Cuánto cuesta un servicio de diseño gráfico en Zaask 20€ - 65€ /hora

Precios basados en la media nacional

El diseño gráfico es una actividad más compleja de lo que parece, que requiere de un conjunto de conocimientos diversos para su efectivo desempeño. En primer lugar, son necesarios conocimientos técnicos, que muchas veces implican la utilización de softwares o el uso de ciertos programas de diseño o maquetación. En segundo lugar, resultan indispensables ciertos saberes de psicología y sociología, ya que es importante que los y las profesionales del diseño gráfico tengan en cuenta cuáles pueden ser las reacciones de un determinado grupo social frente a sus diseños, y deben anticipar las sensaciones o emociones que experimentan las personas al observar sus productos. Además, se trata de una actividad artística y creativa, en la que resultan fundamentales conocimientos sobre el uso del color, de las formas y de tipografías para la creación de distintos tipos de productos.

Los diseños pueden ser muy amplios y variados, ya que parten de la combinación de textos, dibujos, fotografías e imágenes de todo tipo, y tienen el objetivo de comunicar mensajes de forma efectiva. Los proyectos de diseño gráfico más solicitados son los diseños de logotipos, el desarrollo visual de la marca, folletos, carteles y todo tipo de material promocional en general.

Los servicios de diseño gráfico suelen ser necesarios para todo tipo de organizaciones o profesionales, por lo que los diseñadores y diseñadoras pueden prestar sus servicios a personas particulares, empresas, organizaciones sin fines de lucro, escuelas e instituciones públicas, entre otras.

Además, los servicios de diseño pueden prestarse para un proyecto puntual o de forma continua, dependiendo del volumen de trabajo o de las necesidades de actualización del material gráfico. Para un trabajo puntual, el coste medio del servicio presupuestado por proyecto es de 1250 €, aunque este valor puede oscilar entre los 250 € y los 3800 €, aproximadamente. La tarifa media horaria es de 45 €/h, pudiendo oscilar entre 20 €/h y 30 €/h cuando se trata de profesionales de perfil junior, y entre 50 €/h y 65 €/h cuando son perfiles seniors. La amplia variación en el coste puede deberse a un gran número de factores, como el modo de establecer la tarifa, si se trata de una empresa o profesional independiente, el tipo de proyecto solicitado o los servicios que este incluye. Analizaremos a continuación algunas de estas y otras variables para ver cuál es su incidencia en el coste final del servicio.

Establecer la tarifa

Algunos y algunas profesionales del diseño gráfico fijan una tarifa por hora, que puede oscilar entre 20 €/h y 65 €/h, ya que es muy habitual en esta profesión que los trabajos sufran varias alteraciones a lo largo de su desarrollo hasta conseguir la satisfacción del cliente o clienta. De este modo, el diseñador o diseñadora puede realizar las modificaciones que sean necesarias o incluso cambiar el proyecto en su totalidad si le solicitan que lo haga. No obstante, en los casos en que se precisa de cierta continuidad, es más habitual que se establezca una cuota mensual, lo cual generalmente implica que se abarate un poco el valor por hora.

Por otro lado, hay proyectos que son tarifados en su totalidad con base en el número de horas previstas y considerando un margen de horas para alteraciones. Por ejemplo, cuando existe un estilo gráfico definido y se necesita una pieza aislada, como un folleto, el diseñador o diseñadora puede presentar un presupuesto por ese proyecto y contemplar la posibilidad de hacer como máximo dos correcciones. Al pactar el precio de antemano, el cliente o clienta tiene la ventaja de que ya sabe cuál va a ser el coste total de los servicios, pero estos contratos tienen la desventaja de permitir pocas alteraciones y de que su precio no disminuye si se acepta la primera propuesta de diseño.  

Empresa o profesional independiente

Optar por una empresa o por profesionales que trabajen como autónomos y autónomas también puede influir en el presupuesto. Al contratar una empresa de diseño, hay que tener en cuenta que su estructura y modo de funcionar puede suponer costes asociados, aunque también ventajas a nivel de resultados o de acompañamiento durante el proceso. Por ejemplo, una empresa de diseño gráfico puede ofrecer un producto que resulte del trabajo multidisciplinar de un equipo, que puede estar compuesto por perfiles creativos, de gestión y producción. Al mismo tiempo, si se trata de un proyecto de gran envergadura, el hecho de contar con un equipo de profesionales permitirá que varias personas trabajen en distintas partes del proyecto al mismo tiempo, lo cual se traduce en un plazo de entrega más corto.

