Cuánto cuesta un servicio de manitas en Zaask 15€ - 200€ /h

Precios basados en la media nacional

El coste medio de un o una manitas es de 35 €/h. Es probable invertir entre 15 €/h y 200 €/h en total, dependiendo del tipo de trabajo a realizar.

Los servicios que ofrecen estas personas abarcan una amplia gama de pequeños arreglos domésticos, tales como reparaciones, instalaciones, mantenimiento, montaje de muebles, pintura e incluso limpieza. Los y las profesionales que realizan estos trabajos pueden ser particulares o trabajar para una gran empresa. Una amplia variedad de factores afectan al coste total de la contratación, principalmente el tipo de actuación a ejecutar. En muchas situaciones es necesario realizar una visita a la vivienda antes de poder dar un presupuesto cerrado, otras más simples, no obstante, tienen un precio fijo predeterminado.

Conveniencia de contratar un o una manitas

Cuando hablamos de manitas nos referimos a todo aquel profesional que acomete trabajos puntuales de mantenimiento o instalación aplicados a viviendas, pero también a otros ámbitos más amplios como comunidades, locales y empresas. 

Las reparaciones son de vital importancia en cualquier edificio o negocio. Encontrar elementos estropeados en las zonas comunes de edificios o en las instalaciones de una empresa aporta mala imagen y traslada al usuario cierta sensación de dejadez.

¿Cuándo contratar este servicio?

La sencillez de la mayoría de los trabajos, que no obstante puede implicar habilidad e, incluso, fuerza, es la principal clave para diferenciar la necesidad de contar con estos profesionales y valorar prescindir de personal técnico más cualificado. 

Cuando las actuaciones que se necesitan acometer tienen cierta entidad o hacen necesaria la tramitación de certificados, permisos o proyectos de obra, entonces se deberá contar con otro tipo de profesionales más especializados en sus respectivos campos. 

Ventajas 

Estas personas suelen realizar los arreglos de forma inmediata pues, generalmente, tienen buena disponibilidad, y el resultado suele ser muy profesional, dado que el boca a boca o las valoraciones online sobre su trabajo son medios importantes para darse a conocer. 

La amplia variedad de reparaciones y tareas que se pueden acometer hace que sea posible concentrar diversas actuaciones en un mismo servicio, sin necesidad de contratar a varios profesionales de diversos ámbitos, lo que supondría un mayor coste asociado. Tener a una misma persona para realizar los diferentes trabajos se traduce en un ahorro por desplazamiento y tarificación mínima. 

Precio fijo

Algunos servicios concretos de baja complejidad, como colgar una lámpara de techo, colocar un espejo o atornillar estantes a la pared, suelen tener un precio fijo, independientemente de cuánto tiempo sea invertido en realizar el trabajo. Esto generalmente se realiza ante trabajos que generalmente no superan la hora. 

En otras ocasiones, el o la profesional establece un valor fijo por hora si lo que se desea es realizar varios trabajos en un mismo servicio o no cuenta con precio preestablecido para arreglos muy específicos.

Precio por hora

El precio por hora puede variar dependiendo de la habilidad técnica necesaria para el trabajo requerido, por lo que es necesario establecer el coste antes del inicio del trabajo. En muchas ocasiones, el valor de la primera hora es superior al de las horas posteriores, pudiendo rondar esta primera entre 50 €/h y 70 €/h, ya que en el mismo se incluye el coste del desplazamiento. 

Las restantes horas de trabajo que resulten necesarias suelen tarificarse por un valor de entre 20 y 30 €/h. Una vez sobrepasadas las tres horas, hay quien pasa a cobrar entre 10 y 15 €/h por fracciones de 30 minutos de trabajo, aunque otras personas aplican la tarifa horaria completa aunque no se haya cubierto totalmente. 

