Cuánto cuesta un servicio de yoga embarazadas en Zaask 12€ - 35€ /sesión

Precios basados en la media nacional

El yoga se ha posicionado como una actividad física muy recomendable para embarazadas, pues permite a la mujer mantenerse en buena forma, relajarse, conocer su propio cuerpo y fortalecer numerosos músculos que van a ser cruciales en el momento del parto.

Las tarifas de las clases dirigidas a embarazadas son similares a las de una clase de yoga convencional. El precio puede variar entre 12 y 35 €/sesión dependiendo del centro, la frecuencia de las sesiones, el número de participantes y los recursos empleados. No obstante, el precio medio de una sesión de yoga prenatal puede establecerse en 20 €.

Yoga durante el embarazo 

A diferencia del yoga convencional, el yoga prenatal se centra en la preparación de la madre para el momento del parto y en la conexión entre ésta y el futuro bebé. Siendo el yoga un ejercicio que busca centrarse en la meditación, al enfocar la disciplina en el embarazo es posible encontrar una visión mucho más sensible de lo que significa el acto de dar a luz, al mismo tiempo que el ejercicio se adapta para lograr dichos fines. Realizar la actividad en grupo con otras embarazadas permite, además, compartir experiencias entre madres primerizas y experimentadas.

Adaptación 

Aunque puede parecer difícil realizar ejercicio durante esta etapa, ello es perfectamente posible e incluso conveniente siempre y cuando se realice bajo ciertas condiciones de seguridad. Debido al esfuerzo que requieren algunas posturas de parte de los músculos abdominales, lo mejor es empezar a realizar este ejercicio después del tercer trimestre del embarazo.

El ejercicio se adaptará a las circunstancias y posibilidades de cada persona, aunque existen una serie de normas generales aplicables a esta tipología. En ese sentido, el yoga prenatal eliminará las posturas que requieran giros y se apoyen en el estómago y evitará los movimientos demasiado intensos. En caso de sentir dolores o experimentar algún tipo de incomodidad, es recomendable detener el ejercicio. 

Asanas recomendadas

Cuando el yoga ha sido una práctica realizada con asiduidad de forma previa al embarazo, algunas mujeres mantienen su realización de forma autónoma. No obstante, continuar con esta actividad durante la gestación sin el apoyo de un o una profesional no es recomendable.

Algunos asanas o posiciones recomendadas durante este periodo son:

  • Posición de loto: es una postura inicial, a modo de calentamiento, que permite relajar nuestro cuerpo y controlar el ritmo de la respiración.
  • Posición del águila: esta postura ayuda a mejorar la concentración y el equilibrio. Al apoyarse en las rodillas, es una de las más seguras, junto a la posición de loto.
  • Posición de gesto invertido: aunque es una posición invertida, al descansar en la espalda y promover una mejor circulación de la sangre, resulta muy conveniente durante el embarazo.
  • Posición del bebé: es similar a la posición fetal y permite estirar los músculos que se relacionan con el momento del parto.
  • Posición del gato: esta postura es ideal para liberar la presión en la espalda. Puede realizarse al final del ejercicio acompasando la respiración al ritmo del movimiento. 

Los monitores y monitoras de yoga adaptarán el ejercicio a las circunstancias de cada persona según sus capacidades físicas.

¿Buscas yoga embarazadas para tu próximo proyecto?
Ahora que tienes una idea de los precios, ¡vamos a encontrar profesionales cerca de ti!

¿Cómo sabemos estos precios?
Todos los años, miles de personas buscan profesionales en Zaask para sus proyectos. Monitorizamos los presupuestos de los profesionales y compartimos esa información contigo.
25k Proyectos mensuales
+400k Presupuestos presentados
15k Profesionales que han dado presupuestos