pre montaje del mobiliario de una cocina que suelen suponer un extra en el presupuesto base:

  • Visita para medición

Antes de proceder al diseño de la cocina, los y las profesiones suelen concertar una visita física a la vivienda para tomar medidas exactas del espacio, conocer las tomas de agua y los puntos de luz. De esta forma, la elaboración del presupuesto se ajustará mejor a la realidad, al igual que el proyecto de diseño.

La medición, el presupuesto y los diseños suelen tener un coste de unos 60 €, aunque también hay profesionales que ofrecen este tipo de visitas gratuitamente. 

  • Muebles a medida

Los rincones, los muebles especiales sobre el frigorífico o incluir una despensa, son pormenores que aumentan el precio. Son muebles a medida que se adaptan al espacio disponible y que suponen un trabajo más específico y laborioso para los carpinteros. 

  • Instalación eléctrico o fontanería

Si la cocina es nueva, el sistema eléctrico debe estar marcado para cuando el carpintero se disponga a tomar medidas del espacio, sepa dónde irán, por ejemplo, la toma del enchufe para el lavavajillas. O si se trata de una reforma, se recomienda revisar la instalación eléctrica para incluir nuevos puntos de luz o modificar interruptores o enchufes en mal estado o anticuados. 

Del mismo modo ocurre con la instalación de fontanería, en una cocina nueva es necesario conocer dónde irá el fregadero, por ejemplo, y donde se encuentran las tomas de agua para diseñar la distribución acorde. En muchas cocinas pequeñas se suele incluir la lavadora en el espacio y esta instalación requiere de pormenores a tener en cuenta. Cuando se trata de cocinas antiguas, se recomienda revisar las tuberías, los desagües y la grifería para evitar futuras fugas o pérdidas de agua. 

Este tipo de trabajos extra de electricidad y fontanería suelen suponer un plus en el presupuesto base. En estos casos, lo mejor es contratar a profesionales especializados para realizar estas tareas. 

 

Tipos de cocina según los materiales 

1. Laminadas

Los muebles de cocina más económicos son los laminados, compuestos de aglomerado revestido con melamina. Estos muebles se encuentran en todo tipo de diseños y colores que se adaptan fácilmente a la decoración de la vivienda, son muy prácticos y fáciles de limpiar. No obstante, si vas a instalar muebles de este tipo, lo recomendable es que sean laminados de alta presión, pues resisten mejor la humedad y la melamina de las esquinas no se despega con facilidad. 

2. Lacadas

Una opción bastante más cara son los muebles lacados, también fabricados de aglomerado pero recubiertos con una laca que puede ser de distintos colores, con un acabado brillante o mate. El aspecto de estos muebles es muy elegante y tienen la ventaja de que se puede colocar una nueva capa de laca si se desgastan con el uso, por lo que tienen gran durabilidad.

3. De madera

Si se eligen muebles de cocina en madera principalmente se tienen dos opciones:

  • Chapados en madera: suelen ser aglomerados revestidos con una lámina de madera natural. Estos son bastante económicos, se consiguen en maderas de distintos tonos y calidades, y su aspecto no revela que el mueble no es enteramente de madera. 
  • Madera maciza: a menudo más caros incluso que los muebles lacados, aunque el precio depende de la madera utilizada. Si se escogen  estos últimos, es aconsejable elegir maderas que resistan los cambios de temperatura y la humedad, así como aplicar varias capas de laca o barniz para protegerlos adecuadamente.

 

Tipos de cocina según el diseño

Dependiendo del espacio disponible para la cocina, así será su forma y diseño. Generalmente, los más habituales son:

En forma de U, donde los muebles ocupan normalmente la pared frontal y las laterales, es decir, tres de las cuatro paredes de la cocina. Se recomienda instalar en viviendas amplias y espaciosas. En cuanto al diseño, lo mejor es dejar colocar los muebles de almacenaje en la pared frontal y en los laterales, electrodomésticos y fregadero. También se pueden integrar en el salón o en el comedor, separándolas con una barra, una península o una isla. 

