Cuánto cuesta un servicio de diseño web en Zaask 200€ - 3800€

Precios basados en la media nacional

El coste medio de un servicio de diseño web es de 650 €, pero esta cifra puede oscilar entre los 200 € y los 3800 €. La variación en el coste final se debe a factores tales como las dimensiones del proyecto, el tamaño del sitio web y las funciones que incluya, así como las características del diseño y los servicios adicionales, entre otras cosas.

Los diseñadores y diseñadoras web prestan servicios a personas independientes, empresas, organizaciones sin fines lucrativos, escuelas, instituciones gubernamentales y otros tipos de colectivos. Un servicio de diseño web puede comprender el diseño completo del sitio web de raíz o el cambio y mejoría de uno ya existente. El tipo de contratación también puede ser puntual o continuada, en el caso de que sea necesario un mantenimiento o una implementación por fases del proyecto.

A continuación, proponemos un desglose de los factores que pueden incidir en el precio final para que puedas tener una idea más acertada de cuánto puede costarte el servicio de diseño web que estás buscando.   

Precio por hora

Muchos diseñadores y diseñadoras web cobran por hora, con tarifas que pueden ir de los 30 €/h a los 100 €/h, pero que usualmente se sitúan alrededor de los 50 €/h. Optan por este tipo de tarifación porque es habitual que los proyectos de diseño sufran modificaciones durante el proceso, dado que deben conciliar las ideas previas con las necesidades y expectativas concretas de los clientes y clientas. Además, esta modalidad permite presupuestar fácilmente trabajos más pequeños, como la renovación de una sección o la actualización del contenido. Lo usual es que, a pesar de tener una tarifa por hora, presentan un valor estimado por proyecto, basado en el pedido y en las horas que calculan que serán necesarias para finalizarlo, aunque este precio puede variar si se requieren gran número de revisiones, se realizan cambios drásticos o si se solicitan funciones adicionales, en tanto todo ello implicará mayor cantidad de horas de trabajo.

Precio fijo

Por otro lado, hay profesionales que prefieren dar un valor final según las características del proyecto. De este modo, los diseñadores y diseñadoras tienen tarifas fijas para los diferentes tipos de trabajo y el coste del trabajo solo aumentará si se incluyen nuevos pedidos. Esta forma de presupuestar suele contemplar, por ejemplo, la presentación de una maqueta y dos o tres revisiones, según el caso, por lo que es una buena idea consultar los detalles del servicio antes de la contratación.

Servicio único o continuo

Los servicios de diseño web pueden ser requeridos para proyectos puntuales o para trabajos prolongados. Esta última modalidad es más habitual en el caso de empresas mayores o plataformas digitales que necesitan actualizaciones constantes o manutención regular del sitio web. En los casos en que el servicio es continuo, el precio por hora tiende a ser más bajo.

Si vas a contratar un servicio de diseño de página web pero tu intención es contratar su mantenimiento a largo plazo, lo ideal es que lo solicites desde un primer momento a la empresa o profesional que va a realizar el servicio. En primer lugar, porque es probable que te ofrezcan algún descuento por tratarse de un contrato extendido; en segundo lugar, porque esto puede influir positivamente en el diseño, ya que algunas funciones específicas o más complejas requieren de un mantenimiento constante por parte de profesionales y no serán consideradas si el mantenimiento del sitio web queda a cargo del cliente o clienta.

Características del sitio web

Si bien el modo de presupuestar puede provocar ligeras modificaciones en el precio, lo que tendrá mayor impacto en el coste final del servicio son las características del sitio web. De este modo, el precio del diseño puede variar según el número de páginas, la cantidad de funciones, la calidad del diseño, el tipo de plataforma utilizada, o si incluye la creación de contenido con copywriting y SEO.

Tamaño

El número de páginas es uno de los indicadores más habituales para calcular el tamaño de un sitio web. La mayoría de los sitios tienen por lo menos cuatro páginas: una página de inicio o homepage ―generalmente la más visitada―, una página en la que se explica en qué consiste la empresa u organismo, una página de contacto, y otra en la que aparecen detallados los productos, los servicios o la información que brinda el sitio. En esta última es donde se realizan la mayor parte de las actualizaciones y muchas veces está subdividida en secciones o directamente consiste en varias páginas.

El servicio de diseño de un sitio web con estas características básicas puede ser tan económico como 200 € o llegar a los 800 €. Si bien el precio irá subiendo a medida que se agreguen páginas y contenido, lo habitual es que no sea de forma proporcional, sino que el valor por página disminuya a medida que aumenta la cantidad. De esta forma, y a modo de ejemplo, un sitio web e-commerce de aproximadamente 50 páginas puede costar entre 1000 € y 2500 €; mientras que si cuenta con cerca de 200 páginas puede valer alrededor de 4000 €. No obstante, otros factores incidirán en el coste final.

