Cuánto cuesta un servicio de abogado/a laboralista en Zaask 100€ - 1100€

Precios basados en la media nacional
Chart
1004009001100

¿Cuánto cobra un abogado o abogada laboralista?

Aunque resulta complicado establecer cuánto cobra un abogado laboralista, el precio medio de contratar a un abogado o una abogada laboralista es de 600 € aproximadamente. No obstante, este precio puede oscilar entre los 100 € y los 1100 €, dependiendo de varios factores. La tarifa que aplique el o la profesional para establecer sus honorarios, el tipo de intervención o la causa por la que trabaje, son solo algunas de las variables que hay que tener en cuenta a la hora de conocer lo que cuesta un o una profesional del derecho laboral.  

La abogada o abogado laboralista son profesionales del derecho, especializados en el área laboral cuya función es defender los derechos de los trabajadores. Además, se encarga de dar asesoramiento para que conozcan los beneficios y los deberes que tienen que cumplir. Su base es el estatuto de los trabajadores, así como otras leyes específicas del derecho laboral. Por norma general, todas las empresas cuentan en su plantilla con este perfil profesional para que se cumplan y respeten los derechos de sus empleados y empleadas. 

Es difícil estipular con exactitud el precio de un abogado laboralista porque, en Europa, los Colegios de Abogados no pueden imponer ni tarifas ni criterios orientadores sobre los honorarios. Los y las profesionales privados del derecho laboral pactan libremente sus tarifas con un acuerdo previo entre abogado/a y cliente/a. Por tanto, antes de una contratación, es importante conocer e informarse qué está incluido en los honorarios para que no haya sorpresas.

 

Precio abogado laboralista: factores a considerar

1. Tipo de tarifa

Para saber cuánto cobra un abogado laboralista, se ha de saber que cada despacho tiene sus propias tarifas, por lo que resulta muy complejo saber exactamente cuánto supone el coste de un o una profesional de este tipo. Además, no siempre se puede relacionar la calidad de los servicios o la experiencia del letrado o la letrada con un precio u otro. Esto significa que se pueden encontrar una horquilla amplia de precios a la hora de contratar a estos y estas profesionales. 

Generalmente, los abogados y abogadas laboralistas establecen una tarifa fija y otra variable, que es lo que se conoce como “cuota litis”. La parte fija se suele cobrar al empezar el caso y suele rondar entre los 100 € y los 900 €, mientras que la parte variable es un porcentaje de los beneficios obtenidos al finalizar exitosamente el proceso. Este porcentaje suele situarse entre el 8 % y el 30 %. Por ejemplo, si contratamos a una abogada y marca una cuota litis del 20 % y nos consigue una indemnización por despido de 60.000 €, tendremos que pagar 12.000 € cuando acabe el juicio. 

Otra de las opciones es que cobren una cuantía específica en función del tipo de actuación que sea necesaria (Papeleta de Conciliación, demandas, juicio, etc). Hay profesionales que ofrecen una primera consulta online gratuita y la presencial la cobran, por ejemplo, a 50 €. 

2. Causas

El tipo de causa a tratar también puede influir en cuánto cobra un abogado laboralista. En procesos más complejos, como por ejemplo, una incapacidad permanente, los y las profesionales del derecho laboral, además de su valoración y trabajo, tienen que contar con otros profesionales (peritos médicos, procuradores) para defender a su cliente. Estas causas suelen tener un coste más elevado que presentar una demanda por despido improcedente, puesto que el proceso es mucho más sencillo. 

Entre las principales causas que tratan los y las profesionales de la abogacía laboral destacan:

  • Despidos
  • Acoso laboral o mobbing
  • Pensiones
  • Jubilaciones
  • Negociación de condiciones de trabajo
  • Faltas o sanciones disciplinarias
  • Accidentes de trabajo
  • ERES y ERTES

3. Tipo de intervención

Del mismo modo que las causas, el tipo de intervención o trabajo que realice el abogado o la abogada laboralista, definirá el precio del servicio. Hay que recordar que los precios son orientativos y que dependen de lo acordado entre profesional y cliente o clienta. 