Por otra parte, es probable que el coste de contratar profesionales independientes sea más bajo en comparación. Además, existen diseñadores y diseñadoras freelancers con amplios conocimientos y capacidades, y es incluso más probable que sean creativos y más osados en sus ideas que las personas que trabajan para una empresa, ya que no tienen que seguir ciertas pautas ni elaborar diseños acordes al estilo de la empresa. Como desventaja, los autónomos y autónomas pueden tener dificultades para manejar proyectos grandes y es probable que necesiten más tiempo para hacerlo. Por lo tanto, una vez definidas tus necesidades, podrás valorar qué opción resulta más adecuada y rentable para la realización del proyecto.

Experiencia y reputación

La experiencia de los y las profesionales, su reputación dentro del sector, el prestigio de su carrera o de las instituciones en las que se formaron, así como la repercusión de sus trabajos anteriores y las marcas para las que trabajaron, pueden influenciar en sus tarifas. Esto se debe principalmente al valor añadido que suponen en términos de garantía de calidad y en su capacidad para desarrollar proyectos más complejos o de mayor dimensión.

Los diseñadores y diseñadoras que están en los inicios de su carrera, por lo general, ofrecen servicios más económicos, pero ello no implica que sean de calidad inferior y hasta pueden ser idóneos para tu marca. Algunas empresas buscan precisamente a profesionales más jóvenes para captar a un público juvenil o porque producen creaciones más originales que se distinguen de los diseños gráficos tradicionales o de aquellos que tienen mayor presencia en el mercado.   

Logotipos

Si bien los factores mencionados hasta ahora pueden provocar variaciones en el coste final de los servicios de diseño gráfico, los grandes cambios en el precio guardan mayor relación con el tipo de servicio requerido y lo que este incluye.

Uno de los trabajos más solicitados a los y las profesionales del diseño gráfico es la creación de logotipos. Un logotipo es una representación gráfica que define de forma sencilla la identidad de una marca, tanto de empresas como de emprendedores y emprendedoras profesionales, de productos, servicios, entidades e, incluso, localizaciones. Tiene que ser memorable, diferenciable y fácil de reproducir, por lo que su sencillez es solo aparente y, en realidad, su elaboración requiere de un excelente manejo técnico de diseño gráfico y de un estudio a fondo de las características de la marca.

Por ello, el diseño de logotipos comienza con un análisis de la empresa, de la clientela o de las competencias y con el establecimiento de los objetivos comunicativos, es decir, del mensaje que se quiere transmitir. Este tipo de estudio puede cobrarse por separado o puede estar incluido dentro de los servicios contratados, pero su precio puede oscilar enormemente según la complejidad que tenga, por lo que puede ir de 150 € hasta 500 €, según el caso.

El coste de la creación de logotipos oscila entre los 350 € y los 2200 €. Lo usual es que la tarifa más económica incluya solo una o dos propuestas iniciales, alguna revisión de estas propuestas y finalmente la entrega de los archivos finales, es decir, del logotipo en varios formatos para poder ser reproducido y usado tanto digitalmente como impreso. Se recomienda siempre aceptar el valor mínimo que incluya un manual de identidad corportativa, que se trata de un documento técnico sobre como deber ser representado y usado el logotipo, lo que permitirá que posteriormente cualquier diseñador o diseñadora sepa cómo ha de ser aplicado, cuáles son los códigos de color, las fuentes o los espacios a considerar. A medida que aumenta el precio pueden aumentar también la cantidad de propuestas iniciales, el número de revisiones o la información incluida en el manual de identidad corporativa, así como la entrega de variantes del logotipo. Además, los precios más altos pueden incluir un estudio de la empresa o entidad y un análisis de los objetivos comunicativos, previos a la creación del logotipo.  

