Cuánto cuesta un servicio de fotografía de eventos en Zaask 150€ - 1900€

Precios basados en la media nacional

Dentro del ámbito de la fotografía, los fotógrafos y fotógrafas de eventos son especialistas en inmortalizar todo tipo de acontecimientos. Son contratados para cubrir eventos como fiestas de cumpleaños, eventos corporativos, reuniones familiares, fiestas infantiles o cualquier otro tipo de reunión que se quiera registrar y recordar en el futuro. Los y las profesionales de la fotografía pueden facilitar el material fotográfico en formato impreso o digital, y la mayoría se adapta al tipo de evento, por lo que pueden trabajar en reuniones íntimas con menos de 10 personas o cubrir grandes fiestas con cientos de invitados e invitadas.

El coste medio de un servicio de fotografía de eventos es de 750 €, pero el precio puede oscilar entre los 150 € y los 1900 €. La variación en el precio puede deberse a una gran cantidad de factores, como la cantidad de horas de contratación, el número de profesionales que se necesitan para cubrir el evento o el equipo utilizado. Proponemos un análisis de estos y otros factores para ver cómo inciden en el coste final del servicio.

Precio por evento

La fotografía de eventos se suele presupuestar con un precio fijo, según las características del evento en cuestión. Como los requisitos pueden variar enormemente dependiendo del cliente o clienta, lo usual es que se ofrezca una tarifa básica, en la que se incluye, por ejemplo, la presencia del fotógrafo o fotógrafa durante seis horas con su cámara y equipo de iluminación, la contratación de otra persona que realiza tareas de asistencia y la entrega de un pen drive con las fotos del evento, que suele ser una selección de imágenes con algún trabajo de edición. Un servicio de estas características puede costar alrededor de 700 €.

Ahora bien, con seis horas de presencia probablemente sea posible cubrir el momento principal del evento y parte de la celebración posterior. Por ejemplo, en una boda civil, podrían permitir cubrir la ceremonia y la posterior cena en un restaurante o similar; pero también puede fotografiarse la preparación de la boda y de los novios por 300 € adicionales, o la fiesta posterior al banquete, lo cual puede costar alrededor de 150 €. Asimismo, es posible solicitar una sesión de fotos preboda de los novios, que puede estar entre los 150 € y los 250 € según el grado de producción y la cantidad de fotos requeridas. También se podrán agregar horas extra por alrededor de 80 €, o un álbum con fotografías impresas cuyo valor dependerá de la cantidad de imágenes, pero que puede estar entre 200 € y 300 €.

Si el ejemplo fuera un evento corporativo, por ejemplo para presentar un nuevo producto, un servicio de las características señaladas permitiría obtener imágenes de calidad del espacio en que se celebra, de los varios momentos importantes de la presentación y de las personas asistentes, así como del posterior aperitivo o cocktail en caso de que se ofrezca. 

Asimismo, hay profesionales que ofrecen distintos paquetes promocionales que aumentan de valor a medida que aumenta la cantidad de los servicios ofrecidos. Pero estos paquetes suelen ser meramente orientativos y, por lo general, es posible modificar algunos servicios para personalizarlos, por lo que el coste final resulta similar al coste de la tarifa básica pero con algunos servicios adicionales.

Precio por hora

Otros fotógrafos y fotógrafas de eventos, en vez de definir un precio por todo el servicio, eligen ofrecer una tarifa por hora, que puede oscilar entre los 60 €/h y los 180 €/h aproximadamente. Si bien esta cifra puede parecer elevada en comparación con el coste por hora de otras profesiones, es importante recordar que solo se presupuesta según la cantidad de horas que el fotógrafo o fotógrafa trabaja de forma presencial en el evento, pero a ello debe agregarse el trabajo de edición y posproducción que también forma parte del servicio, y que implica más horas de trabajo no computadas de forma directa.

Algunos y algunas profesionales optan por cobrar una tarifa mínima de contratación, que incluye los costes de desplazamiento, el uso del equipo y el trabajo presencial por una o dos horas, y a este presupuesto se le pueden adicionar la cantidad de horas extra que sean necesarias.

