Cuánto cuesta un servicio de instalación de cerradura invisible en Zaask 90€ - 550€

Precios basados en la media nacional

Lo más característico de una cerradura invisible es que, a simple vista, no existe bombín que manipular. Este sistema está pensado especialmente para evitar ataques de tipo bumping, uno de los sistemas más usuales de robo en la actualidad. 

El coste medio de instalar una cerradura invisible es de 275 €. No obstante, es posible que este valor varíe entre un mínimo de 90 € y un máximo de 550 € dependiendo del modelo concreto de cerradura a instalar según marca y funcionalidades, así como de los precios por mano de obra, desplazamientos o tarifas especiales por servicio de urgencia que aplique el o la profesional. 

Principales beneficios

La sensación de vulnerabilidad e inseguridad que producen las modernas técnicas de robo ha llevado a desarrollar nuevos sistemas de protección que aporten una seguridad mayor. Ello supone aumentar el nivel de tranquilidad y confortabilidad ante el temor de una posible entrada de intrusos. 

Entre las ventajas comunes que ofrecen este tipo de cerraduras pueden destacarse, además de la ya mencionada invisibilidad, el no tener que portar continuamente una llave y la posibilidad de reprogramación, en la mayoría de los modelos, en caso de pérdida de los mandos o del dispositivo que controla la apertura, los cuales, a su vez, cambian de código encriptado continuamente para evitar posibles copias. 

Son sistemas muy versátiles, pudiéndose instalar en puertas de cualquier material mediante un procedimiento rápido y relativamente sencillo. De hecho, no es necesario eliminar la cerradura previa, si existiese, e incluso, puede utilizarse como complemento de la misma, instalando tantas cerraduras como sea necesario. 

Otra ventaja que puede encontrarse en este tipo de sistemas es que suponen una gran comodidad a la hora de acceder a la vivienda o local, pues su control a distancia permite agilizar la entrada en caso de ser necesario. 

Además, la amplia variedad existente hace posible que se pueda escoger entre varios colores y formas de cierre desde el interior. 

Tipos de cerradura

En el mercado existen diversas opciones englobadas bajo la calificación de “invisible”. Como norma general, suelen establecerse dos grupos de cerraduras, haciendo distinción entre aquellas mecánicas, accionadas mediante sistemas físicos (como pantallas táctiles o botones) colocados junto a la puerta, y aquellos puramente remotos, conectados sólo con mandos y aplicaciones específicas. 

Funcionalidades 

El número de funcionalidades va a verse reflejado en el coste de la cerradura. Detalles como que el sistema de cierre desde el interior sea en forma de botón o se accione por medio de una pantalla táctil, que exista un sistema de comunicación avanzado y posibilidad de control entre la cerradura y los dispositivos móviles de cada usuario, o que ante un forcejeo se active la función de alarma, por sensores, son aspectos que se tienen en cuenta a la hora de comercializar el producto. A estas podrían sumarse funciones de autocierre, avisos sonoros, opciones de desbloqueo (por voz, por acción manual, etc.), posibilidad de accionar varias cerraduras con un mismo mando o aplicación, y compatibilidades domóticas, entre otras. 

Sistema de alimentación

La fuente de alimentación de la cerradura puede encarecer el precio de la misma y, a su vez, intervenir de forma crucial en el nivel de seguridad. Aquellas cerraduras invisibles que sólo cuenten con sistema a pilas o batería van a ser mucho más económicas (y más inseguras) que las que cuentan, además, con un sistema alternativo de alimentación por corriente directa, que actúa en caso de que la primera se agote, o viceversa. 

Materiales 

Las cerraduras realizadas en materiales resistentes, como el acero inoxidable, van a ofrecer mayores garantías y durabilidad. Consecuentemente, el precio será mayor en comparación con el uso de cerraduras fabricadas en materiales de menor calidad. 

Servicio de cerrajería

Al precio de la cerradura, que puede ser proporcionada o no por el cerrajero o cerrajera, es necesario sumar el coste por mano de obra. Este suele rondar entre 40 y 90 €/h, dependiendo de la complejidad de la instalación. 

Desplazamiento 

Otro de los factores que suele incidir en el presupuesto es la distancia que el o la profesional debe realizar para acudir al domicilio o local en que se va a realizar la instalación. Generalmente, en la tarifa de base se incluye el precio del desplazamiento hasta un límite de kilómetros que, si viene superado, podría hacer aumentar el precio final. 

Servicios de urgencia

Cuando el servicio se debe realizar con premura, en horario nocturno o días no laborables, dependiendo de la situación, el precio del servicio de instalación podría llegar a duplicarse. 

Recomendaciones

Aunque las cerraduras invisibles son más seguras que las convencionales, ello no significa que estén exentas de riesgo. Habrá que prestar atención a la seguridad de los dispositivos móviles, que son susceptibles al hackeo, y atender tanto a posibles actualizaciones de software como a fallos en la alimentación. Este último punto sería fácilmente solucionable optando por modelos que incorporen posibilidades combinadas, como baterías o pilas y corriente alterna.  

¿Buscas instalación de cerradura invisible para tu próximo proyecto?
Ahora que tienes una idea de los precios, ¡vamos a encontrar profesionales cerca de ti!

¿Cómo sabemos estos precios?
Todos los años, miles de personas buscan profesionales en Zaask para sus proyectos. Monitorizamos los presupuestos de los profesionales y compartimos esa información contigo.
25k Proyectos mensuales
+400k Presupuestos presentados
15k Profesionales que han dado presupuestos