Cuánto cuesta un servicio de cédula de habitabilidad en Zaask 65€ - 300€

Precios basados en la media nacional

La cédula de habitabilidad consiste en un documento en el que consta que un apartamento, una casa o todo un edificio, según el caso, tiene la superficie mínima requerida, el equipamiento necesario, como inodoro o cocina, y reúne las condiciones de solidez y salubridad indispensables para que el espacio pueda ser habitado. Este certificado es legalizado por las comunidades autónomas y actualmente tiene validez por un periodo que puede ser de 15 o de 25 años.  

Si bien siempre es recomendable tener la cédula de habitabilidad vigente, contar con este documento es obligatorio para dar de alta servicios como la luz, el gas o el agua. Además, es necesario para hacer un contrato de alquiler o para solicitar el empadronamiento de un inmueble, y suele pedirse en los contratos de compraventa.

El coste de una cédula de habitabilidad puede variar según la comunidad autónoma, las características del inmueble, si se contrata directamente a la persona a cargo de la inspección o si se hace a través de una agencia, por lo que el precio puede oscilar entre los 65 € y los 300 €, con un promedio de 135 € por inmueble. Analizaremos a continuación la incidencia de estas variables en el precio final de la cédula de habitabilidad.

Gestión por cuenta propia

Si realizas por tu cuenta la gestión de la cédula de habitabilidad, tienes que encargarte de reunir una serie de documentos y de contratar a alguien certificado del campo de la arquitectura o la ingeniería de la construcción para que realice el informe técnico del inmueble. Esta persona corroborará que la vivienda, el hotel o el local comercial cumple todos los requisitos de habitabilidad y realizará un informe que será visado por el Colegio de Arquitectos y que deberás presentar al ayuntamiento en cuestión junto con la restante documentación para solicitar la cédula de habitabilidad.

Tasas

A los honorarios del técnico o la técnica con habilitación para realizar el informe se sumará el coste de las tasas, que puede variar según la comunidad autónoma. Si quieres ahorrar en este trámite, una buena idea es hacerlo por vía telemática cuando sea posible, ya que es una opción más barata que la modalidad presencial. 

Gestión a través de una agencia

Si no dispones del tiempo para hacer todos los trámites por separado o simplemente no quieres complicaciones, puedes contratar una agencia inmobiliaria o un despacho de arquitectura para que realice este trabajo. El coste total será mayor que si lo haces por tu cuenta, evidentemente, pero puede que la diferencia no sea muy grande y que ganes mucho en comodidad y garantías. Si tu intención es vender o alquilar una propiedad a través de una agencia inmobiliaria, es posible que tengan en cuenta este trámite como parte en sus honorarios, así que asegúrate de preguntar antes.

Características del inmueble

Tanto si contratas una agencia como si lo haces por tu cuenta, el precio de la inspección puede variar según las características del inmueble. Si bien se suele partir de una tarifa base, se cobrará más si se trata de una vivienda de cinco habitaciones y tres baños, por ejemplo, que si hay que inspeccionar un pequeño apartamento, por lo que la cantidad de metros cuadrados del lugar es una variable a tener en cuenta en la tarifación del servicio. A modo de ejemplo, la precio medio de una cédula de habitabilidad para un apartamento de 80 m2 podría ser de 95 €, mientras que para una vivienda unifamiliar asciende a 120 € o para un local comercial a 150 €.

Tipo de cédula

Existen principalmente tres tipos de cédulas de habitabilidad según las condiciones del inmueble, que tienen también costes diferenciados. Las construcciones nuevas necesitan una cédula de primera ocupación, que suele ser bastante más costosa que las demás al incluirse en la tramitación documentos como la licencia de primera ocupación, el alta en el catastro o el certificado de final de obra. De esta forma, su precio puede situarse entre los 1000 y 2900 € de media. 

Por otro lado, los inmuebles más antiguos pueden requerir una célula de segunda ocupación, por lo general muy económica, o de primera ocupación de rehabilitación, la cual será necesaria si se han realizado reformas importantes en la vivienda. Esta última puede tener un precio un poco más alto que la de segunda ocupación, pero no tan elevado como el de primera ocupación.

Certificado energético

Muchas veces para alquilar o vender un inmueble se solicita, además de la célula de habitabilidad, un certificado energético. Si este es tu caso, ten en cuenta que algunas agencias o despachos de arquitectura ofrecen paquetes que incluyen la cédula de habitabilidad y el certificado energético por un precio más bajo que si los solicitas por separado, por lo que puede resultarte conveniente. El precio en estos casos oscila entre lo 195 € y los 290 €.

¿Buscas cédula de habitabilidad para tu próximo proyecto?
Ahora que tienes una idea de los precios, ¡vamos a encontrar profesionales cerca de ti!

¿Cómo sabemos estos precios?
Todos los años, miles de personas buscan profesionales en Zaask para sus proyectos. Monitorizamos los presupuestos de los profesionales y compartimos esa información contigo.
25k Proyectos mensuales
+400k Presupuestos presentados
15k Profesionales que han dado presupuestos