Cuánto cuesta un servicio de abogado/a de familia en Zaask 400€ - 3200€

Precios basados en la media nacional

El coste medio de un abogado o abogado de familia es de 1500 €, pudiendo variar este precio habitualmente en un rango de entre 400 € y 3200 €. Generalmente los servicios jurídicos implican un coste elevado, que varía mucho en función del tipo de servicio que se requiera, así como de la manera en que sea cobrado. Hay diferentes tipos de abogados y abogadas con tarifas muy diversas para cada tipo de servicio ofrecido, por lo que para evaluar los presupuestos hay que tener en cuenta aquellos factores que influirán en el precio, como son los conocimientos legales del o de la profesional, su especialidad profesional, la ubicación del despacho y el modelo usado para establecer los honorarios.

Conocimientos legales

Los profesionales del derecho familiar se encargan de aplicar los conceptos jurídicos y las instituciones esenciales del ordenamiento jurídico al ámbito de la familia, aplicando las normas y principios de esta rama de la abogacía a los problemas particulares para resolver cualquier aspecto de carácter jurídico que se dé en una unidad familiar. 

Deben contar con la preparación suficiente para debatir a nivel jurídico un proceso de litigación oral o realizar los trámites necesarios en los tribunales de familia, siendo en este caso el grado de experiencia y conocimiento un factor que afecta a los honorarios establecidos.

Tipo de procedimientos

El tipo de proceso para el que sean requeridos los abogados y abogadas de familia también influyen en la tarifación del servicio. Estos y estas profesionales se encargan de casos como testamentos, sucesiones y herencias familiares; separaciones, divorcios, custodias de hijos e hijas y patria potestad; casos de tutelas y adopciones de menores; cálculo y ejecución de pensiones alimenticias y económicas; acuerdos para la separación de bienes, liquidaciones de ganancias y patrimonio conyugal; casos de infidelidad y adulterio o situaciones de violencia familiar.

Dependiendo de las circunstancias de estos casos y de las posiciones tomadas por los diferentes componentes de la familia, cada uno de estos casos pueden suponer procedimientos más o menos complejos y, consecuentemente, intervenciones con mayor o menor custo. 

Por poner algunos ejemplo ilustrativos, procedimientos como los divorcios contenciosos o de mutuo acuerdo, si el o la profesional interviene por ambas partes pueden oscilar entre valores de 400 € y 2500 €; las capitulaciones matrimoniales se tarifan a partir de 200 € o los procedimientos de división de herencia pueden alcanzar los 2200 €. Otros proceso como la modificación de medidas de la sentencia judicial de divorcio, la demanda judicial de paternidad o la incapacitación judicial de un familiar son procesos que se tasan, por lo general, a partir de los 1500 €.

Ubicación

Otro factor a considerar en algunos casos en el cálculo de los costes es la localización de los y las profesionales, ya que puede llegar a incrementar el precio de manera significativa. Por ejemplo, no es lo mismo contratar a un abogado o abogada que viva dentro de la misma zona o ciudad de la persona que quiere contratar el servicio, que contratar a alguien que vive fuera de la localidad, incluso en ocasiones en el extranjero, debido a necesidades legales. 

Si, además, fuera necesario que el o la profesional realice desplazamientos de larga distancia para acudir a reuniones o juicios, los gastos asociados suelen ser cobrados al cliente o clienta. 

Honorarios

Hay varios modelos de honorarios que pueden ser aplicados a la hora de fijar los costes del servicio de asesoramiento legal: fijos o estándar, por hora, de contratación y condicionales. En algunos casos puede acordarse entre ambas partes la combinación de varios tipos de tarifas, de manera que se ajusten lo mejor posible a la realidad de cada caso.

Por ejemplo, si se trata de un caso puntual que precise de poco seguimiento por parte del abogado o de la abogada, puede definirse un precio por hora de asesoramiento. Si, por el contrario, es necesario una implicación más intensa, puede fijarse una tarifa de contratación y acordarse honorarios condicionales, como la obtención de un porcentaje, si la persona que solicita el servicio gana el caso, lo cual incrementará los costes totales. Las tarifas de tipo fijo o estándar son las aplicadas a procesos menos conflictivos en los que se puede hacer una previsión del trabajo que van a implicar para los y las profesionales. 

En ocasiones, también es posible que los propios abogados y abogadas soliciten un depósito al comienzo del proceso, lo cual incrementará el gasto inicial. 

En la mayoría de los casos no se puede saber con certeza cuánto tiempo llevará exactamente cada caso, pero es importante solicitar un cálculo aproximado del mismo para que puedas evaluar previamente los gastos que podrá suponer la contratación del servicio.

¿Buscas abogado/a de familia para tu próximo proyecto?
Ahora que tienes una idea de los precios, ¡vamos a encontrar profesionales cerca de ti!

¿Cómo sabemos estos precios?
Todos los años, miles de personas buscan profesionales en Zaask para sus proyectos. Monitorizamos los presupuestos de los profesionales y compartimos esa información contigo.
25k Proyectos mensuales
+400k Presupuestos presentados
15k Profesionales que han dado presupuestos