Cuánto cuesta un servicio de instalación de rampas para discapacitados en Zaask 60€ - 35000€

Precios basados en la media nacional

En 2008 entraba en vigor la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, la cual profundiza sobre algunas cuestiones que, en el plano normativo nacional, ya venían planteándose desde los años ochenta. Con ella, la accesibilidad se va a considerar un derecho que, a nivel internacional, implica la posibilidad real de que cualquier persona pueda acceder a un espacio con seguridad y autonomía.

Las rampas permiten un acceso más cómodo no solamente a usuarios con movilidad reducida, también a personas mayores, niños y, en general, a toda la ciudadanía. La instalación de rampas es, por tanto, una de las soluciones más utilizadas para salvar desniveles todo tipo de negocios comerciales, edificios de viviendas, espacios públicos, etc. 

El precio medio de la instalación de una rampa para discapacitados es de 3500 €. Este valor puede oscilar entre los 60 € que puede costar la fijación de una rampa prefabricada de la gama más sencilla a los 35 000 € que podría costar dotar de accesibilidad a una comunidad de propietarios. Entre los aspectos que determinan esta variación podemos destacar, principalmente, el tipo de rampa a instalar, su extensión, sus materiales constitutivos y las prestaciones complementarias que puedan incorporarse.

Normativa

La accesibilidad, en España, se regula tanto a nivel estatal como por parte de las comunidades autónomas. El Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y su inclusión social y la Ley 8/2013, de 26 de junio de rehabilitación, regeneración y renovación urbanas vinieron complementadas, en lo que respecta a edificación, con la actualización en 2015 del Código Técnico de la Edificación (CTE). Este último documento especifica los criterios a seguir a la hora de instalar rampas.

Requisitos mínimos 

Entre otras cuestiones, se regula la anchura, que debe ser de 120 cm. Las pendientes variarán en función de la longitud de la rampa: para recorridos iguales o menores a 3 metros, la pendiente será inferior a 10%; cuando son de 3 a 6 metros, la pendiente será inferior al 8% y aquellos de 6 a 9 metros, la pendiente disminuye al 6%. De ser más largas, dispondrán de varios tramos, con rellanos de descanso. Además, hay que tener en cuenta que el suelo debe de ser antideslizante y que debe existir un doble pasamanos, entre otros aspectos. 

Las rampas que no respetan la normativa podrían suponer un grave peligro para la seguridad ciudadana. 

Tipos de rampas

Existen diversas tipologías que se adaptan a los espacios y las necesidades según la frecuencia de uso, la pendiente, el lugar para el que están pensadas, el peso que han de soportar, etc. Estos elementos puede ser permanentes, semipermanentes o portátiles. 

  • Rampas fijas. Su uso es permanentemente y su frecuencia de paso es alta. Se diseñan para ser atornilladas o bien, son construidas en obra. Suelen ser de aluminio, acero galvanizado, cemento o madera. Es el modelo más utilizados en edificios abiertos al público. 
  • Rampas semipermanentes. Suelen ser utilizadas con una frecuencia media, por lo que pueden ser retiradas si las circunstancias lo requieren. Se realizan, por lo general, en acero galvanizado o aluminio. 
  • Rampas plegables. Son una alternativa adecuada para hogares y para cargar un dispositivo de movilidad. Destacan por ser manejables y estar fabricadas en materiales livianos, lo que las convierte, a su vez, en menos duraderas que los modelos anteriores. 
  • Rampas enrollables. Son otra alternativa portable, aunque en esta ocasión puede plegarse sobre sí misma. El inconveniente que presenta esta modalidad es que soporta un peso más limitado.  
  • Rampas telescópicas. Este modelo puede disminuir o aumentar su longitud, lo que altera la inclinación, ajustándose a diferentes pendientes.
  • Rampa puente. Es el modelo más sencillo, pensado para pequeños obstáculos.
  • Rampa para vehículos. Son rampas portátiles, ligeras y adaptadas a los vehículos. Están diseñadas para posibilitar el acceso bien por la zona lateral o por la trasera.

Sistemas de accesibilidad complementarios

Las plataformas salvaescaleras son sistemas elevadores que permiten salvar desniveles en vertical. Existen diversos tipos dependiendo, entre otros factores, del tramo a recorrer. Son una alternativa viable cuando no es posible o no es recomendable instalar ascensor.

¿Buscas instalación de rampas para discapacitados para tu próximo proyecto?
Ahora que tienes una idea de los precios, ¡vamos a encontrar profesionales cerca de ti!

¿Cómo sabemos estos precios?
Todos los años, miles de personas buscan profesionales en Zaask para sus proyectos. Monitorizamos los presupuestos de los profesionales y compartimos esa información contigo.
25k Proyectos mensuales
+400k Presupuestos presentados
15k Profesionales que han dado presupuestos