Cuánto cuesta un servicio de gestión de redes sociales en Zaask 150€ - 2350€ /mes

Precios basados en la media nacional

El precio medio de contratar un servicio de gestión de redes sociales es de 350 €/mes. No obstante, es probable que se invierta en este aspecto entre 150 € y 2350 € mensuales, ya que el valor puede variar dependiendo de la entidad de cada proyecto o negocio.

La gestión de redes sociales es un servicio cada vez más solicitado por las empresas, organizaciones y trabajadores o trabajadoras autónomas, que encuentran en las redes sociales un canal directo de comunicación con sus públicos y un medio para crear comunidad. Sin embargo, para desarrollar con éxito una campaña dirigida a clientes, sean habituales o potenciales, y sacar el mayor partido posible a estas herramientas, será necesario contar con un o una profesional en este campo. 

Externalizar las funciones de gestión de las redes sociales y contratar a profesionales cualificados puede marcar la diferencia, con respecto a la competencia, en una estrategia de marketing. Los costes de este tipo de contratación varían según la experiencia y el perfil requeridos, así como la asiduidad de las comunicaciones o campañas, el tipo de contenido a elaborar o el número de canales que se deba gestionar.

Tipo de tarifa

Los y las profesionales de este área pueden presentar presupuestos basados en una estimación por horas o por proyecto. En el primer caso, se puede establecer un límite de horas al mes que el o la gestora deberá organizar según las necesidades o, simplemente, establecer las necesidades y posteriormente calcular el número de horas necesarias para alcanzar dichos objetivos. En el caso de definir un valor fijo por proyecto, por ejemplo, para realizar una campaña de comunicación en una temporada concreta o dar el impulso inicial a cuentas de nueva creación, tendrá que definirse lo que está incluído en el servicio: el tiempo que será dedicado, el número de publicaciones semanales o mensuales, los canales que serán gestionados y si incluye o no la elaboración del contenido de las publicaciones o promociones.

Frecuencia

A la hora de presupuestar este servicio es fundamental tener en cuenta la frecuencia con que se van a lanzar las campañas. No se trata simplemente de acordar un mínimo de publicaciones con cierta periodicidad, planificar y monitorizar esas campañas es importante para que las mismas tengan éxito. Algunos profesionales ofrecen sus servicios para un número mínimo de campañas o englobados en planes o packs. Así, por ejemplo, es común encontrar planes de gestión de una sola red con cuatro publicaciones mensuales y monitorización de las mismas desde 80 €, mientras un servicio más especializado que abarque cuatro redes y hasta dieciocho publicaciones mensuales puede tener un precio medio de 280 €/mes. Los precios se incrementarían si las campañas fuesen de pago o fuese preceptivo definir estrategias y analizar informes. 

Lanzamiento de nuevas cuentas

Aunque la inscripción en las redes sociales es gratuita, crear una nueva cuenta y conseguir los primeros seguidores requiere de tiempo y de atención a los detalles. La creación de la cuenta puede incluir la optimización de la misma, completando el perfil con información e imágenes que garanticen buenos resultados. El precio de creación y configuración inicial de una red social puede encontrarse por un valor medio de 90 €, aunque podría llegar a los 200 € si se trata de más de una red. A ello habría que sumar una media de 300 € que podría costar una campaña de captación inicial para conseguir seguidores. 

Perfil empresarial

Una empresa que esté dando sus primeros pasos tendrá que desarrollar un perfil empresarial. Una persona especializada en marketing digital va a poder identificar, dependiendo del sector, las mejores opciones de cara a su posicionamiento y visibilidad. 

Antes de crear las diferentes redes sociales será necesario comprobar que la imagen de marca está bien definida y que se cuenta con ciertos recursos, como logos y bancos de imágenes, para utilizar en las diferentes redes sociales. 

El estilo de las imágenes publicadas y los colores de configuración de las páginas de perfil han de ser sometidas a criterios de unicidad con el objetivo de que la organización sea fácilmente reconocible y memorable. 

Profesionales del diseño gráfico, comunicación y marketing son las personas idóneas para establecer una imagen de marca. Contratar profesionales para la creación de un nombre de empresa (naming) puede alcanzar de media los 600 €, mientras la creación de una identidad corporativa que incluye el diseño de logo, slogan y la elaboración de un manual de identidad corporativa (códigos de color, tipografía, etc) puede oscilar entre 350 y 15 000 € para una organización pequeña o mediana. Los precios van a variar según las condiciones de la contratación, el caché profesional, la complejidad del diseño o el tipo de cliente, entre otras variables. Un servicio de branding para grandes empresas puede tener un precio aún mayor. 