Tipo de intervención Precio estimado

Despido

Accidente de trabajo

Reclamaciones

Desde 300 - 600 € aprox.
Incapacidad permanente Desde 600 - 1000 € aprox.
Redactar papeleta de conciliación Desde 65 - 120 €
Demanda Desde 150 - 300 €
Demanda + juicio Desde 400 - 800€
Juicio Porcentaje entre el 8% y el 25 %
Conciliación Desde 100 - 120 €

 

4. Tipo de abogado/a

En muchas ocasiones, la elección de un tipo u otro de abogado o abogada laboralista que asesore en el proceso, también tiene que ver con el coste del servicio. Entre los y las profesionales que se pueden escoger se encuentran: abogados/as de oficio, de algún sindicato o privados.

  • Abogado/a laboralista de oficio

Toda persona trabajadora y beneficiaria de la Seguridad Social tiene derecho a un abogado o abogada de oficio. Estos y estas profesionales son profesionales y privados, inscritos al Turno de Oficio y designados para defender a quien solicita asistencia jurídica gratuita. 

Cuando se designa a un abogado o a una abogada laboralista de oficio, no hay que pagar nada al iniciar el procedimiento, pero sí al final del mismo. Por ejemplo, si el trabajador o trabajadora obtiene algún beneficio económico (unas nóminas impagadas, una indemnización por despido, etc.), el abogado o la abogada emite una minuta donde, normalmente, los honorarios suelen ser un tercio de lo recibido. Si por el contrario el proceso no se gana, el trabajador o trabajadora no tendrá que pagar nada. 

De igual modo ocurre con otros profesionales que puedan o tengan que participar en el proceso: peritos, aranceles de Notarios, Registros… La asistencia jurídica también es gratuita.  

El principal impedimento de contar con abogados o abogadas laboralistas de oficio es que no se puede elegir, ya que es designado por el Colegio de Abogados. Además, algunas veces, el porcentaje que puede llegar a cobrar un o una abogado de oficio es superior al de un o una profesional privado. 

  • Abogado/a laboralista de los sindicatos

También existe la posibilidad de tener acceso a un abogado o una abogada laboralista de un sindicato. En este caso, los sindicatos suelen ofrecer asesoramiento jurídico gratuito a las personas que llevan un cierto tiempo afiliados y dependiendo del procedimiento.

Los abogados y las abogadas de los sindicatos son expertos en derecho laboral y cuentan con mucha experiencia. El único problema es que suelen tener mucho trabajo, por lo que puede suceder que quien realiza la consulta y quien te defiende en el juicio sea un o una profesional diferente. 

  • Abogado/a laboralista privado

Si se opta por contratar los servicios de un abogado o una abogada laboralista privado, el trato será totalmente personal. Los honorarios dependen del acuerdo que se llegue entre el cliente o la clienta y el o la profesional, ya que no existen normas ni reglas fijas para tarificar.

Para saber cuánto cobra un abogado laboralista por tu caso, es aconsejable pedir siempre presupuestos a distintos profesionales, para hacer una comparativa de precios. Además de comprobar su experiencia, sus recomendaciones y comentarios de otros clientes para apostar por una elección segura, de confianza y con calidad. 

 

Causas tratadas frecuentemente por abogados y abogadas laborales

Existen una serie de causas generales a las que normalmente se enfrentan los abogados y las abogadas laborales:

  • Accidentes de trabajo: En caso de accidente laboral, los trabajadores y las trabajadoras cuentan con una serie de derechos a favor que los abogados y abogadas laborales se encargan de defender. Hay que tener en cuenta los distintos procesos y procedimientos a tratar, ya que no es lo mismo exigir una indemnización que una baja por enfermedad.  
  • Despidos (disciplinario, por causas objetivas, colectivo o ERE de extinción). Dependiendo del tipo de despido, el o la profesional llevará a cabo un trabajo u otro. Faltas y/o sanciones: Cuando se trata de una sanción, se puede llegar a un acuerdo en el SMAC* antes de ir a juicio. De esto dependerá el trabajo del abogado o de la abogada laboral. 
  • Incapacidad laboral e invalidez: Este tipo de gestión puede depender de factores sanitarios y administrativos según cada circunstancia. 
  • Pensiones: Muchos trabajadores tienen problemas o impedimentos a la hora de la jubilación y el cobro de las pensiones. 
  • Reclamaciones de derechos, por ejemplo, cambio de condiciones de trabajo: funcionales, geográficas o de jornada. 
  • Reclamaciones de cantidades: Son habituales en la finalización de un contrato. Los fallos y errores con el impago de nóminas o la liquidación del finiquito. 
  • Solicitudes de incapacidad permanente por enfermedad o por accidente. Los abogados y abogadas laboralistas se encargan de reunir toda la información necesaria para llevar a cabo este proceso. Suele costar a partir de 400€.

*Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC). Conciliación laboral previa a la vía judicial.

 

Preguntas relacionadas

¿Cuánto cuesta un juicio laboral?

El coste de un juicio laboral no solo depende de cuánto cobra el abogado laboralista y de su trabajo, ya que en él intervienen otros y otras profesionales como procuradores, notarios, peritos, etc. Por lo tanto, además de los honorarios del abogado o abogada laboral también hay que sumarle otros conceptos:

  • Procurador. Los honorarios de los procuradores y las procuradoras para un juicio laboral suelen oscilar entre los 90 - 100 €, dependiendo del caso.  
  • Informes periciales
  • Dietas
  • Desplazamientos
  • Gastos de oficina
  • Indemnizaciones a testigos

Hay que tener en cuenta que es posible que se impongan costas cuando en una conciliación la parte demandada no acude a juicio. 

Lo que cuesta un juicio laboral va a depender de muchos factores: la elección de un tipo de abogado u otro, la causa y el procedimiento a seguir, si hay o no conciliación, etc. Es recomendable contar siempre con abogados y abogadas laboralistas profesionales que asesoren y ayuden a los trabajadores y las trabajadores en cuestiones de derechos laborales. 

Consejos para evitar sobrecostes en los honorarios del abogado o de la abogada. 

Para que la factura del o de la profesional del derecho laboral contratado no sorprenda, lo mejor es tener en cuenta una serie de tips

  • Solicitar una hoja de encargo. Una hoja de encargo es un documento en el que se detallan los servicios de un abogado o abogada y el coste que tendrán. Es una especie de “presupuesto” donde además, se establecen las condiciones de cobro.
  • Tener en cuenta la previsión de fondos. Es una partida de dinero que se destina a los gastos de representación. Esta cantidad suele oscilar entre los 100 y los 400 €. Se trata de una especie de anticipo
  • Prestar atención al porcentaje que se lleva el o la profesional. Por norma general, los abogados y las abogadas laboralistas suelen quedarse un porcentaje (de entre el 8% al 25%) de lo recuperado o ahorrado en el juicio.
  • Valorar los comentarios y recomendaciones de otros clientes y otras clientas.
  • Pedir más de un presupuesto y comparar precios
  • Factores como la ubicación y la reputación del abogado o de la abogada también pueden influir en el precio.

¿Qué porcentaje se lleva un abogado laboralista? 

El porcentaje va a depender del caso y del abogado o abogada laboralista que se contrate. Normalmente, este porcentaje suele ir entre el 8% y el 25%.

¿Buscas abogado/a laboralista para tu próximo proyecto?
Ahora que tienes una idea de los precios, ¡vamos a encontrar profesionales cerca de ti!

¿Cómo sabemos estos precios?
Todos los años, miles de personas buscan profesionales en Zaask para sus proyectos. Monitorizamos los presupuestos de los profesionales y compartimos esa información contigo.
25k Proyectos mensuales
+400k Presupuestos presentados
15k Profesionales que han dado presupuestos
Para proporcionarte la mejor y más rápida experiencia posible, este sitio web guarda las cookiesAceptar