Coste de castrar un/a gato/a en Zaask 50€ - 270€

Precios basados en la media nacional

El coste medio de castrar un gato o una gata es de, aproximadamente, 150 €. El precio puede variar entre 50 € y 270 €, según factores como el sexo del animal o la técnica quirúrgica escogida, que inciden directamente en el tipo de servicio requerido.

Machos

Castrar un gato es una operación muy sencilla que en algunas ocasiones ni siquiera requiere puntos. La intervención recibe el nombre de orquiectomía y consiste en quitar los testículos. Es una operación rutinaria donde es posible que tu mascota vuelva a tu casa contigo en el mismo día. El precio de esterilizar a un macho oscila entre 50 € y 150 €. 

Entre las ventajas de castrar un gato se encuentra la prevención de enfermedades como el cáncer de testículos u otras dolencias vinculadas al exceso de testosterona. Además, la castración reduce la probabilidad de que el gato manifieste comportamientos territoriales como, por ejemplo, orinar donde no debe hacerlo. Lo más aconsejable es castrarlo antes de que alcance la madurez sexual.

Hembras

Castrar una gata es más complejo que castrar un macho. Existen varios procedimientos y el más común es la ovariectomía, que consiste en la extirpación de los ovarios. Otra operación habitual es la ovariohisterectomía, donde se extraen los ovarios y también el útero. Este segundo procedimiento es más costoso que la ovariectomía debido a su complejidad. Esterilizar a una gata puede costar entre 70 € y 270 €. 

Las gatas alcanzan la madurez reproductiva a los seis meses de edad, por lo que se recomienda esterilizarla antes de pasar este periodo o una vez pasado el primer celo, que comúnmente se da entre su quinto y su octavo mes de vida.

Recomendaciones

Tras castrar un gato o una gata, mantén a tu mascota dentro de la casa durante al menos tres días. Al hacerlo, minimizarás el riesgo de que contraiga infecciones y podrás controlar el aspecto de la región del cuerpo donde se realizó la intervención quirúrgica. Si detectas algún enrojecimiento o inflamación en esa zona, o si se desprende alguna secreción alrededor de la herida, es importante que te pongas en contacto con tu veterinario o veterinaria de inmediato.

Debido a que castrar un gato macho es una intervención sencilla, es probable que el animal quede un poco adormilado las primeras 24 horas, pero luego vuelva a sus actividades cotidianas con bastante rapidez. A las hembras les lleva un poco más de tiempo recuperarse porque sus operaciones son más complicadas. Para ayudarlas a recuperarse, intenta que no se muevan demasiado durante los días posteriores a la intervención y que no den saltos mientras se curan las incisiones.

Después de realizar la castración, es fundamental darle a tu mascota una dieta saludable, ya que su organismo requiere nutrientes para curarse debidamente.  Una vez que tu gato o gata se haya recuperado del todo, también es indispensable cambiar la alimentación con alto contenido calórico por una dieta de mantenimiento que cuente con menos calorías, puesto que el procedimiento, independientemente del sexo, suele implicar que las mascotas tengan tendencia a aumentar de peso. Los cambios tras castrar un gato o gata se explican debido al descenso en la producción y secreción de hormonas sexuales. El aumento de peso se debe a que gastan menos energía porque se reducen sus actividades sexuales, adoptan un estilo de vida más sedentario y su apetito aumenta considerablemente.

¿Buscas castrar un/a gato/a para tu próximo proyecto?
Ahora que tienes una idea de los precios, ¡vamos a encontrar profesionales cerca de ti!

¿Cómo sabemos estos precios?
Todos los años, miles de personas buscan profesionales en Zaask para sus proyectos. Monitorizamos los presupuestos de los profesionales y compartimos esa información contigo.
25k Proyectos mensuales
+400k Presupuestos presentados
15k Profesionales que han dado presupuestos