Como comentábamos, gestores y gestoras de redes tendrán, además, que tener acceso a un banco de imágenes para las diferentes publicaciones. En este sentido, puede ser conveniente contar con un servicio de fotografía corporativa, cuyo precio medio se estima en 475 €. 

Número de canales

Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn, Pinterest, Snapchat, Youtube... existen muchas plataformas que funcionan como redes sociales y canales de comunicación, siendo probable el surgimiento de otras nuevas cada año. Mientras más canales sea preciso gestionar, mayor puede ser el valor cobrado por el servicio.  

Cada canal cuenta con unos perfiles de público más o menos establecidos, por lo que dependiendo del público objetivo en que se centre cada proyecto, puede convenir más o menos centrar la campaña en una o varias redes. Esta segmentación de los públicos y canales va a permitir conseguir una mayor eficiencia tanto comunicativa como financiera. 

Creación de contenidos

La gestión de redes sociales puede incluir o no la creación de contenidos. Ciertamente, las probabilidades de éxito se multiplican cuando se ofrecen contenidos novedosos, originales, relacionados con la empresa, de interés para el público y bien producidos. Pueden ir desde artículos de blog, fotografías y vídeos, hasta contenidos web, tutoriales, retransmisiones de sesiones en vivo, sorteos o concursos. No todos los y las profesionales de la gestión de redes son también creadores o creadoras de contenido, por lo que puede ser necesario contratar simultáneamente a alguien con dichas competencias. Si la persona que gestiona las redes sociales también crea el contenido, el precio del servicio será mayor que el de una gestión más simple, pues el tiempo que necesitará invertir para crear y adecuar los contenidos supondrá que el trabajo se prolongue. Lo más recomendable es definir junto el o la profesional qué parte del contenido puede ser facilitado por la empresa o persona contratante y qué parte tendrá que ser trabajada por la persona contratada.

El tipo de contenidos a crear y su extensión van a reflejarse también en el precio. Los artículos para una entrada de blog pueden ser contratados entre 10 y 50 € por artículo, dependiendo de su extensión o especialidad. La publicación de contenidos digitales, como vídeos en streaming, por ejemplo, tendrán un precio más alto. Teniendo en cuenta este ejemplo, se parte generalmente de 450 €. 

Tipo de contenido

La frecuencia no garantiza el éxito de las campañas de comunicación. La calidad del contenido, su originalidad y adecuación tanto al organismo del que emana como a la red que se utilice, van a resultar también aspectos importantes. Los usuarios de las diferentes redes tienen distintas formas de comunicarse. Una buena planificación en redes permitirá al gestor de la comunidad adecuarse a cada ámbito de forma diferenciada.

Estrategia

Al hablar de estrategia es preciso diferenciar entre un servicio de gestión de redes sociales y un servicio estratégico, ya que este último sirve para definir tácticas que van a servir de guía a la hora de implementar la comunicación en redes sociales. Hay gestores y gestoras con las capacidades y el conocimiento para elaborar la estrategia de comunicación e implementarla, pudiéndose pagar un valor extra por el desarrollo estratégico. Las ventajas de contar con una estrategia desde el principio son varias, pero fundamentalmente destaca la capacidad de definir cómo debe ser la gestión de las redes sociales de un organismo y cómo evaluar dichas actuaciones, posteriormente, para medir su eficacia. 

Las medianas y grandes compañías diferencian en sus equipos las figuras del social media, que establece las estrategias, y el community manager, que las ejecuta y monitoriza, siguiendo dicha hoja de ruta. 

Contratar a una persona experta en gestión de marketing aplicado a redes sociales tiene un coste que puede oscilar entre los 120 €/mes y los 2350 €/mes según la entidad del proyecto y las tareas asignadas. 

Gestión de la comunidad virtual

Los community se encargan, como hemos indicado, de interactuar con la comunidad. A pesar de que este trabajo puede parecer sencillo, si personal de la empresa encargado de este trabajo no cuenta con esta especialización, podrá encontrar muchas dificultades a la hora de comunicar la información, crear engagement y gestionar posibles crisis. 

No todos los trabajadores están familiarizados con el lenguaje utilizado en las redes ni sus sistemas de gestión. Por ello, es aconsejable contratar a un o una especialista que sepa desarrollar la labor con el humor, la templanza y las herramientas que se necesitan a la hora de interactuar con la comunidad y hacer seguimiento de las publicaciones.

Los servicios de un gestor o gestora de comunidades en redes sociales pueden contemplarse de forma individualizada. No se trata solamente de publicar información, sino también hacer un seguimiento a las dudas y comentarios de los clientes en potencia. En este sentido, la rapidez de la respuesta puede ser crucial en la eficacia de la estrategia de comunicación. El coste de este servicio se establece en rangos que oscilan, generalmente, de los 475 € a los 1800 €, dependiendo de si se trata de un servicio externo contratado por un tiempo determinado (siendo la frecuencia un factor de importancia en el cálculo del mismo) o de si se cuenta con un profesional en plantilla que dedica su jornada laboral a este tipo de menesteres, entre otras tareas asociadas al marketing digital.  