Si no sabes si contratar a alguien para todo el evento o solo algunas horas, siempre puedes consultar aquí en la plataforma a diferentes profesionales de la fotografía para que te indiquen cuántas horas son aconsejables según las características del evento.  

Precio por cantidad de fotografías

Si bien este modo de presupuestar es más habitual en otras áreas del sector, hay profesionales que optan por cobrar su trabajo según una cantidad determinada de fotografías. Esto no suele proponerse en eventos como casamientos o bautizos, pero puede ocurrir en fiestas corporativas o reuniones con muchas personas. El precio por imagen digital ronda los 5 €, pero este valor puede aumentar o disminuir según las tarifas del o de la profesional, y no hace referencia a las fotografías tomadas, sino a las fotografías editadas que se entregan en total. Por lo general, cuantas más fotografías se soliciten, menor será el precio de cada una de forma individual.

Cantidad de profesionales

El número de profesionales que se van a necesitar variará según el tipo de evento y sus dimensiones. Lo usual es que, además del fotógrafo o fotógrafa, sea necesario contratar al menos a un asistente o asistenta que esté a cargo de los materiales de iluminación y organice todo el equipamiento fotográfico. Por lo general, esta persona ya forma parte del equipo fotográfico, por lo que no es necesario contratarla por separado, pero su presencia sin duda aumentará al valor del coste final.

En algunos casos, también existe la posibilidad de contratar a más de un fotógrafo o fotógrafa. Esto puede ser indispensable para eventos como una fiesta de fin de año de una empresa multinacional, por ejemplo, en la que es necesario retratar a una gran cantidad de gente o varios espacios y momentos diferentes de manera simultánea, lo que una sola persona no podría cubrir.

No obstante, hay quienes optan por contratar a dos personas en eventos con menos invitados e invitadas, como una boda o evento corporativo, y aquí el objetivo es que puedan tomarse fotografías desde diferentes perspectivas. Con un trabajo hecho a dos cámaras se obtendrán imágenes capturadas desde distintos ángulos, lo cual es especialmente valioso en momentos muy importantes, como la ceremonia de casamiento, y ello se podrá hacer sin que el fotógrafo o fotógrafa se tenga que desplazar constantemente entre los novios e interrumpir el curso natural del evento.

En principio, contratar a dos profesionales de la fotografía costará el doble que contratar a una sola persona, pero también puede ocurrir que el fotógrafo o fotógrafa adicional tenga un coste de contratación más bajo. Además, es probable que solo deban contratar a un asistente o asistenta entre ambos o ambas profesionales. Por ello, el coste final de un equipo fotográfico a dos cámaras suele ser más económico que la contratación de diferentes profesionales por separado.

Equipamiento necesario

Además de los recursos humanos, el equipo utilizado para tomar las fotografías también tendrá incidencia en el coste final, porque los y las profesionales de la fotografía para eventos deben realizar una gran inversión en la compra y el mantenimiento en buen estado del equipamiento que les permite realizar el trabajo de manera óptima, por lo que deben recuperar esta inversión.

Los dispositivos utilizados incluyen cámaras fotográficas, distintos tipos de objetivos, equipos de iluminación y cualquier otro elemento adicional que requiera el evento, como cámaras que consiguen efectos visuales particulares o incluso drones.

Lo ideal para la mayoría de los eventos es contar con diferentes tipos de objetivos que capturen los rostros de las personas, planos de cuerpo entero de una persona y de grupos reducidos, así como tomas del conjunto de los invitados e invitadas, e incluso vistas panorámicas del salón o espacio exterior donde se desarrolla el evento. Al mismo tiempo, en muchos casos es importante contar con equipos para fotografías diurnas, nocturnas o ambas. La ausencia de luz natural es un factor de gran importancia en la fotografía y conlleva complicaciones que son inexistentes en un evento realizado al mediodía al aire libre. Si el evento tiene lugar en el interior, especialmente al atardecer o por la noche, es probable que se requiera de la implementación de focos, lentes y flashes específicos, y muchas veces es necesario llevar más de uno para, por ejemplo, decidir in situ qué flash se ajusta mejor a las condiciones lumínicas.