Funciones

La complejidad de un sitio web, más que por la cantidad de páginas o de información que contenga, se mide por las funciones, es decir, la cantidad de cosas que se pueden hacer desde la página, como la posibilidad de crear un usuario dentro del sitio, mantener algún tipo de comunicación directa con la empresa, organización o profesional, o tener acceso al back office. En el caso de que sea una web e-commerce, las funciones pueden incluir la realización de acciones como: escoger una talla, un color, seleccionar una modalidad de pago, aplicar descuentos de forma automática o calcular el coste de envío según la región, entre otras. Sin duda, todas estas funciones aumentarán la calidad de tu sitio online, pero diseñarlas demandará más trabajo, por lo que tendrán incidencia en el coste final.

Diseño

El diseño del sitio es otro factor que puede producir grandes variaciones en el coste. Los diseños más económicos a menudo utilizan modelos predeterminados o plantillas estándar que tienen gran versatilidad. A diferencia de lo que podría esperarse, estas páginas pueden ser una buena opción para muchas empresas, organismos y profesionales, y los detalles finales, como la paleta de colores o la tipografía, pueden hacer que una página difiera mucho de otra que tenga la misma plantilla.

No obstante, lo usual es que las empresas, profesionales u organismos busquen una página web hecha a medida y completamente personalizada. Como es de esperar, a medida que aumenta la dedicación en el diseño aumentará también el coste, ya que implica más horas de trabajo.

Ahora bien, si por un lado los diseños creativos resultan atractivos a la vista, llaman la atención de quienes visitan los sitios y los hacen más memorables, por el otro, es fundamental que la página web siga siendo funcional y de navegación intuitiva. Los diseños ideales sabrán conjugar de forma equilibrada usabilidad y originalidad.

Copywriting y SEO

Conjuntamente con la estructura y las funciones de la página, las empresas de diseño web muchas veces ofrecen servicios en relación con el contenido de los sitios, específicamente con la escritura de los textos incluidos. En este aspecto, los conocimientos de escritura creativa o copywriting son de gran importancia, ya que permiten perfeccionar la creación del contenido y comunicar la información de modo convincente, con el fin de incidir directamente en el comportamiento de las personas y persuadirlas de comprar un producto, contratar tus servicios, hacer una donación o cualquier otro objetivo que te hayas propuesto. En los últimos años, cuidar este aspecto se ha hecho imprescindible, porque aunque consiste en la realización de cambios muy sencillos, producen grandes resultados.

El servicio de copywriting tiene un coste que oscila entre los 30 € por página ―generalmente en sitios web e-commerce, en los que la cantidad de palabras es mínima― hasta los 300 € por página. La gran amplitud de precios se debe a la cantidad de texto incluido, que es altamente variable, así como a la experticia de las personas a cargo de la creación de contenido o el nivel de creatividad pretendido. No obstante, lo usual es que un sitio web estándar de 10 páginas tenga un coste de copywriting de 700 €, aproximadamente.

Además, el contenido de escritura puede estar optimizado para un buen posicionamiento en buscadores, lo que se conoce como SEO. Esto significa que en los textos de tu página web se incluirán palabras clave que tengan gran cantidad de búsquedas en internet, lo cual aumentará la exposición de los productos, servicios o de la información que ofrece el sitio web. Si un gran número de personas está buscando, por ejemplo, “armarios de cocina” y en tu página web no aparece esta expresión sino la alternativa “muebles de cocina”, puede que haya personas realmente interesadas en tus productos que no encuentren tu página. Por ello, si los términos utilizados en tu sitio web son aquellos con mayor cantidad de búsquedas, usados con mayor frecuencia en tu zona de acción, el sitio adquiere mayor notoriedad y aparece entre las primeras opciones en los buscadores.

Una forma habitual de tarifar el servicio de SEO es a partir de la cantidad de palabras clave incluidas en el sitio web. En estos casos, el coste para de la inclusión de 30 palabras clave para un sitio web de 10 páginas es de 800 € aproximadamente. También es muy habitual que el servicio de copywriting y el de SEO se ofrezcan de forma conjunta, y en estos casos probablemente sea más económico que la contratación de ambos servicios por separado.

Maqueta

Es habitual que antes de presentar el producto final del sitio web se ofrezca una maqueta del diseño para que la empresa, organismo o profesional lo apruebe, haga sugerencias o solicite cambios. En esta instancia se pueden hacer modificaciones en aspectos como el uso de los colores, la tipografía o el orden en que aparece la información, por ejemplo, incluso si se trata de algo que habías solicitado anteriormente, ya que las ideas muchas veces se conciben de otro modo al trasladarlas al formato web. En algunos casos, este tipo de trabajo se cobra por separado, pero lo usual es que la presentación de la maqueta esté incluida en el presupuesto y algunas agencias incluso la ofrecen de forma gratuita como una forma de promocionar sus servicios.