Branding o diseño de marca

El branding o diseño de marca también es muy solicitado por empresas y profesionales, consistiendo en la construcción o revisión de una marca mediante la definición de sus activos tangibles e intangibles. Entre los activos tangibles o visibles pueden incluirse un gran número de tareas que van desde la creación de un nombre (naming), que tiene un coste aproximado de 600 €, hasta la identidad corporativa, que incluye la marca (logotipo, símbolo, color, tipograía), el manual de identidad corporativa y el trabajo de papelería. Una papelería corporativa tiene un precio alrededor de 450 €, mientras que un estudio cromático puede partir de los 130 €. Otros aspectos tangibles que pueden encargarse según el caso son el packaging, la señalética o la identidad digital.

Por otro lado, los activos intagibles se refieren al posicionamiento de la marca, o forma en que será percibida por el público, y la experiencia de marca, que puede comprender desde el diseño de los espacios al proceso de compra. Esta parte del proceso suelo ser desarrollado por profesionales espacializados en estrategia y otras áreas afines, que trabajan en equipo con el área de diseño. 

Este proceso de creación tiene un coste diferente según la envergadura del proyecto, por ello el branding para PYMES pequeñas puede oscilar entre 6000 € y 15 000 €, y para PYMES grandes entre 20 000 € y 40 000 €. Cuando se trata de un pedido de restylling, es decir, de una adaptación o renovación de la identidad por diversos motivos, los valores suben ligeramente al implicar un estudio de la marca actual en todas sus dimensiones; mientras que el rebranding de marca, que implica cambios mucho más profundos y un trabajo más amplio de estudio y análisis, puede suponer el doble en términos de presupuesto.

Otro de los servicios muy requeridos dentro de esta categoría es la elaboración de un brand book, que consiste en un manual de difusión pública en el que se explicita qué quiere expresar la imagen de la marca, cuáles son sus fundamentos, y cuál es su sentido o a qué apuntan los diseños escogidos para la empresa. Esto posibilita que la audiencia se aproxime a la marca y tenga conocimiento sobre ella, más como una entidad con personalidad propia que como una gráfica con determinadas características. La creación de un brand book es muy recomendada porque, además de definir una unicidad para la marca, permite que la clientela conozca sus particularidades, aquello que la hace única y que le otorga una identidad. Este tipo de trabajos tienen un coste que puede partir de los 350 €, si se solicita el trabajo más simple posible, y puede llegar hasta los 1500 €, según el caso.   

Productos

Otro de los servicios muy requeridos en este campo son los diseños gráficos de las etiquetas o los envases de productos. Para que puedas hacerte una idea de los precios de los servicios más solicitados en el mercado, un diseño de una bolsa comercial tiene un coste aproximado de 450 €, el diseño de una etiqueta de bebida, 550 €, la gráfica de un envase puede costar alrededor de 1300 €, y los diseños de packaging pueden partir de los 550 € y llegar hasta los 1000 €, dependiendo de si tiene un formato estándar, si tiene algunas características personalizadas o si ha sido enteramente hecho a medida. 

Por otro lado, si lo que necesitas es adaptar un diseño existente a otros productos o formatos, es probable que el coste sea menor que el de un diseño completamente nuevo, pero este tipo de trabajos suelen presupuestarse por hora y no por proyecto.  

Al precio de los diseños de productos también deberá sumarse la entrega de las respectivas artes finales. Por lo general, esto implica la entrega de archivos de muy buena calidad para la impresión, es decir, los documentos preparados para entregar en la imprenta, con las medidas, formas y cortes precisos. También puede incluirse en el pedido la entrega de mock-ups, nombre con que se conoce el montaje gráfico para presentar nuevos diseños de productos. Es habitual el uso de dichas imágenes en el sitio web y en las redes sociales.

Diseño editorial

Los servicios editoriales pueden incluir el diseño de carteles, boletines, folletos, y el diseño y la maquetación de catálogos, revistas o libros. Por lo general, el diseño editorial no contempla la redacción de textos, eventuales traducciones ni la realización de fotografías o la creación de las imágenes que aparecen en el material. En algunos casos, hay diseñadores y diseñadoras que también brindan servicios de fotografía o que trabajan en asociación con fotógrafos o fotógrafas. Del mismo modo, en las empresas de diseño suelen tener profesionales que se dedican a la fotografía de productos o fotografía empresarial. No obstante, en todos los casos es muy probable que los servicios de fotografía se cobren por separado.