Versatilidad 

La amplitud tipológica de trabajos realizables permite un buen aprovechamiento del servicio. Estos profesionales abarcan desde reparaciones de fontanería, electricidad y carpintería hasta trabajos de pintura y jardinería.  A continuación señalaremos algunas de las principales acciones llevadas a cabo.

Instalación de lámparas

Cuando se necesita instalar una lámpara en buen estado y no existen fallos en el sistema eléctrico, se puede recurrir a este tipo de profesionales. Instalar lámparas no siempre es sencillo. Debido a la altura a la que se tiene que instalar, su peso o fragilidad, puede ser un trabajo que no podamos realizar por nuestros propios medios.

 Este trabajo se suele cobrar por unidad instalada, y su precio para ejemplares comunes en viviendas puede variar entre los 15 € y los 35 € aproximadamente, a lo que se añadiría el coste por desplazamiento. Si la instalación de la lámpara atendiese a requerimientos especiales por el tipo, la altura o dificultades presentes en el lugar de instalación, si fuese una pieza de alto valor, muy frágil o de grandes dimensiones y su instalación requiriese de más de una persona, la tarifa podría verse incrementada sustancialmente, pudiendo superar los 195 €.

Si, por el contrario, la lámpara presenta fallos en el cableado o la instalación da problemas, es conveniente contar con personas experimentadas en el campo. Cuando el o la manitas no cuente con la suficiente formación o experiencia y la intervención supere su ámbito de competencia, será necesario contar con electricistas. 

Arreglar o cambiar persianas

Cambiar y arreglar las persianas puede ser una tarea algo compleja si no se tiene experiencia. El coste medio de una reparación de persianas es de 90 €, mientras que la instalación de una nueva asciende a un precio medio de 135 €. Estos valores pueden oscilar atendiendo a factores como el tipo de persiana, sus dimensiones y el motivo de la avería.

Las averías más comunes tienen que ver con la cinta o cuerda, las lamas y los ejes. Entre las reparaciones más económicas se encuentra la sustitución de lamas, cuyo precio oscila entre 25 y 70 €. El precio de sustitución de una cinta puede ser algo mayor, entre 40 y 100 €, mientras que desatascar una persiana puede llegar a costar hasta 150 €.

Las persianas más económicas de instalar son las persianas venecianas y las alicantinas, cuyo precio medio de compra es muy bajo, por lo que en multitud de ocasiones se opta por la instalación de una nueva en lugar de su reparación. Las más caras a la hora de acometer una instalación son las persianas enrollables y las persianas fijas con lamas horizontales, especialmente si cuentan con mecanismos motorizados o sistemas de seguridad. 

Instalación de cortinas 

La tarifa de colocación de cortinas y sus barras suele calcularse por unidad o por hora, si se han instalado varias. En general, el coste específico de este trabajo se establece entre 30 y 50 €. 

Las cortinas pueden colgarse en riel o con barra, ya sea metálica o de madera. También es posible optar por estores enrollables o plegables, siendo el precio de instalación similar entre todos ellos. 

Otras instalaciones menores

Cuando no se dispone de taladro propio o realizar agujeros acarrea cierta inseguridad, como sucede cuando se quieren colocar cuadros, estanterías, espejos, percheros o accesorios en baño y cocina, el servicio de manitas es muy útil. Si los trabajos no superan la hora, el coste total de estas actuaciones no suelen superar los 60 €. Por otro lado, instalar un tendedero en un patio interior tiene un coste medio de 100 €. 

Montaje y reparación de muebles

El desmontaje y montaje de muebles puede ser muy necesario cuando se van a acometer obras en el inmueble, se prevé una mudanza o se opta por la compra de mobiliario a precio bajo, cuyo coste no incluye el montaje. 

La reparación y pintura de muebles, por su parte, puede ser una solución sostenible, pues permite seguir utilizando mobiliario al alargar su vida útil y renovar ligeramente su aspecto. 

El precio de estos servicios puede calcularse por mueble o por tiempo invertido, que suele establecerse entre 20 y 70 €/h. Cuando se trata de muebles que van colgados o fijados a la pared, como los de cocina, este precio podría ascender. 