Esto significa que distintos tipos de equipamiento pueden ser necesarios según las características del evento, o incluso en distintos momentos del mismo evento, y aquellos fotógrafos y fotógrafas que cuenten con un con equipo de calidad y con varios de los dispositivos mencionados podrán brindar un trabajo final más refinado que quienes cuentan con un equipo de calidad inferior, pero ello también se verá reflejado en su coste de contratación.

Si bien no suele ocurrir que un fotógrafo o fotógrafa cobre un precio mayor explícitamente por contar con un equipamiento muy completo, de buena calidad o para funciones específicas, lo usual es que solo los y las profesionales consolidados en el mercado de la fotografía de eventos puedan costear equipos tan caros, por lo que probablemente tengan un coste de contratación final mayor que alguien que está iniciando su carrera profesional.

En algunos casos, también hay profesionales que optan por alquilar equipos específicos o muy complejos para un evento en particular. Esto puede ofrecerse como un servicio adicional y el cliente o clienta escoge si desea contratarlos.  

Posproducción

El valor del servicio también puede incrementarse si se solicita un gran tratamiento de posproducción. Lo usual es que, tras el evento, el fotógrafo o fotógrafa realice una selección de fotografías eliminando aquellas que tienen desperfectos técnicos o que aparecen repetidas, y escogiendo las que muestran a diferentes personas o que ilustran apropiadamente los distintos momentos del evento, según se haya solicitado. Además, es habitual que se seleccionen mayor cantidad de imágenes que impliquen a los y las “protagonistas” del evento, es decir, al niño o niña junto con los familiares más próximos, si se trata de un bautizo, o al presidente o presidenta y otros altos cargos de la empresa en un evento corporativo. En algunos casos, el o la profesional de la fotografía puede realizar retoques leves para mejorar la calidad de la imagen. Estas tareas básicas de posproducción suelen estar incluidas en el presupuesto estándar del servicio de fotografía.

No obstante, en algunos casos pueden solicitarse servicios de posproducción adicionales. Ello ocurre principalmente en eventos como bodas o bautizos, cuando se realizan sesiones de fotografía en un momento diferente del evento. Aquí las imágenes pueden tener mayor cantidad de ajustes y retoques para modificar el color, mejorar la iluminación, e incluso se pueden solicitar pequeños arreglos con el uso de Photoshop o montajes utilizando diferentes fotografías. Este tipo de tareas suelen tarifarse por cantidad de fotografías o como horas extras.

Servicios adicionales

La fotografía para eventos puede incluir mucho más que las fotografías tradicionales, por lo que aún puedes agregar otros servicios a lo mencionado hasta ahora. Uno de los más solicitados es el servicio de vídeo. Si bien la misma persona que está tomando fotografías no puede encargarse de la grabación, muchos fotógrafos y fotógrafas trabajan en equipo con profesionales que realizan filmaciones para eventos, e incluso puede ser una buena alternativa a la contratación de un servicio de fotografía a dos cámaras.

En cuanto al precio, el servicio de vídeo costará aproximadamente el doble que el servicio de fotografía por la misma cantidad de horas, pero siempre puedes contratarlo por un periodo más breve o solicitar solamente la filmación de los momentos de mayor importancia, lo cual será mucho más económico. Puedes consultar precios y profesionales de la edición de vídeos en esta misma plataforma.

Otro de los servicios muy requeridos es una cabina de fotografía o un photowall, es decir, un fondo verde o personalizado para tomar fotografías temáticas durante el evento. Normalmente, un asistente o asistenta se encarga de manipular la cabina o tomar las fotografías en el fondo instalado, por lo que los invitados e invitadas del evento pueden hacerse fotografías profesionales de recuerdo, sin tener que utilizar sus teléfonos móviles que, por lo general, capturan imágenes de calidad inferior. Según el caso, estas fotografías pueden imprimirse en el momento, pero cada vez es más habitual que las cabinas fotográficas tengan conexión a internet, lo que permite acceder digitalmente a las imágenes en el momento para que puedan compartirse por Instagram, LinkedIn o Twitter. Esto es particularmente aconsejable para fiestas corporativas, en las que se puede proponer un hashtag y aprovechar el evento y las fotos subidas a las redes sociales para publicitar la empresa.