Además de acometer las publicaciones periódicas según el plan señalado y monitorear las reacciones y comentarios de seguidores y seguidoras, estos profesionales pueden ejecutar tareas de evaluación y análisis de estadísticas, para así orientar las actuaciones. Este tipo de trabajo suele tener un precio algo mayor, aunque su coste, nuevamente, variará según la frecuencia, que puede ser semanal, quincenal o mensual, y de la complejidad del análisis, según la magnitud de la campaña de publicidad y el presupuesto disponible.

Gestión de la publicidad 

Las redes sociales ofrecen servicios de promoción y publicidad a un coste muy bajo, comparadas con otros medios. Contratar a especialistas en marketing digital para las campañas de publicidad en redes puede aumentar las ventas de forma exponencial, además de mejorar y consolidar la imagen empresarial a largo plazo.

Cuando se habla de publicidad en Internet es común referirnos al Search Engine Marketing (SEM) y el Search Engine Optimization (SEO). Estos definen las estrategias que buscan optimizar el posicionamiento de páginas webs en los resultados de los motores de búsqueda. En el primer caso, las campañas se registran mediante sistemas de publicidad, en espacios destacados, mientras el segundo se refiere a los resultados orgánicos que se muestran en el cuerpo de la página.

Las redes sociales, a través de los vínculos que se establecen entre ellas y con la web, pueden ayudar a posicionar una marca. Pero además de eso, cuentan con sistemas de publicidad de pago de diversa naturaleza. El coste de esas campañas puede ser muy variable, pues se ajusta a las posibilidades de pago de cada entidad. Este precio es independiente de los honorarios del profesional. 

El pago en redes

Como decíamos, una de las grandes ventajas de la publicidad en redes sociales es la capacidad de crear campañas ajustadas a cualquier presupuesto. Cada red cuenta con su propia interfaz, que proporcionará una oferta recomendada dependiendo de una serie de variables como son la calidad del anuncio, el tipo de audiencia, el país, la época del año o el momento de la publicación... Entre ellos destacan los propios objetivos marcados, los cuales delimitan el método de pago más conveniente para cada caso. Como norma general, se establece que a mayor presupuesto, se obtiene un mayor alcance. 

Entre los métodos, los más comunes son: 

  • CPM o coste por mil impresiones. Se trata del más habitual, establecido mediante el sistema de puja. Cada pago garantiza mil visualizaciones de un anuncio. Suele utilizarse para campañas centradas en branding y aquellas que buscan mejorar la interacción con la comunidad. 
  • CPC o coste por clic. Esta es la forma de pago más conveniente cuando se busca aumentar el tráfico, pues mide la cantidad de clics que han hecho los usuarios desde el anuncio.  Se establece un presupuesto diario y, dependiendo de los céntimos que cueste cada visita, se obtendrán más o menos accesos hasta llegar a esa cantidad. 
  • CPV o puja de coste por visualización. En esta modalidad, el anunciante paga según las veces que el vídeo sea visualizado. 
  • CPA o coste por acción. Este método se utiliza, principalmente, cuando el objetivo son acciones concretas como interacciones, registros o ventas.
  • Coste por conversión. Generalmente, esta opción se emplea cuando hay objetivos de venta. 

Una vez identificado el objetivo principal que va a marcar la campaña, habrá que identificar qué red social es más idónea. 

Facebook

Facebook Lead Ads trabaja a partir de cuentas publicitarias a la que se vinculan datos de facturación y páginas de marca. Los anuncios pueden basarse en imágenes, vídeos, presentaciones, publicaciones, eventos o llamadas a la acción. Las promociones se despliegan en la pantalla, bien en la zona derecha, entre las publicaciones del timeline a modo de post patrocinados, o en formato stories, desde su integración con Instagram. Además, el menú de la izquierda incorpora las opciones de Marketplace y vídeo, entre otras opciones. Esta red incorpora una guía que permite ver las diferentes opciones con el fin de optimizar el importe destinado a la campaña. A modo de ejemplificación, podemos mencionar que el coste por clic en esta red social es más alto entre semana que en domingo, variando entre 0,36 y 0,45 €, aproximadamente. 

