Cuánto cuesta un servicio de aislamiento en Zaask 10€ - 85€ /m2

Precios basados en la media nacional

El coste medio de un servicio de aislamiento es de 45 €/m². Ya sea por el tipo aislamiento, las dimensiones o la clase de intervención este valor puede oscilar entre los 10 y los 85 €/m².

En las construcciones arquitectónicas el aislamiento se propone, mediante diversos métodos, establecer una barrera para que el calor o frío, el agua o el sonido no penetren en las estancias interiores. La finalidad última de un aislamiento es mejorar las condiciones de habitabilidad de la propia estancia y, eventualmente, de los espacios colindantes.

Tipo de aislamiento

El aislamiento puede ser térmico, acústico, o bien, contra humedades o impermeabilización. Su tipología influye en el coste del servicio debido a que se utilizan técnicas, tecnologías, materiales y productos adaptados a cada fin.

El aislamiento térmico tiene la función de reducir la transmisión del calor o el frío en recintos, como viviendas o cámaras frigoríficas, aunque también se utiliza en tuberías y en cualquier otro espacio que requiera mejorar su eficiencia energética.

Algunos materiales utilizados para el aislamiento térmico también tienen propiedades de insonorización, como las lanas minerales. Sin embargo, el aislamiento acústico se propone principalmente eliminar o aminorar los ruidos de impacto (como los taconeos) y los ruidos aéreos (musica, conversaciones, televisión).

La impermeabilización es una medida eficaz de aislamiento contra humedades que se infiltran en los cimientos de una edificación, techos, cubiertas o terrazas, al tiempo que aporta una mejor eficiencia energética. Usualmente, suele ser el primer paso para hacer habitable un sótano o una buhardilla.

Dimensión de la superficie

La cantidad de m² a aislar tiene influencia no solo en la cantidad de material a colocar, sinó también en el método más adecuado, los recursos a movilizar (humanos y maquinaria) y en el tiempo que requerirá llevar a cabo el trabajo.

Clase de intervención

La clase de intervención, interior o exterior, puede influir en el coste de un servicio. La acometida de obras de aislamiento en el interior de un recinto puede ser, por lo general, más económica y sencilla. En un término intermedio, en cuanto a costes, se halla el aislamiento desde el interior del techo, del suelo del sótano (sin abarcar cimientos) o de tuberías.

Sin embargo, la ejecución de obras de aislamiento por el exterior, como en fachadas, terrazas o techos supone una mayor complejidad que con certeza elevará el presupuesto

El material aislante

Los materiales aislantes pueden ser de tipo fibroso, celular, granulado o una combinación de ellos. Se comercializan en forma de polvos o arcillas para mezclar en mortero, losetas, paneles, tableros, planchas o carpetas, membranas, espuma, pintura, fibras sueltas, revestimientos, etc.

Cuando el material tenga más propiedades aislantes, mayor sea su calidad y su perdurabilidad, más elevado será su precio. De otro lado, el coste de la mano de obra tendrá relación directa con la complejidad de su colocación.

El método de trabajo

Los métodos de aislamiento pueden requerir la realización de obras, o sin necesidad de ellas. Esta necesidad podría suponer un aumento importante en el precio.

Entre los métodos de aislamiento más comunes, que requieren de obras, encontramos: el trasdosado, por recubrimiento directo sobre la superficie de diversos tipos de paneles, o mediante perfiles atornillados; la sustitución de puertas o ventanas por otras insonorizadas; la instalación en suelos de bases de goma y lana de roca bajo la losa o el parquet, entre otros.

Si se prefiere prescindir de obra, resulta recurrente la colocación de alfombras en el suelo, tapices o muebles en las paredes, cortinas tupidas o persianas de bloqueo solar en las ventanas, o bien, el uso de pinturas especiales, así como el revestimiento de paredes con materiales específicos.

Igualmente, los métodos de insuflado, soplado y proyectado pueden ejecutarse sin obras. El insuflado introduce el material aislante mediante una canalización transitoria en dobles paredes o ladrillos huecos. El método de soplado utiliza un cañón para rellenar estancias vacías como buhardillas o cubiertas no habitadas, con lana de roca o mineral, celulosa o fibra de madera. Finalmente, en espacios pequeños y con muchos recovecos se utiliza el método proyectado que cubre la superficie con espumas expandibles aplicadas mediante una pistola.

¿Buscas aislamiento para tu próximo proyecto?
Ahora que tienes una idea de los precios, ¡vamos a encontrar profesionales cerca de ti!

¿Cómo sabemos estos precios?
Todos los años, miles de personas buscan profesionales en Zaask para sus proyectos. Monitorizamos los presupuestos de los profesionales y compartimos esa información contigo.
25k Proyectos mensuales
+400k Presupuestos presentados
15k Profesionales que han dado presupuestos