Reparaciones de fontanería

Los grifos sueltos, las tuberías lentas o los problemas con una cisterna de inodoro externa son problemas comunes fácil de solventar por uno mismo si se dispone de tiempo y habilidad. Pero cuando ello no es posible y la situación no tiene la importancia suficiente como para recurrir a un servicio de fontanería que es, por lo general, más caro, se puede recurrir a este versátil servicio. 

Ajustes de grifos

Suelen ser los elementos de baños y cocinas que más problemas causan. Las pérdidas de agua, además de ser engorrosas, pueden originar el deterioro de muebles y encimeras, e incluso la decoloración de suelos y paredes. El uso diario, la acumulación de suciedad en sus mecanismos, una mala instalación anterior o su antigüedad, pueden ser factores que contribuyan al mal funcionamiento de los mismos. El ajuste de un grifo es, por lo general, un trabajo económico y rápido de realizar. 

Reparación de cisternas

El inodoro es un elemento esencial y, dado su uso frecuente, es bastante común que se puedan originar averías en las cisternas. Los problemas pueden ser muy variados, desde un fallo u obstrucción en el mecanismo de entrada de agua, una avería en la válvula de descarga, la existencia de un goteo continuo, el desgaste de las juntas de sujeción y hasta problemas con el tirador por su rotura externa o mal funcionamiento. Las reparaciones sencillas no suelen superar los 40 €.

Desatascos

Los manitas pueden hacer frente a un atasco sencillo tanto en tuberías como inodoros. No obstante, si el origen del problema es difícil de determinar y no resulta fácil su solución, habrá que recurrir a un profesional de la fontanería que cuente con los medios adecuados para solventar este contratiempo mayor. Estos trabajos suelen tener un precio que parte de los 35 €. 

Sellado de juntas con silicona

El uso, la limpieza y el paso del tiempo suelen reflejarse también en las juntas de encimeras, sanitarios y otros elementos. El sellado con silicona permite impermeabilizar los elementos evitando las fugas de agua y el movimiento de las propias piezas. Un bote de silicona para juntas de 280 ml suele comercializarse por un precio que ronda los 7€. La mano de obra de este tipo de actuación suele contemplarse según la tarifa horaria de base marcada por cada profesional. 

Radiadores de la calefacción

El verano es el mejor momento para revisar y reparar los sistemas de calefacción. Estos tienden a almacenar aire, oxidarse o gotear, por lo que es preciso acometer actuaciones antes de que esas pequeñas averías puedan derivarse en un problema mayor. Una purga para eliminar el aire interno o el cambio de un detentor no suele superar los 80 €.

Reparaciones eléctricas

Además de la instalación de lámparas que ya hemos mencionado, o la sustitución de bombillas y puntos de luz, pueden existir otros problemas que son susceptibles de ser solventados por manitas, como puede ser la reparación de timbres y la sustitución de enchufes o interruptores de luz. Los precios suelen variar entre 20 y 50 €/u.  

Reparaciones de albañilería y pintura

La reparación de desperfectos en paredes, colocación o fijación de baldosas y la reparación de fisuras y pequeñas goteras pueden ser también acciones a realizar por este tipo de profesional. Estos trabajos pueden verse acompañados por un servicio posterior de pintura. El precio va a variar mucho dependiendo de cada caso, por lo que los y las profesionales suelen aplicar a este tipo de trabajos un coste de mano de obra por hora, al que se suma el precio de los materiales. 

Pequeñas reparaciones

Otras pequeñas reparaciones no englobadas en categorías anteriores pueden ser, por ejemplo, la reparación de pomos de puertas y mobiliario, la aplicación de lubricante a bisagras y cerraduras, la revisión de ventanas con problemas de cierre, el anclaje de televisión u otros dispositivos a la pared, etc.  