Instagram

Esta red es especialmente útil para promocionarse si la empresa o institución está vinculada al sector de la moda, el turismo, el arte, la ecología o la gastronomía, donde el impacto visual es muy importante. Esta red que, en la actualidad, complementa a la anterior, permite la promoción por medio de secuencias de imágenes (hasta diez), imágenes simples promocionadas, vídeos y stories. Los contenidos pueden insertarse desde la app móvil o desde el administrador Instagram Ads, el Power Editor de Facebook o a través de una aplicación puente. Resulta interesante poder emitir una misma campaña, en paralelo, en ambas redes.

Twitter

Aunque ha disminuido en número de usuarios en comparación con otras redes, es la más utilizada para compartir noticias y enlaces. Por eso, es muy útil para conseguir tráfico web e impulsar ciertas acciones determinadas. Entre los medios que utiliza esta red están las cuentas promocionadas, que las sitúan en un lugar destacado de las sugerencias, para aumentar seguidores, los temas y tweets promocionados, que van más allá de los seguidores de un perfil empresarial, pudiendo seleccionar perfiles por diversas variables, o incluso tener en el target seguidores de la competencia. 

YouTube

YouTube Ads permite igualmente crear y administrar las promociones en esta plataforma, enfocada al formato de vídeo. Los formatos publicitarios aquí se diferencian, esencialmente, por la duración. Aquellos denominados True View in-stream son más largos y se muestran al público potencial al inicio del vídeo al que ingresen. De otro lado, los vídeos publicitarios cortos suman la máxima popularidad. 

LinkedIn

Esta red es la más conveniente cuando se busca ampliar la red de contactos o si se quiere dirigir a un ámbito profesional concreto, pudiendo la segmentación realizarse conforme a las características propias de las empresas o los cargos de sus trabajadores. En esta red existen tanto anuncios comunes en las secciones de noticias, como post patrocinados en el timeline. No obstante, la principal novedad reside en los mensajes directos patrocinados. 

Snapchat

Destaca por una mayor variedad de formatos de anuncios, los cuales se caracterizan por ser poco intrusivos. Esta red puede ser interesante si se busca romper con la competencia existente en otras redes. 

Segmentación

Todos estos canales sociales incorporan parámetros de segmentación que ayudan a concretar el público objetivo de las diferentes campañas. Por lo general, estos atienden a determinados aspectos como sexo, edad, localización, intereses…

Identificar el público objetivo y adaptar las campañas al mismo es determinante para el éxito de la promoción. Los resultados se consiguen casi de forma inmediata si se lanzan en un momento propicio. Por eso, antes de seleccionar un tipo de estrategia concreta es importante realizar un estudio previo.  

Analítica 

Las diferentes plataformas incorporan herramientas que permiten conocer la efectividad de las campañas de promoción. Estos datos permitirán hacer estudios analíticos que aportarán información determinante sobre el público y, así, poder enfocar mejor las promociones o realizar ajustes en las posteriores. 

A ello puede sumarse la investigación por medio de Google Analytics, plataforma que recopila datos de utilidad sobre las personas que interactúan con los anuncios publicados. 

Identificación de tendencias

En la actualidad, la investigación en tendencias y las estrategias de marketing ejecutadas en tiempo real, aprovechando aquellas, suponen la última expresión en la gestión de redes. Claramente, para llevar a cabo iniciativas innovadoras que impacten en la audiencia, va a ser necesario contar con profesionales especializados en el sector. 

Desarrollo de aplicaciones

Facebook permite desarrollar aplicaciones con el fin de mejorar la gestión de sus páginas empresariales. Estas ofrecen un mayor nivel de personalización y ayudan a generar engagement al aumentar el número de opciones disponibles por defecto en la red social. Además, permiten la elaboración de encuestas, informes, etc. Su precio va a venir determinado por su complejidad, en dependencia con las funcionalidades, alcanzando un precio medio de 5000 €. En estas aplicaciones es posible agregar tabs que integren otras redes sociales, permitiendo una actividad paralela.

Consejos para economizar

Evaluar en qué canal o canales merece realmente la pena estar presente y concentrar los esfuerzos comunicativos o recursos en el que mejor se adapte a las necesidades puede influir positivamente para aminorar el coste de las campañas. En el caso de que se desee estar presente en varios canales, es preceptivo analizar cuándo y con qué objetivos se puede apostar más por uno u otro. De esta forma, el tiempo y dinero invertido darán mejores resultados.

¿Buscas gestión de redes sociales para tu próximo proyecto?
Ahora que tienes una idea de los precios, ¡vamos a encontrar profesionales cerca de ti!

¿Cómo sabemos estos precios?
Todos los años, miles de personas buscan profesionales en Zaask para sus proyectos. Monitorizamos los presupuestos de los profesionales y compartimos esa información contigo.
25k Proyectos mensuales
+400k Presupuestos presentados
15k Profesionales que han dado presupuestos