De esquina o en forma de L, son amplias, cómodas y con espacio para una isla o espacio de reunión. Normalmente, los muebles se instalan en una de las esquinas del espacio recomendando colocar el fregadero siempre debajo de la ventana y el resto de electrodomésticos, en la otra parte.

De pasillo, donde los muebles se distribuyen a ambos lados del espacio. Este tipo de cocina no sirve como espacio de reunión pero sí para trabajar cocinando. Cuenta con mucho espacio para almacenaje y se recomienda, si hay ventana, aprovechar la luz y colocar el fregadero justo debajo.

Americanas o integradas, unidas al salón a través de una barra o una isla. Se adapta a viviendas grandes o pequeñas. Cuando se trata de una isla grande, normalmente se instala el fregadero y la placa con una campana extractora suspendida del techo. De esta forma, se aprovecha el espacio en la encimera para trabajar.  

 

Cómo amueblar una cocina

Amueblar una cocina, tener espacio para todo y que a la vez sea práctica para cocinar, es todo un reto. Es importante tener en cuenta algunos puntos para que la cocina se adapta al espacio disponible y a las necesidades de cada vivienda. 

1. Distribución de la cocina

Estudiar el espacio disponible, la capacidad de almacenaje y aprovechar los muebles para colocar bandejas, separadores, cajas, baldas o cestas para sacarle partido al interior. Es importante, también, dejar algún espacio libre para que la cocina no se vea sobrecargada.

Poner alguna planta o una pequeña estantería con libros, suele crear ambiente y ayudar en la decoración. 

2. Disposición de los electrodomésticos

La ubicación de cada electrodoméstico es esencial para amueblar la cocina. Se tiene que respetar el triángulo de trabajo de la cocina, formado por placa, frigorífico y fregadero. Además, aspectos como la instalación de fontanería y electricidad, la luz natural o la distancia de seguridad entre electrodomésticos, son factores que hay que considerar para la distribución. 

Se recomienda hacer una lista con los electrodomésticos básicos que se necesitan y considerar el lugar que ocupan cada uno de ellos en la cocina. Por ejemplo, si la cocina es muy pequeña, lo mejor es no instalar lavavajillas y aprovechar ese espacio para almacenaje. 

3. Materiales de calidad

Otra clave para amueblar la cocina es la elección de materiales duraderos y de calidad, que sean fáciles de limpiar y soporten la humedad y el paso del tiempo. La garantía de calidad en encimeras, muebles, griferías o electrodomésticos es una inversión de futuro que a la larga beneficia.

También conviene escoger colores para los muebles adecuados que se adapten al espacio de la cocina. Por ejemplo, en cocinas pequeñas, colores claros para ganar amplitud y luminosidad. 

4. Errores a evitar cuando se quiere amueblar una cocina
  • Aprovechar la luz natural siempre.
  • Elegir un material que no sea demasiado delicado.
  • En espacios pequeños, nada de colores oscuros.
  • No olvidarse de la zona de trabajo.
  • La despensa también forma parte de la cocina.

 

Consejos para pedir presupuesto para amueblar cocina

Algunas recomendaciones para pedir precio cuando se quiere amueblar una cocina son:

  • Llevar un plano detallado con las medidas bien definidas, las tomas de agua y luz. Además hay que señalar dónde se encuentran las puertas y ventanas de la cocina y la altura al techo para definir el tamaño de los muebles. 
  • Tener ideas claras sobre distribución, diseño y estilo de la cocina. 
  • Saber qué tipo de material escoger para el mobiliario, los colores que mejor se adapten a la vivienda y el tipo de encimera que se necesita. 
  • Conocer qué electrodomésticos se quieren instalar, así como indagar sobre las distintas marcas existentes en el mercado.
  • Pedir más de un presupuesto para comparar precios.
  • Elegir siempre profesionales especializados y con garantías de calidad. 
  • Visitar tiendas como Ikea o Leroy Merlin con exposiciones de cocinas para conocer los materiales. 

