Cuánto cuesta un servicio de hormigón impreso en Zaask 14€ - 40€ /m2

Precios basados en la media nacional

¿Qué es el hormigón impreso?

El hormigón impreso u hormigón estampado es un pavimento muy solicitado por su precio y versatilidad. Se trata de un hormigón colocado en forma de lienzo, muchas veces con un agregado de color, al que se pueden realizar distintos decorados por encima. 

Este proceso permite simular materiales como pizarra, piedra, azulejo e incluso madera, creando una réplica económica de estos materiales bajo una apariencia natural y auténtica.

¿Cuánto cuesta poner hormigón impreso?

1. Superficie: precio metro cuadrado hormigón impreso

La forma más habitual de tarifar el precio de hormigón impreso es por m2. Su coste medio de colocación es de 25 €/m2, pero esta cifra puede oscilar entre los 14 €/m2 y los 40 €/m2 según variables como la calidad de los materiales, la preparación del terreno o el espesor de la capa de pavimento, como veremos más adelante.

No obstante, la cantidad de metros cuadrados también puede ser una variable a considerar, ya que generalmente tendrá un precio por m2 más económico cuanto mayor sea la superficie. Esto aplica principalmente a superficies de gran extensión, en las que precisamente es factible que se emplee este material, dado su coste y facilidad de aplicación.

2. Estado y preparación del terreno

En la colocación de hormigón impreso, el precio también dependerá del estado del terreno. Es necesario que la superficie en la que se va a colocar el pavimento esté en buenas condiciones

Si esto no fuera así, tendrán que realizarse trabajos previos para limpiar, nivelar y compactar la superficie, de manera que no se comprometa el resultado. Por ello, la realización de estas tareas puede hacer que aumente el coste final del servicio.

3. Materiales

Los materiales pueden ser de distintas calidades según lo que estés buscando o el acabado pretendido. No obstante, la calidad necesaria también va a depender de la superficie que desees cubrir. Por ejemplo, el hormigón impreso en piscinas requiere una cobertura impermeabilizante muy resistente, que seguramente será más costosa que las resinas para hormigón impreso que se usan en suelos.

Por el otro lado, el hormigón impreso en paredes u hormigón impreso vertical puede requerir, además de los procedimientos habituales, un pulido especial. El precio del hormigón pulido probablemente sea mayor que el estándar. No obstante, también hay fachadas de hormigón impreso sin pulir que van muy bien con ciertos estilos.

Lo mismo ocurre con los suelos que tengan usos especiales. En la mezcla del hormigón se utilizarán unos materiales u otros y en distinta proporción según el uso que vaya a tener, lo cual afecta el valor total del producto. 

Por ejemplo, no se utilizan los mismos materiales para un pavimento sobre el que habrá tráfico de coches o camiones, que para un sendero de hormigón impreso para jardín o un paseo peatonal, ya que este último soportará mucho menos peso. El suelo de hormigón impreso que debe soportar pesos más elevados puede contener una estructura de acero especial en su interior, lo cual sin duda encarece los costes finales.

4. Espesor del pavimento impreso

El espesor de la capa de hormigón impreso es otro factor que varía de acuerdo con el uso que se le dará a la superficie en cuestión. Al igual que los materiales, esto influye en el coste del producto. 

Lo usual es que el espesor para superficies de tránsito peatonal sea de alrededor de 10 cm, mientras que 15 cm son más habituales para pavimentos de tránsito vehicular.

5. Complejidad

El trabajo de colocación será más complejo, en primer lugar, si el terreno presenta características particulares, como pendientes o cambios de nivel, curvas o recovecos. También si hay que tener en cuenta la evacuación de aguas o deben realizarse desniveles por cualquier otro motivo. 

Si bien el uso de los materiales será el mismo, es muy probable que aumente el coste de mano de obra si se presenta alguna de estas situaciones.

Por otro lado, el pulido del material también puede implicar mayor complejidad, ya que los pavimentos de hormigón pulido suelen ser más costosos que los tradicionales.

Por último, la complejidad también puede ser mayor si hay requerimientos de decoración específicos. 

6. Decoración

La decoración del hormigón prensado es muy apreciada porque se trata de un producto personalizable por medio de moldes para hormigón impreso, de la creación de texturas o de la aplicación de colores. La variedad de posibilidades en la decoración permite realizar distintos diseños que se adapten a todo tipo de presupuestos.

Hay que tener en cuenta, no obstante, que pintar hormigón impreso puede ser más costoso que dejar su color natural. Los colores utilizados pueden ser muy variados, pero se acostumbran los rojizos, tonos de grises o azulados, que simulan distintas piedras u otros materiales naturales. 

También puede colocarse un hormigón impreso imitación madera, o un hormigón impreso blanco que simule mármol o piedras claras, muy utilizado en los bordes de las piscinas.

¿Qué tipos de hormigón prensado existen?

Según el uso  

El hormigón impreso tradicional posee una gran resistencia y dureza, lo cual lo convierte en un material idóneo para exteriores, principalmente áreas de circulación peatonal, sitios deportivos, locales comerciales o áreas residenciales, como plazas o pasajes. Dada la gran variedad de texturas, diseños y colores que el hormigón impreso puede adoptar, se integra con facilidad en cualquier entorno y se adapta a diferentes estilos. 