Algunos de los servicios de diseño editorial más solicitados son el diseño de carteles, que tiene un coste promedio de 250 €, el diseño de folletos, que puede partir de los 100 € y llegar a los 200 € según las dimensiones que tenga, y los diseños de catálogos. El coste del diseño de la portada y la contraportada de un catálogo ronda los 280 € y cada página puede costar unos 45 €, aunque suele haber descuentos o precios promocionales para catálogos muy grandes. 

A estos valores se deberá sumar el precio de la arte final del documento, cuyo cálculo suele tener en cuenta el número de páginas, el tipo de corte (si es estándar es más barato que si implica cortes especial con formas o medidas personalizadas) o las características de color, papel y otras aplicaciones especiales.

Otros tipos de diseño

Además de todo lo mencionado, puede que requieras servicios de diseño gráfico para fines específicos. Es muy habitual solicitar un diseño creativo para un cartel publicitario, por ejemplo, que tiene un coste aproximado de 450 €, o el diseño gráfico de vinilos para colocar en cristales, cuyo coste varía según las dimensiones y la complejidad del diseño, pero puede oscilar entre los 100 € y 400 €. También puedes requerir servicios como un diseño de cartel de horario en metacrilato, por ejemplo, que tiene un coste aproximado de 100 €, o el diseño de un cartel de formato grande para colocar en la entrada de un negocio, que puede rondar los 250 €.

La regla general es que cualquier imagen o texto que la clientela asocie con la empresa debe estar ideado y diseñado en relación con la marca de la empresa y lo que se ha establecido en el brand book, por lo que no es recomendable solucionar de forma casera algunas cuestiones que pueden parecer insignificantes, como los carteles de horario, por ejemplo, sino dejar su elaboración en manos de profesionales.

Acompañamiento de producción

Además de entregar las artes finales, los archivos preparados para enviar a las imprentas y gráficas, algunas empresas de diseño gráfico y profesionales independientes incluyen en sus servicios el trabajo de gestión con la empresa de impresión o de producción del material de diseño. Si bien es probable que este acompañamiento tenga un coste adicional, puede ahorrarte muchas horas de trabajo, el seguimiento de distintas pruebas y errores, e incluso el trabajo de negociación.

Pero el acompañamiento de producción por parte de los y las profesionales del diseño gráfico tiene otras ventajas asociadas. En primer lugar, el hecho de que participen en la elección de los materiales y gestionen el proceso implica que sus diseños son factibles y que fueron elaborados teniendo en mente el producto final. En segundo lugar, si se encargan de esta tarea es más probable que tengan conocimientos acerca del uso de los materiales de impresión o producción, por lo que puedan asesorarte respecto a su funcionalidad, duración o precio.

Paquetes

Si bien aquí mencionamos los costes de distintos servicios de diseño gráfico por separado, es muy probable que los y las profesionales te ofrezcan tarifas más económicas si contratas varios de sus servicios. Algunas empresas incluso tienen paquetes promocionales que agrupan los trabajos más solicitados, ya que lo usual es que al realizar varios diseños para la misma marca se reduzca el tiempo invertido en el proceso.

Por ello, es recomendable que si vas a necesitar un diseño de logotipo, de un cartel, la elaboración y maquetación de un catálogo, o el diseño de bolsas y material promocional, por ejemplo, y tienes la intención de que compartan el estilo gráfico, solicites los servicios de diseño al mismo tiempo y, preferiblemente, profesional o empresa, en vez de a diferentes personas o en distintas alturas. De este modo, no solo te aseguras mejores precios, sino también mayor coherencia entre la identidad de la marca y los distintos diseños. 

¿Buscas diseño gráfico para tu próximo proyecto?
Ahora que tienes una idea de los precios, ¡vamos a encontrar profesionales cerca de ti!

¿Cómo sabemos estos precios?
Todos los años, miles de personas buscan profesionales en Zaask para sus proyectos. Monitorizamos los presupuestos de los profesionales y compartimos esa información contigo.
25k Proyectos mensuales
+400k Presupuestos presentados
15k Profesionales que han dado presupuestos