Cada presupuesto de cocina es diferente y dependerá del espacio disponible, los materiales seleccionados, los electrodomésticos y de los extras que se añadan. 

 

¿Cuánto cuesta amueblar cocina de 10 metros cuadrados? Ejemplo de presupuesto

El precio de amueblar una cocina de 10m2 va a depender de si se trata de una reforma o de una cocina nueva

En las reformas, es importante revisar la instalación eléctrica y la fontanería debido a los posibles cambios en la distribución de la cocina, lo que supondrá un aumento del presupuesto. Por otro lado, también se pueden aprovechar los electrodomésticos de la cocina anterior, ahorrando así el gasto de todos los aparatos eléctricos nuevos.  

El precio medio de amueblar una cocina de 10 m2 nueva suele rondar entre los 6.000 € y 9.000€, dependiendo del material del mobiliario, la encimera escogida, la calidad de los electrodomésticos y de los extras de electricidad y fontanería. Generalmente, el traslado y el montaje están incluidos en el presupuesto

  • Muebles de cocina: 2.500 €
  • Encimera: 1.200 €
  • Electrodomésticos: 2.000 €
  • Instalación/renovación gas, electricidad, fontanería: 1.000 €

 

Otras preguntas frecuentes

¿Se necesitan permisos para instalar muebles de cocina?

En teoría no se necesita ningún permiso a la hora de instalar una cocina. Sin embargo, si la vivienda se encuentra en un edificio, conviene avisar al presidente o presidenta de la comunidad de vecinos para comunicar el uso del ascensor a una hora determinada para el traslado de los muebles de cocina.  

¿Cómo amueblar una cocina pequeña?

Cuando se trata de amueblar una cocina pequeña, es fácil caer en la idea de que siempre va a faltar espacio para el almacenaje o los electrodomésticos. Algunos consejos para optimizar el espacio y el almacenaje en una cocina pequeña:

  • Instalar muebles altos hasta el techo para aprovechar el espacio.
  • Organización extrema.
  • Colores claros para ganar amplitud y claridad.
  • Diseño en forma de U o en L.
  • Integrar la cocina en el comedor creando un espacio abierto.
  • Colocar muebles encima del frigorífico.
  • Opción de diseño de un solo frente con una mesa alta de office que sirva como mesa de trabajo y mesa de cocina. 
  • Decoración con pequeños accesorios que la hagan acogedora. 
Formas de ahorrar en el cambio de cocina

Algunos trucos o consejos para ahorrar en el presupuesto cuando se quiere instalar una cocina nueva o hacer un cambio son:

  • Colocar la encimera de melamina, evitando otros materiales más caros. 
  • Comparar electrodomésticos de segunda mano.
  • Desinstalación propia de los muebles de cocina antiguos. 
  • Automontaje de los muebles de cocina cuando son por módulos, aunque se recomienda contratar siempre a profesionales especializados para este trabajo.
  • Instalar menos muebles si se tiene una gran despensa.
  • Aprovechar promociones, días sin IVA o cambios de exposición en tiendas.
¿Buscas amueblar la cocina para tu próximo proyecto?
Ahora que tienes una idea de los precios, ¡vamos a encontrar profesionales cerca de ti!

¿Cómo sabemos estos precios?
Todos los años, miles de personas buscan profesionales en Zaask para sus proyectos. Monitorizamos los presupuestos de los profesionales y compartimos esa información contigo.
25k Proyectos mensuales
+400k Presupuestos presentados
15k Profesionales que han dado presupuestos
Para proporcionarte la mejor y más rápida experiencia posible, este sitio web guarda las cookiesAceptar