Cuánto cuesta un servicio de iluminación de interiores en Zaask 20€ - 10000€

Precios basados en la media nacional

Ya sea en una oficina, un negocio o un hogar, la iluminación es uno de los elementos más importantes para hacer funcional y cómodo un espacio. Contar con un sistema de iluminación eficaz permite adecuar las estancias a sus usos, impregnar de un carácter especial los ambientes y disminuir el consumo. Por ello, ante una reforma en un inmueble es fundamental planificar y dar la consideración que merece este aspecto. 

El precio medio de instalar iluminación de interiores ronda los 900 €. Este valor puede variar entre 20 y 2500 € según la complejidad de la instalación, lo que dependerá del tipo y el número de puntos de luz que la componen, entre otras variables. El coste de las lámparas no siempre se incluye en los precios de instalación, por lo que si se adquieren ejemplares de diseño y calidad destacada el precio podría llegar e, incluso, superar los 10 000 €. 

Tipos de iluminación

La iluminación puede ser trascendental a la hora de atraer o ahuyentar clientes en un restaurante, influir en el nivel de confort de los huéspedes en un hotel u originar fatiga visual en un ambiente laboral si ésta fuese insuficiente. 

Las fuentes de luz cálida, indirectas, son usadas para lugares de paso y ambientes distendidos y relajados, mientras que las luces frías son frecuentes en zonas más utilitarias. 

Cada ámbito requiere de una luminosidad diferente y, por ello, existen una gran variedad de soluciones que pueden encuadrarse en tres grandes categorías que, lejos de ser excluyentes, son complementarias: 

  • Iluminación general: es el sistema de iluminación principal, el cual aporta visibilidad a todo un espacio. Para ello se utilizan, generalmente, lámparas de techo situadas en posición central, plafones y apliques. 
  • Iluminación puntual: se trata de una o varias fuentes de luz focalizadas en una zona determinada, de carácter complementario, para facilitar la ejecución de una actividad frecuente. Así, por ejemplo, pueden situarse puntos de luz sobre la encimera de la cocina, en la mesa del comedor, junto a un espacio destinado a lectura, en los laterales del espejo en el baño o en las mesitas de noche de las habitaciones. 
  • Iluminación decorativa: algunos modos de ambientación recurrentes se fundamentan en iluminar un objeto determinado o resaltar la propia arquitectura, como sucedería al colocar puntos de luz a lo largo de un pasillo o escaleras. También es frecuente incorporar toques de luz y color en el propio mobiliario. 

Cantidad 

Es recomendable el uso de varias fuentes de luz que puedan adaptarse a las dimensiones de la habitación y las diferentes necesidades, según el momento. Así, por ejemplo, los requerimientos lumínicos de una cocina o un baño irán de los 200 a los 600 lux. Esa variación es posible gracias a la colocación de luces complementarias o a la regulación de la luz general, graduándose dependiendo de las necesidades pues, por ejemplo, se requiere de una mayor luminosidad mientras se prepara la comida o durante el afeitado. En un dormitorio o una sala de estar, lo más recomendable es contar con una iluminación baja, de 100 lux o menos, pero que pueda llegar a alcanzar los 500 si fuese preciso escribir, leer o coser. 

Dependiendo del número de puntos de luz o lámparas que necesitemos instalar el presupuesto será mayor o menor, aunque ante un determinado volumen es frecuente contar con algunas reducciones. 

Tipo y calidad

Cuando hablamos de una instalación, el coste en luminarias puede o no estar incluido. Cuando se trata de instalar lámparas exentas de diseño, lo habitual es que su compra se haga de forma independiente, mientras que otros recursos, como cuando se trata de focos embutidos en el muro o plafones más sencillos, sí puedan ser proporcionados por los y las profesionales que realizan la instalación, con lo que su coste se sumará al presupuesto. 

En cualquiera de los casos, en lo que a provisión de sistemas de iluminación se refiere, el coste será mayor cuanto más sofisticados sean, teniendo en cuenta diseño, funcionalidad y calidad del material.

Diseño

Una adecuada colocación de los focos supone contar con un sistema de iluminación más eficaz que permitirá reducir la cantidad necesaria y el consecuente ahorro en la factura de la luz. No obstante, elegir la disposición, el tamaño y combinar los distintos tipos de lámparas entre sí y con respecto al mobiliario y el espacio, no es tarea sencilla. Una solución puede ser contar con un servicio de diseño de interiores especializado en iluminación, cuyo precio suele partir de 300 €. 

Nivel de dificultad 

Las condiciones previas van a ser determinantes en la configuración del presupuesto. Si una estancia no cuenta con circuitos eléctricos, la provisión de puntos de luz será más costosa, pues será necesario contar no sólo con un o una manitas, sino con profesionales de la electricidad que tendrán que acometer aberturas en los muros y configurar todo el sistema eléctrico y lumínico.

De otra parte, no es lo mismo instalar lámparas colgantes, focos proyectores o rieles de iluminación que un sistema indirecto a través de foseados en paredes y techos. En este último caso, el trabajo de albañilería y los materiales necesarios, así como las condiciones de altura o dureza en paredes y techos, impactarán en el presupuesto. 

Además, el nivel de complejidad aumenta cuando las lámparas presentan mayor tamaño y peso, lo cual puede suponer que, ante un difícil manejo, sea necesaria la contratación de más de una persona para la instalación. 

Tarificación

El personal técnico encargado de la instalación, a la hora de facturar sus servicios, puede tener en cuenta el tiempo invertido o puede ofrecer un precio cerrado. Los valores varían mucho dependiendo de la situación y los servicios concretos contratados, pero los rangos suelen establecerse entre 15 y 70 €/h, o entre 20 y 40 € por punto de luz. 

En ocasiones, cuando es necesaria una planificación y la elaboración de un diseño lumínico, algunos y algunas profesionales ofrecen un precio cerrado que incluye tanto el proyecto como la instalación, aunque en otras ocasiones puede solicitarse solamente el estudio lumínico. 

Ahorro energético 

En los últimos años las lámparas halógenas han sido paulatinamente sustituidas por otras de menor consumo, como el LED. Además, la medición de la eficiencia energética de los inmuebles es absolutamente necesaria ante una compra o alquiler. La instalación de iluminación LED en interiores permite ahorrar tanto en las facturas de la luz como en la adquisición de las bombillas, pues éstas presentan una vida útil más larga. Su precio varía según la potencia y el tamaño, aunque el precio suele oscilar entre 10 y los 60 euros. 

Además del LED, se recomienda contar con reguladores de intensidad de la luz, sistemas de detección del movimiento y aprovechar al máximo la luz natural mediante el uso de espejos y la elección apropiada del color aplicado a pinturas y alicatados.  

Energía solar

El cambio climático está forzando la implantación de alternativas más sostenibles y respetuosas con el medio ambiente. La iluminación por energía solar es ideal para zonas con un porcentaje elevado de radiación solar anual. Aunque el coste de instalación de las placas solares puede ser algo caro al inicio, el ahorro a largo plazo será considerable.

¿Buscas iluminación de interiores para tu próximo proyecto?
Ahora que tienes una idea de los precios, ¡vamos a encontrar profesionales cerca de ti!

¿Cómo sabemos estos precios?
Todos los años, miles de personas buscan profesionales en Zaask para sus proyectos. Monitorizamos los presupuestos de los profesionales y compartimos esa información contigo.
25k Proyectos mensuales
+400k Presupuestos presentados
15k Profesionales que han dado presupuestos
Para proporcionarte la mejor y más rápida experiencia posible, este sitio web guarda las cookiesAceptar