Servicios adicionales

Además de los trabajos habituales de diseño y contenido, las empresas y profesionales de diseño web muchas veces ofrecen servicios adicionales que pueden incluir, por ejemplo, la adaptación de la página web a otro idioma, con un coste aproximado de 150 € para un sitio web de 10 páginas. Este servicio no contempla los costes de traducción, sino la elaboración de una réplica de la estructura, las funciones y el contenido de la página original.

Otro servicio adicional muy solicitado son cursos de formación para aprender a administrar el sitio web. Puede ser una buena idea si tienes intenciones de encargarte de administrar el sitio en el futuro o si hay alguna persona en tu empresa que se va a dedicar a esta tarea. Estos cursos pueden tener precios muy variados según la carga horaria y el grado de complejidad que tengan. Un curso introductorio y de corta duración, en vídeo, puede costar alrededor de 120 €. Con esta formación básica podrás aprender a publicar noticias, cambiar imágenes y realizar búsquedas SEO, entre otras cosas, por lo que tendrás el conocimiento necesario para actualizar los contenidos de tu sitio web. Si deseas profundizar en tu formación o instruirte de forma personalizada, muchas empresas también ofrecen asesoramiento personalizado para empresas o profesionales por unos 50 €/h.

Profesionales independientes o empresas

Los servicios de diseño web pueden ser ofrecidos por trabajadores y trabajadoras independientes o por agencias creativas que cuentan con equipos de trabajo multidisciplinarios. Es probable que contratar a un o una profesional independiente sea más económico, por lo que puede ser una buena opción para pequeños sitios web o aquellos que solo requieran funciones muy específicas. La desventaja es que una única persona probablemente ofrezca una cantidad de servicios limitados y si, por ejemplo, se encarga de la programación y el diseño gráfico del sitio, no es muy probable que se dedique también a la creación de contenido optimizado con copywriting y SEO. No obstante, los y las profesionales independientes muchas veces están en contacto con personas que realizan tareas afines al diseño web, por lo que no deberías descartar esta opción solo porque vas a necesitar servicios adicionales.

Si bien esto no ocurre en todos los casos, contratar a una empresa suele ser una opción más costosa. La ventaja es que las empresas, por lo general, operan con un equipo de trabajo de profesionales especializados y especializadas en distintas áreas, como en el desarrollo de software, en el diseño de la interfaz (UI), en marketing digital, en la creación de contenido optimizado para búsquedas SEO o en el diseño según la experiencia del usuario (UX), por citar algunos ejemplos. La existencia de estos equipos hace que puedas dejar tu proyecto enteramente en sus manos y que no tengas que preocuparte de buscar diferentes profesionales. Además, el precio de contratación en conjunto suele ser más económico que los servicios de varias personas por separado. Por lo tanto, si el diseño de tu sitio web es un proyecto de gran envergadura y complejidad, es probable que una agencia sea la opción más adecuada.

Experiencia y reputación

Además de todo lo mencionado, los servicios de diseño web pueden ser ofrecidos por profesionales independientes o por empresas con más o menos trayectoria comprobada en el mercado. Los precios pueden variar según la reputación, los años de experiencia, las referencias o la especialización de la empresa o profesional.

Las personas que están iniciando su carrera profesional o las empresas más jóvenes ofrecen, por lo general, servicios más económicos, aunque ello no implica que la calidad del producto final sea necesariamente más baja, y hasta pueden proponer diseños muy creativos. Por otro lado, puede que los y las profesionales con mayor experiencia y las agencias con más reputación en el mercado sean más indicados para prestar servicios de diseño web complejos o con opciones más sofisticadas, y ello también se verá reflejado en el coste.

Recomendaciones

Siempre habrá profesionales con mayor reconocimiento o con una amplia trayectoria, pero que tienen un estilo que no va con el tuyo o con el de tu empresa. Por ello, además de leer los comentarios de otros clientes y clientas, lo ideal en estos casos es solicitar trabajos de diseño anteriores para que puedas juzgar por ti mismo si están en la línea de lo que estás buscando.

Una vez que hayas escogido a la persona o empresa indicada, asegúrate de expresar de forma clara y precisa lo que quieres para tu sitio web. Es igualmente importante que aproveches sus conocimientos y experiencia profesional para hacer todas las preguntas necesarias y escuchar sus ideas y recomendaciones para tu sitio web, aunque sin perder de vista que el sitio tiene que hacerse a tu gusto y debes quedar conforme con el producto final. 

¿Buscas diseño web para tu próximo proyecto?
Ahora que tienes una idea de los precios, ¡vamos a encontrar profesionales cerca de ti!

¿Cómo sabemos estos precios?
Todos los años, miles de personas buscan profesionales en Zaask para sus proyectos. Monitorizamos los presupuestos de los profesionales y compartimos esa información contigo.
25k Proyectos mensuales
+400k Presupuestos presentados
15k Profesionales que han dado presupuestos