En esta misma línea, algunos asistentes y asistentas de fotografía pueden encargarse de subir las imágenes a las redes sociales de la empresa durante el evento. Se trata de un servicio con un coste adicional que se deberá pactar de antemano con el personal que contrates, pero que puede estar entre 100 €/h y 150€/h. Por otro lado, una cabina fotográfica puede valer cerca de 200€/h si incluye a una persona que de apoyo y conexión a internet para tener acceso inmediato a las imágenes.  

Horario y día del evento

Si bien la mayor parte de los fotógrafos y fotógrafas de eventos tienen la costumbre de trabajar por las noches y, particularmente, durante los fines de semana, puede que cobren una tarifa extra en determinadas fechas y horarios. La noche de Año Nuevo, por ejemplo, suele ser una de las más solicitadas y, por lo tanto, mejor cotizadas para los servicios de fotografía. Lo mismo ocurre en algunos festivos y en los sábados de los meses de julio a septiembre, que es cuando se celebran la mayor cantidad de bodas. Por ello, puede que resulte más económico contratar un servicio de fotografía en un día y horario poco solicitados, como un día de semana al mediodía, aunque esto solo suele ser posible para cierto tipo de acontecimientos, como eventos corporativos o actos inaugurales.

Ubicación del evento

Los costes de desplazamiento a la localización donde va a realizarse el evento pueden estar o no incluidos en el presupuesto. Lo usual es que estén incluidos si se trata de un sitio que se encuentra dentro de la ciudad o localidad donde habita el fotógrafo o fotógrafa, pero que se cobren aparte si el evento tiene lugar en una ubicación apartada o a una distancia muy grande. Esto ocurre porque no solamente se trata del desplazamiento de la persona, sino también del equipamiento, que debe trasladarse con cuidado y generalmente en un taxi o coche particular.

En algunos casos, ocurre que los eventos se desarrollan en más de una ubicación. Si una de las localizaciones se encuentra a gran distancia de la otra y se realiza, por ejemplo, la inauguración de una galería en un extremo de la ciudad y, posteriormente, un cocktail en el otro extremo, es probable que los costes de este desplazamiento sean incluidos en el presupuesto, o que aumente el precio por hora para cubrir el gasto extra.

Del mismo modo, las tarifas de contratación también pueden variar según el coste de vida de la ciudad o región en que se realiza el evento. Los servicios de fotografía en Barcelona, San Sebastián o Madrid, por ejemplo, probablemente sean más costosos que en otras ciudades con costes de vida más bajos o en localidades más pequeñas.

Beneficios

Contratar un servicio de fotografía profesional para tu evento tiene dos grandes beneficios. El primero tiene que ver con las ventajas de dejar el trabajo de fotografía en manos de profesionales, personas que saben cómo captar los momentos más importantes y desde los mejores ángulos, y que tienen el conocimiento para resolver una situación de iluminación difícil. Todo ello, sumado al equipamiento profesional y al trabajo de posproducción posterior, hará que las fotografías finales sean de una calidad muy superior a cualquier fotografía casera.

El segundo beneficio, y quizás el más importante, es que los invitados e invitadas que participan del evento no tendrán que estar pendientes de registrar los acontecimientos. Todas las personas podrán relajarse y disfrutar de la fiesta, aniversario o inauguración, sin la preocupación de tomar fotografías y sabiendo que contarán con un registro profesional de esos momentos.

¿Buscas fotografía de eventos para tu próximo proyecto?
Ahora que tienes una idea de los precios, ¡vamos a encontrar profesionales cerca de ti!

¿Cómo sabemos estos precios?
Todos los años, miles de personas buscan profesionales en Zaask para sus proyectos. Monitorizamos los presupuestos de los profesionales y compartimos esa información contigo.
25k Proyectos mensuales
+400k Presupuestos presentados
15k Profesionales que han dado presupuestos