Jardinería 

Hay profesionales que también tienen habilidades aplicadas a la jardinería o el entorno agrícola. Entre las actuaciones más demandadas están la instalación de sistemas de riego, instalación de vallas, puertas y tendederos, apertura de zanjas, aplicación de abonos, etc. 

Por poner algunos ejemplos, puede decirse que el coste medio de instalar riego por goteo en un jardín puede costar entre 2 y 8 €/m2, variando dicho valor, principalmente, según las particularidades del sistema seleccionado y el tiempo que conlleve la instalación. De otro lado, vallar un terreno costaría entre 19 y 250 €/m en función de las dimensiones, el tipo de terreno o el material utilizado. Ello permitiría aportar seguridad y privacidad a un espacio, aunque también puede realizarse con fines decorativos.

Equipamientos deportivos

Dado el uso constante de las instalaciones deportivas, los servicios de mantenimiento son muy necesarios en este ámbito. Los trabajos de limpieza, revisión y reparación de máquinas, mobiliario, sistemas de ventilación y sanitarios en gimnasios, por ejemplo, son constantes. También es posible encontrar profesionales versátiles que cuentan con formación o experiencia en el mantenimiento de piscinas, lo cual debería ser acreditado documentalmente con carácter previo a la contratación. El precio de estos servicios generalmente vienen tarificados de forma mensual.

Desplazamiento

La duración del viaje y el kilometraje pueden afectar al coste del servicio. Se ha de tener en cuenta que si el o la profesional tiene que desplazarse a una zona para realizar un servicio concreto, la tasa aplicada puede ser más elevada que en el supuesto del domicilio encontrarse en una zona más próxima o más céntrica, en la que puede aprovechar el desplazamiento para atender a más clientes.

Materiales necesarios

El material de trabajo puede facilitarse de varias maneras: el o la manitas puede ocuparse de comprar todo lo necesario e incluir ese coste en el precio final del servicio, o bien, puede ser quien contrata la persona que adquiere y facilita los materiales requeridos.

Es probable que el o la profesional cuente con la mayoría de las herramientas necesarias para acometer el trabajo, siendo necesario aportar solamente los materiales que son utilizados. Cuando se trata de materiales comunes necesarios para la mayoría de servicios, tales como tornillos o escayola, es posible que el profesional los aporte sin que esto se vea reflejado de forma específica en el presupuesto. No obstante, dependiendo del caso, el uso de estos materiales puede suponer una partida importante e incrementar así el precio final del servicio.

Documentación en regla

Contratar a una empresa que disponga de seguro para trabajadores y trabajadoras, y para clientes, así como de toda la documentación en regla, es esencial. Disponer de todos los permisos necesarios para ejercer la actividad significa que clientes y trabajadores van a estar más protegidos en caso de accidente. Ante un presupuesto demasiado bajo, habría que prestar atención a estos detalles. 

Elegir entre varios presupuestos

A la hora de contratar un servicio de envergadura puede ser interesante consultar los presupuestos de varios profesionales antes de tomar una decisión. No obstante, será necesario prestar atención no solo a los precios desglosados, también a la calidad de los materiales que vayan a ser empleados y, si fuese posible, consultar referencias de trabajos anteriores.

Aprovechamiento del servicio

Cuando el o la profesional tiene establecido un precio mínimo por hora, se tendrá que abonar la hora completa aunque el tiempo de ejecución de la actividad sea menor. Por ello, puede ser conveniente tener en cuenta otros posibles arreglos que permitan aprovechar al máximo el servicio. 

¿Buscas manitas para tu próximo proyecto?
Ahora que tienes una idea de los precios, ¡vamos a encontrar profesionales cerca de ti!

¿Cómo sabemos estos precios?
Todos los años, miles de personas buscan profesionales en Zaask para sus proyectos. Monitorizamos los presupuestos de los profesionales y compartimos esa información contigo.
25k Proyectos mensuales
+400k Presupuestos presentados
15k Profesionales que han dado presupuestos