El hormigón pulido, por el otro lado, que consiste en un pavimento liso, antideslizante y muy resistente, resulta adecuado tanto para interiores como para exteriores. Sin embargo, suele utilizarse principalmente para sitios industriales o de tráfico pesado. Es muy habitual en aparcamientos, garajes, naves industriales, grandes depósitos o talleres y en edificios de uso público como escuelas u hospitales.

Otro tipo de hormigón prensado muy habitual es el hormigón impreso vertical, que conlleva procedimientos y resultados similares a los del tradicional, pero con paramentos verticales, posteriormente revestidos. Al igual que los primeros, vienen en una gran variedad de colores y texturas, y el resultado final es una superficie impermeable, resistente y altamente duradera, por lo que suele escogerse para espacios exteriores.

Según los moldes

Los moldes de hormigón impreso generalmente son de neopreno o poliuretano, pero también pueden ser metálicos. 

Presentan distintos diseños, con formas rectangulares, redondeadas, espigadas, ovaladas, en distintos tamaños, y generalmente imitan materiales diversos como madera, piedra, o baldosas. 

Se trata siempre de plantillas simétricas, que pueden replicarse tanto como sea necesario en todas las direcciones, de modo que puedan cubrir la superficie que desees. 

¿Cómo se hace el hormigón impreso?

Para aplicar hormigón impreso es necesario:

  1. En primer lugar, realizar una limpieza del terreno y pisarlo o compactarlo para lograr una superficie lisa y nivelada. 

  2. Luego se coloca un encofrado que delimita el sitio en el que se va a colocar el hormigón, que va a ser más alto o más bajo según el espesor de la capa de hormigón que se desea. 

  3. A continuación, se prepara el hormigón, en proporciones que pueden variar ligeramente según el uso que se le va a dar, se vierte la mezcla en el encofrado y, con distintos moldes o plantillas, se realiza la impresión final. 

  4. Finalmente, se suele aplicar una resina o un producto final que impermeabilice y proteja el suelo impreso.

Ventajas e inconvenientes

Ventajas:

  • Es un material altamente resistente y duradero.

  • Requiere de muy poco mantenimiento.  

  • Puede colocarse en interiores y exteriores por igual.

  • Su instalación es muy rápida y se puede realizar sobre todo tipo de terrenos, ya que se adapta a superficies con formas variadas.

  • Tiene un precio muy asequible.

  • Permite gran variedad de acabados y decorados.

Inconvenientes:

  • Es difícil reparar partes que no hayan quedado bien durante la instalación, por lo que se recomienda una mano de obra experta.

  • Según las condiciones del terreno en el que se haya colocado el hormigón impreso, con el tiempo este puede presentar grietas.

  • No es apto para ambientes en los que haya cambios climáticos extremos, ya que las contracciones y dilataciones del material pueden producir grietas.

Preguntas frecuentes

¿Es lo mismo el hormigón impreso que el cemento impreso?

Puede que hayas leído o escuchado acerca del cemento impreso, de precio muy similar al hormigón impreso. Lo cierto es que no existe una verdadera distinción entre ambos: el cemento es uno de los materiales necesarios para la fabricación del hormigón, lo cual ha llevado a la confusión de llamar cemento impreso al hormigón impreso, cuando en realidad se está haciendo referencia al mismo producto.

Cómo reparar grietas en hormigón impreso

Para reparar una grieta es importante que esta haya alcanzado un estadio estático, es decir, que no se sigan produciendo movimientos que la profundicen. Si este es el caso, se pueden colocar pastas específicas para este propósito y tratar de imitar el color del hormigón impreso con tinturas.

Cómo limpiar suelo de hormigón impreso

Es importante limpiar los suelos de hormigón impreso con asiduidad, especialmente los que no están pulidos. De otro modo, la suciedad se acumula en las juntas y luego es más difícil quitarla. 

No obstante, si el suelo ha sido correctamente impermeabilizado con resina, verás que su limpieza es muy sencilla: con abundante agua y un producto de limpieza alcalino podrás mantenerlo perfectamente.

Cómo pintar hormigón impreso

Con el tiempo, especialmente si hay exposición al sol o a la lluvia, puede ocurrir que la resina se vaya deteriorando y que el hormigón impreso pierda el color. 

También puedes escoger no pigmentar el hormigón y después darle una capa de color. En estos casos, se le puede aplicar una pintura para asfalto, que son muy resistentes y de larga duración, o se le puede colocar una capa de resina mezclada con tintura

¿Cuándo se puede pisar el hormigón impreso?

Esto puede variar según las condiciones del lugar, el espesor de la capa y los materiales utilizados. En promedio hay que esperar unas 48 horas para pisar el suelo, pero pueden ser 72 horas en algunos casos.

 

Para recibir varios presupuestos personalizados, haz un pedido de forma gratuita en nuestra plataforma. Tras facilitar la información básica sobre tu proyecto, empresas y profesionales entrarán en contacto contigo para enviarte sus propuestas. Además de los precios, podrás comparar sus perfiles y las valoraciones de anteriores clientes y clientas, para tomar una decisión informada y conveniente.

¿Buscas hormigón impreso para tu próximo proyecto?
Ahora que tienes una idea de los precios, ¡vamos a encontrar profesionales cerca de ti!

¿Cómo sabemos estos precios?
Todos los años, miles de personas buscan profesionales en Zaask para sus proyectos. Monitorizamos los presupuestos de los profesionales y compartimos esa información contigo.
25k Proyectos mensuales
+400k Presupuestos presentados
15k Profesionales que han dado presupuestos
Para proporcionarte la mejor y más rápida experiencia posible, este sitio web guarda las cookiesAceptar